Índice del foro de jesulink.com
Volver a jesulink.com

Publicar Nuevo Topic Responder al Topic
Qué tal te parece?
 
Me gusta: 80%
No me gusta: 0%
No está mal: 0%
Deja la farmacopea festiva y dedícate a otra cosa: 0%
No me entero de nada!!!!: 20%
Total de votos : 5
 
» Sinopsis de Pathos, mi nueva novela
Autor Mensaje
Vlad1476 Mensaje Dom Feb 16, 2014 1:47 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
ANBU-Lancia
ANBU-Lancia

spain.gif
Desde: 10 Dic 2009
Mensajes: 788

Edad: 38
73.0
Título del mensaje: Sinopsis de Pathos, mi nueva novela
Muy buenas, aunque tengo ya bastante avanzada una novela gráfica que estoy haciendo con un artista de Tenerife llevaba tiempo queriendo escribir una novela al uso, y decidí darle forma a una idea que ya me rondaba la cabeza. Lo que se ve a continuación es el principio de la sinopsis de lo que sería el primer volumen. El resumen completo tiene una extensión de 30 páginas, por lo que no lo voy a colgar aquí entero. Dejo una parte, y agradezco críticas.
Tened en cuenta por favor que es un resumen, un batiburrillo de ideas que no están desarrolladas literariamente, más que nada un diario para que no se me olvide lo que se me va ocurriendo.
Gracias

Mi nombre es Cytherea. Tengo 17 años y soy lo que llaman una conmiseradora. Los de mi condición tenemos la capacidad de absorber el dolor ajeno y sufrirlo nosotros mismos, a veces por voluntad propia, otras por empatía. Dicen que no somos diferentes del resto de personas, miles de los nuestros han sido analizados y somos seres completamente humanos, lo único que nos diferencia es la intensidad de las ondas cerebrales; la nuestra está muy por encima de la media humana. Sin embargo no nacemos así. Este cambio, este renacimiento, se produce tras sufrir una experiencia traumática relacionada con un intenso dolor, tanto físico como emocional. Es curioso que el dolor emocional sea uno de los desencadenantes principales, cuando nuestro poder puede únicamente aliviar el dolor físico, no las penas del alma.
En mi caso en particular, desperté a los 5 años tras sufrir un accidente de tráfico en el que murieron mis padres y mi hermano mayor Misha. El dolor que sufría era tan intenso que mi sistema nervioso se colapsó y estuve en coma durante meses. Hasta que llegaron ellos.
La Corporación Analgesia.
Analgesia se fundó tras la Segunda Guerra Mundial, en 1945, y recuperó no pocos conmiseradores de los campos de concentración nazis. No es de extrañar que el sufrimiento provocado por la guerra y las atrocidades a las que fueron sometidas millones de personas despertaran esta facultad en tantísima gente al mismo tiempo. Y allí estaba él, Kaspar Essen, primer gran conmiserador conocido y fundador de la Corporación Analgesia. Kaspar trabajó en un principio junto con muchos de los supervivientes conmiseradores aliviando el dolor de las víctimas del Holocausto al que en parte él había contribuido durante sus años como capitán de las SS, pero al darse cuenta de que no podía hacer nada por las heridas de su espíritu fue perdiendo poco a poco el interés, sumiéndose en una depresión de la que nunca más saldría ya.
Sería su mujer, Chiara Fatorelli, quien recogería el testigo. Mientras Essen cumplía con su servicio militar en las SS en 1942 ella se negó a permanecer junto a él y cuando aún se podía salir de Alemania sin necesidad de visado abandonó tierras teutonas para huir a Japón. Poco podía sospechar en aquel momento que el destino que había elegido sería fatídico tres años después. Hiroshima.
Pocos acontecimientos en la breve historia que se conoce de los que son como yo han despertado a tantos conmiseradores como aquel trágico día de agosto. Todo aquel que tenía la predisposición genética para despertar como uno de los nuestros respondió ante el alarido de dolor, el grito de la nación nipona que al unísono cayó de rodillas a suelo implorando a sus antepasados y encomendándoles el alma de sus seres queridos. Como no, allí fue donde ella despertó.
Bettina von Essen.
La hija de Kaspar y Chiara había viajado con ella hasta Hiroshima y al igual que su padre poseía el don. Estando en el epicentro de la catástrofe su despertar fue tan atroz que permaneció muda por el espacio de cinco años. Al cabo de este tiempo Chiara reapareció con su hija en Alemania, en aquella época Kaspar ya estaba derrumbado tras los juicios de Nuremberg y sus acólitos gestionaban Analgesia. Chiara reclamó su capitanía como madre de la única heredera de Kaspar Essen y desde entonces dirigió todos los pasos de la Corporación hasta su fallecimiento en los años 70.
Fue entonces donde comenzó el verdadero viaje de Analgesia. Una Bettina de 30 años se puso al frente y comenzó su lucha comercial. Le movía el interés económico y quería llevar sus facultades mucho más allá del interés filantrópico que había movido a su padre.
Ya en los 80 cotizaban en bolsa y prestaban su servicio a las personas más influyentes del mundo. Cuando te mueres de cáncer de páncreas y no quieres sufrir dolor alguno no tienes por qué hacerlo si puedes arreglarlo con dinero. Presidentes, cineastas, deportistas de élite, todos los importantes pero no suficientemente enteros para soportar el dolor solicitaban sus servicios. Y allí estaba ella. Viajaba constantemente y todos se preguntaban como aquella mujer era capaz de absorber tanto dolor al mismo tiempo.
Porque el dolor que absorbemos no se esfuma, lo sufrimos nosotros.
Cuando tenía 9 años, lo que más me aterrorizaba de mis capacidades no era el mero sufrimiento, era el constante pensamiento de que una niña no tendría que estar sufriendo al dolor de un general de la marina de 90 años para que éste muriera en paz. Me parecía ofensivo contra la vida misma.
Pero volvamos a Bettina. Nunca se casó, ni tuvo hijos, se dedicó en cuerpo y alma a Analgesia: estableció una red de comunicación mundial para encontrar a todos los de nuestra clase, los acogió a todos, los crio, educó y usó a su antojo. Los que somos como yo pertenecemos a Analgesia. Fue su rostro el que vi el día que mi familia murió justo antes de caer en coma. Es lo más cercano que tengo a una madre, la gente la odia, la temen, y huyen de su presencia si pueden evitarlo, pero yo la quiero, y la he traicionado.
Halia. No podría haber habido otra razón.
La pequeña Halia entró en mi vida cuando yo contaba 10 años. Ya había pasado las primeras fases depresivas que genera el trabajo de la conmiseración, aceptaba mi condición y me sentía útil, sentía que libraba al mundo de parte de su dolor. Y entonces mi nueva madre apareció con un bebé recién nacido entre sus brazos y me lo cedió.
-Cytherea, esta es Halia. Necesita una hermana que la cuide, que vele por ella. ¿Tú querrías?
-¡Madre! ¡Qué ilusión, una hermanita!- juré cuidarla y protegerla con mi propia vida.
-Tienes que ser consciente de lo importante que será Halia en un futuro para todos nosotros. Ella no es como tú ni como yo- yo la miraba con expectación, pero no sabía a qué podía referirse- ella es la primera nacida. Nació con el don.
Ante mi sorpresa Bettina me explicó que la madre de Halia había muerto al nacer, y que a pesar de lo doloroso del parto no se había quejado ni una sola vez, y que incluso en el momento de su muerte tenía una sonrisa en el rostro. Halia, sin embargo, lloraba como nunca antes habían oído en la unidad de maternidad, berreaba, gritaba, a un volumen muy por encima del de un recién nacido. Halia había nacido con el poder de la conmiseración.
Durante años la crie, la alimenté y la consolé. Nunca tuvo fiebre, nunca estuvo enferma ni se lesionó, pero aun así Bettina insistía en que no saliera de la misma habitación. Una noche, apenada, cuando ella contaba 4 años, decidí que a hurtadillas la sacaría. Conforme cruzamos el umbral Halia empezó a retorcerse de dolor, cayó al suelo y por poco sufrió un ataque al corazón. El personal de seguridad nos encontró y fue trasladada al servicio de urgencias. Cuando estuvo fuera de peligro Bettina me visitó y me gané una buena bronca, así como seis meses de castigo sin ver a Halia.
A lo largo de todo ese tiempo pude discernir lo que había ocurrido aquella noche, y me aterró mi conclusión. Con razón Bettina había dicho que Halia era importante.
Ella podía absorber con su empatía el dolor de toda la humanidad.
De no permanecer en su celda seguramente sufriría un colapso, y si hubiera nacido 70 años antes el dolor de la guerra la habría desgarrado.
Hoy en día la Analgesia es un servicio ofertado en todo el mundo y con sedes en las principales capitales. Cualquier país que no se considere tercermundista tiene en la cabecera de cada cama de cada hospital un lector de código de barras que sirve para efectuar el pago. Todos estamos marcados con uno, y también recibimos remuneración por nuestra labor, aunque como soy menor aún no tengo acceso a ese dinero, lo gestiona Bettina.
Y entonces, cuando más confusa estaba, apareció él.


Aquí va la continuación

Fue durante una visita regular a Bucarest. Un mafioso dedicado a la trata de blancas había pagado por nuestros servicios y en aquel momento yo era el activo más cercano, así que nos trasladamos hasta allí en un avión privado de Analgesia. Siegfried me acompañaba.
Siegfried.
Siempre había sido como un hermano para mí, era cinco años mayor y siempre había velado por mí como yo hacía con Halia. En el dominio nazi habría sido considerado como un ejemplar espectacular de la raza aria. Su sangre teutona se remontaba a los linajes de Odín y Thor, según había oído murmurar por los vestuarios de las chicas, y su físico, para chicas de 15 años, bien podría haber pasado por el de un Dios. Atlético y musculoso, rudo en el combate, grácil en el baile, Siegfried era un inmejorable exponente de su raza. Sin embargo, la sangre judía que corría por sus venas le confería un atractivo fuera de los cánones nazis. A pesar de su pelo rubio sus ojos eran negros, como perfilados con khol, y la nariz aguileña le daba un aire misterioso y soñador al mismo tiempo. Supongo que todas las adolescentes de Analgesia estaban enamoradas de él, llamaba la atención por encima de todos los demás chicos; todas menos yo. Para mí era mi compañero, mi hermano, y nunca hubiera pensado en él de ese modo.
Hasta que cumples 15 años.
Hacía bastante tiempo ya Siegfried se me había declarado abiertamente. Bettina siempre había dado por sentado que juntos daríamos a luz a una nueva casta de conmiseradores. Será por eso por lo que nunca me atrajo especialmente, por el poco misterio que podía ofrecerme una relación con él. Sin embargo en aquel viaje, la primera vez que viajábamos los dos solos, se me mostró como una persona muy diferente. Se comportaba como un hombre maduro y enérgico, seguro de sí mismo a cada paso, muy lejos del chico melancólico y distante que rehuía mi rechazo. Yo me dejaba arrastrar de su mano, por su fuerza, a través de controles de aduanas, puertas de embarque, taxis rumanos. Era seguro y certero, con razón era tan valorado como agente de campo en estas misiones “no oficiales”. Pero lo que ambos más valorábamos del otro era nuestra agudeza, por eso cuando llegamos a la entrada de la finca del mafioso con nuestro coche de alquiler nos miramos mutuamente con cara de preocupación cuando vimos el vehículo aparcado a la entrada.
Un Rolls Royce negro.
En nuestra profesión, si vas a absorber el dolor de un ser que no lo merece y que además está buscado por la justicia, si te encuentras ese maldito coche a la entrada significa que vas a perder el trabajo.
A pesar de que Analgesia a veces transgrede las leyes por sumas exorbitadas de dinero para ocuparse de seres deleznables que pueden pagar, más deleznables son ellos. Nosotros somos legales, por así decirlo, ellos actúan en la sombra.
Numen.
Nosotros no somos los únicos que podemos aplacar el dolor ajeno. Durante los años 70 se realizaron múltiples experimentos que mostraban una clara diferencia entre unos conmiseradores y otros. Mientras los que somos como yo absorbemos el dolor y lo sufrimos como nuestro, ellos lo anulan. No sienten, no padecen, son prácticamente unos sociópatas a todos los niveles. Durante los experimentos no les apenaba nada, no les dolía nada ni nadie a su alrededor, lo que los científicos de Analgesia determinaron como Empatía Cero.
Esa fue la única vez que Kaspar Essen salió de su refugio para imponerse a su hija Bettina. Se había recluido en un monasterio en los Pirineos durante los últimos 25 años, pero una visión de San Jorge le había instado a acudir para expulsar a los impuros de su “Obra”. Bettina se negó aun a sabiendas de que era su verdadero padre quien le hablaba, no podían negar su parecido, según ella misma me contó. Kaspar parecía tener muy buenos contactos legales y mucho dinero para haber pasado los últimos cinco lustros durmiendo en un sucio jubón sobre el suelo, y en cuestión de semanas le arrebató el liderazgo. Durante los tres días que duró al cargo hasta abdicar en su hija Kaspar se preocupó únicamente de blindar una ley que regiría para siempre el criterio de Analgesia: los conmiseradores que presentaran Empatía Cero serían expulsados, sin importar edad, procedencia o raza. Al igual que había hecho 40 años antes, marginó a unos y abrazó a otros sólo por su condición como si fueran sangre sucia y sangre limpia, y asentó los pilares de una nueva guerra.
Cuán absurda había sido hasta entonces su penitencia, y cuán absurda sería de ahora en adelante.
Un día antes de retirarse recibió una visita sin cita previa, pero siendo quien era no le lo podía negar. Aunque todos le conocían como McCloud, su verdadera identidad era la del Mayor Phantom S. Corrigan de la marina inglesa. Phantom había salvado a Kaspar de un fusilamiento y casi le cotó la vida, pero el ejército inglés era algo más comprensivo que el nazi. Algo.
Lo salvó de la ejecución de un pelotón que él mismo había ordenado, porque sentía los alaridos de la empatía del capitán de la SS que se encontraba junto al paredón; estaba absorbiendo el miedo el miedo de su tropa, su sufrimiento. Por poco le pegan un tiro pero le salvó.
Desgraciadamente esa fue la única vez que Kaspar Essen pudo asimilar no sólo el físico, sino también el dolor emocional. Tal vez por eso se volvió loco y se refugió, porque no pudo volverlo a lograr. Hasta el día de hoy ningún conmiserador ha sido capaz. A raíz de ese episodio Kaspar, que ya llevaba años en desacuerdo con la política de los nazis y las carnicerías que cometían, entabló una gran amistad con su salvador. Juntos soñaron Analgesia, soñaron que podrían ayudar a una Europa desgarrada por la guerra.
Fue un duro golpe para Phantom ver como Kaspar sucumbía a la desesperación de no poder enmendar todo aquello que había desgarrado. A su marcha abandonó la vicepresidencia de la Corporación y se dedicó a dirigir el laboratorio científico. Allí se analizaba, clasificaba y se realizaban cultivos con nuestra sangre, nuestras células e incluso experimentos con órganos de conmiseradores que habían muerto (sí, claro que podemos morir!). Fue él quien, muy a su pesar, diseñó La Criba.
La Criba es un análisis rutinario al que todos los conmiseradores nos sometemos en el momento de entrar en Analgesia. Si no la superas eres expulsado para siempre y no eres considerado un conmiserador, sino un anulador.
Fue justo en los años 70 cuando Phantom dio con la fórmula por error, pero le pereció una curiosidad científica interesante, así que se la presentó a Bettina con el fin de tener un espectro de datos más amplio que cotejar. El día que se dirigía al despacho de la presidenta con el primer informe una figura harapienta interpuso su brazo ante él, le dio la espalda y entró furioso en el despacho de Bettina. Al cabo de una hora seguía esperando, y no había oído ni un solo grito. Cuando la puerta se abrió Kaspar Essen salió con los harapos en la mano, vistiendo un elegante traje italiano y con el semblante adusto. Le miró y le dijo- Buenos días Phantom- como si lo hubiera dicho cada uno de los días de los últimos 25 años.
Y se marchó.
La indignación de Phantom se tornó incredulidad cuando al par de semanas de verlo Kaspar era de nuevo el Gran Jefe. Esa incredulidad se tornó en ira ciega cuando supo que el único interés que le había movido a volver a Analgesia eran sus experimentos y la intención de marginar y expulsar a los sujetos con Empatía Cero. Por eso aquella mañana estaba, sin cita previa, en la puerta del despacho que hasta hacía dos días había sido de Bettina.
Por lo que se sabe de esa conversación sí hubo gritos, y reproches, divagaciones anormales sobre la pureza de la sangre, sobre el retorno de una raza superior. Lo único que se sabe además de eso es que al salir a Phantom de faltaban tres dedos de la mano izquierda y uno de la derecha, que reposaban en la mesa de Kaspar. Mientras salía del despacho sonreía y su antiguo amigo, ileso, se retorcía de dolor en su silla a causa de su empatía.


Meto otra parte y añado una encuesta (no sé por qué antes no se me había ocurrido Razz ) y ya no sus canso más XDDDDDDD

Phantom abandonó Analgesia para siempre aun a pesar de las constantes peticiones de Bettina. Decidió hacer algo con la fortuna que el alivio del sufrimiento ajeno le había aportado. De regreso a su Inglaterra natal, decidió que era la base de operaciones perfecta para vigilar de cerca a un nazi como Essen. De algún modo, Kaspar seguía en la sombra los pasos de su creación, y sus ideas corrompían todo aquellos por lo que habían luchado los últimos 30 años. Y creó su propia corporación de conmiseradores, aunque dadas las circunstancias, los rebautizó como anuladores.
Numen.
La palabra de Kaspar Essen se enseña desde la más tierna infancia en Analgesia. Así lo dispuso su ley tras su segunda venida y así lo dispone Bettina, nadie sabe si por miedo o por verdadera convicción:

El dolor que fluye por en el mundo es una corriente que no se puede anular, es necesario para su funcionamiento. Nosotros aplacamos el dolor del mundo, lo sufrimos, somos los mártires del sufrimiento ajeno, y estamos orgullosos de ello. Los que anulan el dolor y no lo sufren lo transmiten a otra gente, el dolor no se puede eliminar, y así contribuyen al dolor de este mundo.

Repitiéndolo cada día de tu vida, uno tras otro.
El caso es que Phantom tomó ejemplo en parte de Bettina y al igual que ella dedicó su fortuna a encontrar, acoger, y educar como sus hijos a todo anulador que encontrara. Con este fin y para no propiciar malas relaciones desarrolló el test de viaje que permite con una simple gota de sangre distinguir a un conmiserador de un anulador. De ese modo acabó con las disputas entre las brigadas de reconocimiento y recogida.
Durante años Numen y Analgesia se disputaron el liderazgo de la supresión del dolor. Ambas ofertaban lo mismo a ojos del comprador, y al ser mucho más reducido el grupo de integrantes de Numen y más baratos los gastos de infraestructura, manutención y demás, Numen se labró una buena cartera de clientes. Durante la Guerra fría, mientras sus competidores se dedicaban a calmar el dolor de la Unión Soviética, Numen cruzó el Atlántico mucho antes de que Bettina comenzara a asistir a jugadores de la NFL. Estuvieron de parte del bando ganador, pero un golpe de mala suerte les sacudió por casualidades del destino.
En oposición al recto y cuasi religioso dogma impuesto en Analgesia, Phantom decidió oponerse a ellos incluso en su lema, y añadió a Numen el sobrenombre de El Sendero de la Mano Izquierda. Fue en este momento en el que, alrededor de los años 80, recibió la visita de un personaje que cambiaría en significado de su obra. Aun si no se hubiera presentado con antelación, le habría reconocido, a sus 76 años tenía buena memoria, y leía todo lo que caía en sus arrugadas manos, desde la prensa hasta la programación televisiva que nunca veía.
El hombre que tenía ante sí respondía al nombre de Michael Aquino. Había sido un fantasma durante su estancia en el servicio de inteligencia de los Estados Unidos durante más de 10 años, pero había saltado a la palestra hacía un par por ser el brazo derecho de Anton Svandor LaVey, fundador de la Church of Satan.
LaVey había hecho un gran número de acólitos aprovechando el boom hippie de la libertad sexual, y había convertido sus templos en lupanares donde la droga y las orgías eran los principales protagonistas, más que Satán. Aquino, creyendo poder sacar algún beneficio se unió al Papa Negro, pero éste no veía más de allá de su culto. Él sin embargo veía muchas posibilidades en la libertad sexual y la droga: trata de blancas, blanqueo de dinero, tráfico ilícito…todo encubierto por el fanatismo oscuro y exacerbado del esnobismo de la América ocultista.
Cuando LaVey se negó y le expulsó a latigazos de su iglesia, Aquino dedicó su determinación y su ira a elaborar un plan. Tras meses madurando su idea lo concibió:
El Templo de Set
Recuperó unos cuantos de antiguas orgías de sus tiempos en la Church of Satan, pero no eran ni como mucho suficientes. Entonces reparó en las nuevas corrientes de pensamiento que venían del Sur, los WASP se volvían a imponer y los nietos de los que habían apaleado y quemado negros en la cruz estaban ansiosos por volver a hacerlo. Entonces les dio una nueva cruz, una cruz gamada, y bajo el símbolo de Thyr levantó su templo, satánico, nazi. Era mucho mejor que el de LaVey. El Papa Negro tenía a un atajo de mugrientos colocados incapaces de hacer otra cosa que follar o ser follados, él tenía un ejército de blancos homicidas resentidos con la sociedad, generalmente paletos en incultos, que sólo necesitaban un Dios que venerar. Set. A Él.
Phantom apenas pudo reprimir su asco al estrechar la mano de Aquino. Era pequeña, blanduzca, y habría jurado que era viscosa, mientras le miraba con sonrisa de reptil.
No hay constancia de su conversación, únicamente de la forma airada en la que Aquino fue expulsado. El fundador de Numen estaba realmente ofendido, la rabia le comprimía el pecho,
¿Cómo había elegido tal nombre?
Había atraído el interés de ese hombre horrible, y sabía que no era lo suficientemente joven y fuerte para soportar esa lucha. Incluso el mismo LaVey habría sido más fácil de enfrentar. Sin embargo Aquino…
Sus ojos traían un mensaje de muerte.
Y así fue, como 13 horas después de la reunión entre ambos, Phantom S. Corrigan falleció de un ataque al corazón en su dormitorio del Edificio Alfa del Complejo Numen.
Nadie lo sintió. Empatía Cero. Supongo que como un ser humano normal, a veces lo sentirán y otras no, no lo sé. A las 10:58 del día siguiente el personal de seguridad forzó la entrada de su habitación y lo encontró en su cama, con el rostro deformado por un dolor intenso. Diagnóstico: muerte natural.
Al no tener ningún heredero la dirección de Numen pasó al Consejo de Administración.
Uno de sus miembros era Michael Aquino.


Pongo un poco más a ver qué tal, hacía tiempo que no lo releía y esta parte se pone más interesante. Gracias a los que lean y a los que comenten. Feliz

La carpeta de clientes de Numen cambió al tiempo que crecía: narcotraficantes, terroristas, criminales de guerra…fueron a los que se les ocurrió la idea, hasta que fue abolida por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, de que un anulador acompañara al condenado a la silla eléctrica si podía pagarla, y suprimiera todo su dolor. Tal experiencia hubiera sido atroz para un conmiserador, tan atroz como lo que sufrieron nuestros antepasados en los campos de concentración.
Y fue Bettina la que al cruzar el océano sacó toda su munición y hundió a Numen en cuestión de 10 años. Hasta entonces básicamente Analgesia había operado en Europa aunque ella tenía suficientes clientes y contactos en los USA para establecer una sede.
Pero lo que hizo fue más allá. Aprovechando el puritanismo americano y “la palabra” de su padre Kaspar, Bettina inició una campaña político-religiosa contra Numen. Aseguraba que sus chiquillos eran mártires que sufrían por el mundo (cuando lo más que hacíamos era aliviar a deportistas o viejos decrépitos) y que el dolor que la gente sufría lo sufríamos nosotros. Hasta ahí era verdad. Luego comenzó a afirmar que Numen jugaba con el dolor de la humanidad, que lo sacaba de unos para meterlo en otros como espíritus malignos, que eran un brazo de la organización satánica El Templo de Set.
Y ése fue el golpe de gracia. Desde aquel entonces todos los seguros médicos de los USA firmaron con Analgesia, y años después estábamos presentes en todo el mundo civilizado. Hoy día casi somos un servicio público, para el que pueda pagarlo. Numen, al contrario, a pesar de ser una sociedad privada autorizada, están rodeados por un oscuro velo con demasiados despuntes: Aquino, Set, Phantom…
Hasta dónde llega la verdad y la mentira al menos yo sé lo que me han enseñado. Si te los topas, no son enemigos, pero tampoco amigos. Cuidado. Tú eres empática, ellos no. Eso significa que si uno de ellos muy decidido, o enfermo, puede rajarse la tripa, o morderse la lengua, puede neutralizarte con el dolor a través de tu empatía si no la controlas. No les importa el dolor del mundo, sólo su propio interés.
Todo esto lo supe mucho después de aquel día. Entonces sólo sabía que aquel coche en la puerta no era nada bueno.
Tras mirarnos un segundo y cerciorar que ambos sospechábamos lo mismo, Siegfried volvió a fijar la vista en el camino y aparcó junto al Rolls Royce negro. Al salir nos recibió uno de los secuaces del tratador de blancas, ruso creo, algo nervioso. Dudaba si dejarnos entrar y miraba nervioso al hombre que flanqueaba el umbral.
No había duda de que era uno de ellos, un anulador. Además del Rolls Royce y el gesto de enterrador que siempre les acompaña, hay otro rastro inconfundible: visten un traje completamente negro, acompañado de zapatos y sombrero del mismo color; y llevan una banda blanca en su antebrazo izquierdo.
Nunca te impiden el paso, son adustos pero no pierden la cortesía. Dudaba si entrar o no cuando unos gritos encharcados en sangre apelaron desde el interior:
-¡Entrad! ¡Para eso os he pagado!
Cruzamos el umbral, Siegfried a la cabeza, hasta llegar a la habitación. El hedor antecedía lo que íbamos a contemplar.
La podredumbre inflamaba en ambiente, el viejo escupía coágulos de sangre mientras nos instaba a mí a la extraña figura que tenía a su lado a que le quitáramos el dolor. Apenas reparé en él hasta que se descubrió de la gabardina y el sombrero.

Y ahí estaba él.
Giró la cabeza y sus ojos verdes me atravesaron. Eran fieros, seguros, pero el dolor que emanaban fue lo que conmovió mi alma. Casi podría jurar que sentía su dolor interior. El viejo comenzó a jurar de nuevo y entonces él se acercó más a la luz y habló:
-Signore, debe usted de tranquilizarse, estamos aquí para librarle de su dolor.
Era todo lo opuesto a Siegfried. Más pequeño y más musculoso, quizá un par de años menor, la piel morena, y un pelo largo y rizado recogido en una cola, como un samurái. Su atractivo era animal, magnético. Mientras que mi pretendiente y acompañante era la personificación de la calma, el empaque y la eficiencia alemanas, el chico que tenía ante mí era un torrente que me atravesaba con su sola presencia, que me arrastraba sin yo quererlo. Y a pesar de todo sentía como se contenía para no mirarme, para no atraerme.
Siegfried avanzó de una zancada hasta el centro de la habitación impeliendo al mafioso y al chico con acento italiano, pero antes de que el torrente de acusaciones que profería tuviese sentido el chico habló de nuevo:
-Cavaliere, si no deduzco mal usted es el negociador, y la dama el conmiserador- me miró con seriedad pero juraría que con cierto aire cómplice- Nuestro negociador, el Señor Yoshitara, estará encantado de dirimir las competencias legales con usted, ahora si nos disculpa…hemos de ceñirnos al tratado.
El Tratado de no Invasión había sido redactado décadas antes, ya nadie hacía alusión a él, pero la contundencia de la afirmación del misterioso joven y la inexperiencia burocrática de Siegfried acabaron por dictarle que lo más razonable era salir y negociar. Me lanzó una mirada de preocupación a la que yo respondí quitándole importancia y se marchó mirando al anulador furiosamente. Cuando hubo salido el chico misterioso se acercó a la puerta para cerciorar que estaba cerrada y suspiró aliviado.
-¡Menos mal! Creía que nunca se iría…
-¿Perdona?-respondí
Los siguientes 30 minutos fueron los más reveladores de mi corta vida.




Ultima edición por Vlad1476 el Mie Abr 16, 2014 11:07 pm; editado 3 veces



CHIKARA!


Dreigongx Mensaje Sab Mar 08, 2014 6:30 am
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

mexico.gif
Desde: 24 Abr 2009
Mensajes: 94
Sexo: Sexo:Masculino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
Mmmm espero poder verlo Very Happy




Entra yo se que quieres!
http://thedreigon.deviantart.com/

Busco guionista para one-shot Very Happy
Vlad1476 Mensaje Sab Mar 08, 2014 3:26 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
ANBU-Lancia
ANBU-Lancia

spain.gif
Desde: 10 Dic 2009
Mensajes: 788

Edad: 38
73.0
Título del mensaje:
Agradezco tu comentario (eso significa que te has leído todo el tostón Very Happy )
Igual cuelgo más, aunque parece que hasta ahora no esta teniendo mucho éxito Lolazo




CHIKARA!


Dreigongx Mensaje Sab Mar 08, 2014 5:41 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

mexico.gif
Desde: 24 Abr 2009
Mensajes: 94
Sexo: Sexo:Masculino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
La verdad a mi me parecio genial y no, no es una lectura ligera obviamente xD (por mas corta que sea) pero tiene unas partes muy geniales por ejemplo como describiste el acontecimiento de Hiroshima (yo me quede O.o)

Solo me quede con la duda de que la vida sigue apestando con segunda guerra mundial o sin ella.

Pero de ahi en mas genial.




Entra yo se que quieres!
http://thedreigon.deviantart.com/

Busco guionista para one-shot Very Happy
Vlad1476 Mensaje Sab Mar 08, 2014 7:47 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
ANBU-Lancia
ANBU-Lancia

spain.gif
Desde: 10 Dic 2009
Mensajes: 788

Edad: 38
73.0
Título del mensaje:
Bueno pues me he animado y he colgado la continuación en el post inicial a ver qué tal ("Él" aún no sale ) Razz




CHIKARA!


alejandro123 Mensaje Mar Abr 01, 2014 8:01 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

venezuela.gif
Desde: 03 Nov 2013
Mensajes: 138

Edad: 19
0
Título del mensaje:
la historia es muy buena y entretenida, pro solo he leído la primera parte cuando ten tenga tiempo leo las otras dos.
y en serio las novelas gráficas tienen que tener las sinopsis tan largas





stuborn_girl Mensaje Mie Abr 16, 2014 2:08 am
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Número de ICQ Responder citando
Mega Ninja
Mega Ninja

columbia.gif
Desde: 03 Dic 2012
Mensajes: 1548

Edad: 20
5.0
Título del mensaje:
Vlad, te felicito. Esta es una historia muy buena, entretenida, bien pensada y escrita. Espero con ansia saber mas de la historia, y poder leerla como novela gráfica.


Vlad1476 Mensaje Mie Abr 16, 2014 11:10 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
ANBU-Lancia
ANBU-Lancia

spain.gif
Desde: 10 Dic 2009
Mensajes: 788

Edad: 38
73.0
Título del mensaje:
» stuborn_girl escribió:
Vlad, te felicito. Esta es una historia muy buena, entretenida, bien pensada y escrita. Espero con ansia saber mas de la historia, y poder leerla como novela gráfica.

Muchas gracias! He colgado la continuación en el post inicial, espero que os guste.
P.D. La novela gráfica ya está escrita e ilustrándose, éste es el resumen de una normal, en plan tocho XD




CHIKARA!


Publicar Nuevo Topic Responder al Topic 
Mostrar mensajes anteriores:   
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas