Índice del foro de jesulink.com
Volver a jesulink.com

Publicar Nuevo Topic Responder al Topic
¿Quereis que siga el fan-fic?
 
Si, porque no. Esta interesante: 40%
Para nada. Es horrible.: 9%
Claro, me has dejado con la intriga ¬¬: 50%
Total de votos : 32
 
» (5 Elementos)El cambio de las cosas
Autor Mensaje
Sekai_Nakamura Mensaje Lun Oct 31, 2011 4:16 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

spain.gif
Desde: 15 Feb 2011
Mensajes: 250
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 21
0
Título del mensaje: (5 Elementos)El cambio de las cosas
Bueno había pensado de hacer un fan-fic de 5 elementos y el viernes en clase lo escribí. Me gusto como me quedó el primer capítulo, así que lo quería poner. Lo seguiré cuando pueda xD

Capítulo 1: Un día normal

Hoy se suponía que iba a ser un día normal. Entonces, ¿porque ha acabado así? ¿Porque estamos los 5 agonizando y desangrándonos en esta basta pradera verde y cada vez más roja? Bueno, creo que debería empezar la historia por el principio.
Era un día normal, los pájaros cantaban, como todas las mañanas. Me levante gracias al ruido que hacían unos pollitos que tienen el nido en mi tejado (ojala vuelen ya y me dejen en paz). Desaliñado, me acerqué a mi armario, de donde cogí la ropa que me puse y luego, pareciendo un maldito zombie, llegue al lavabo donde me lave la cara y me peine. Llegue al comedor, no vi a mi hermana por ningún sitio. Era lógico, estaría en la universidad. Entonces repare en un pequeño detalle: mi hermana era la que me despertaba todas las mañanas. Con una velocidad increíble en mi, busqué un reloj por toda la casa (lo encontré al cabo de 5 minutos). Miré la hora, levanté la vista, reí tontamente y salí corriendo de casa a una velocidad astronómica maldiciendo internamente a mi hermana. ¡Faltaban 2 minutos para que empezaran las clases! Corría por las calles poco transitadas de pueblo Beluga esquivando de vez en cuando alguna vieja que me gritaba “maleducado”. Por suerte para mi, parece que Lluvia también iba tarde. La vi corriendo unos metros delante mío moviendo su larga melena al compás de su agitados pasos. Le estaba gritando a Nizo y a Tarántula (supuse que iban tarde por su culpa). También estaba Sokar, lo que me hizo venir una idea a la cabeza.
-¡Lluvia, Sokar!-grite desde la lejanía, cosa que hizo que ellos se giraran. Sokar se paró, pero Lluvia siguió corriendo sin moverse del sitio. A Nizo y Tarántula ya no se les distinguía, pues estaban ya bastante lejos.
-Yo llego por culpa de Nizo, ¿cual es tu escusa Mat?-me dijo Lluvia levantando una ceja y con tono guasón.
-Rube...-dije mientras me paraba y tomaba aliento. Ya he dicho que correr no es lo mío- no me ha despertado cuando se ha ido a la universidad...
-Pues hay que moverse ya, que como lleguemos tarde Dino nos castigara. O Leo, que es peor-dijo ella poniéndose a correr. Yo la pare cogiéndola del hombro.
*Mode filosófico on* -Al que llega tarde, patada en los cojones-dijo Sokar asintiendo mientras Lluvia y yo rodamos los ojos.
-Oye Lluvia, en vez de correr piensa-dije frunciendo la frente- ves a lo lejos, se vislumbra la escuela-dije cruzándome de brazos, para que ella adivinara a lo que me refería.
-Ya, ¿y?-dijo ella, supongo que intentando descifrar lo que estaba pensando. Calló y luego exclamó- Claro, Sokar puede tele-transportarnos a la puerta de la escuela ya que puede verla.
-Gran contradicción, ya que no veo nada-dijo Sokar. *Mode filosófico off *
-Anda calla Sokar-le espetó Lluvia- Matarratas, cogete bien a Sokar.
Yo asentí levemente con la cabeza. Lluvia se cogió fuertemente por el lado derecho, rodeándole todos los hombros y me cogí por la parte izquierda rodeando los hombros de Sokar yo los brazos de ella. En un segundo llegamos a la puerta de la escuela. Rápido nos separamos y salimos corriendo, llegando a clases justo un segundo antes que Leonardo. Entramos silenciosamente y nos sentamos en nuestros respectivos sitios. El profesor Davín entro con la carpeta en el hombro y creo que con resaca y un poco de mala ostia. Nizo y Tarántula (obviamente llegaron tarde) razón por la cual Leo los colgó de los bordes de la pizarra durante toda la primera hora.
En la segunda hora tuvimos clase de combate. Como siempre, Dino hizo pelear a Kaji. Estaba vez le toco contra Mierdofilus. Pobre Llamamoco, ¡acabo de mierda hasta arriba! Lluvia le pidió a Dino para ir a entrenar a otro sitio, y Dino la dejo, así que Sokar, Lluvia y yo nos fuimos a entrenar en la parte opuesta del solar. Desde que empezó el módulo practico hasta estos momentos, había avanzado mucho siendo el alumno de Lluvia (y cabe decir que ella también había avanzado). Lluvia había conseguido perfeccionar el aquacut, a Sokar se le daba mucho mejor controlar su Wasdaña y yo había conseguido crear mi level 3. No se si Llamaviva y Zap habían avanzado algo (Zap seguro que no) pero más que nosotros... ¡imposible!
Luego paramos un rato a desayunar y a la tercera hora hicimos manualidades (Dino se ha encabezonado en que le construíamos un robot todo hecho de papel y que funcione). Muchos le hemos dicho que es imposible, y que ademas se tendría que hacer en clase de tecnología con el profesor Leo, pero el sigue a los suyo, así que seguramente todos suspenderemos manualidades.
En la cuarta hora hicimos matemáticas (nada importante que destacar) y después hicimos química. Es raro como nadie a preguntado que se ha hecho con Desangrador o porque ya no nos hace clase. Me da tanta rabia haber confiado en un ser tan despreciable... Química ahora esta impartida por el profesor de matemáticas, que nos ha puesto en parejas para hacer un trabajo. Por desgracia mía (o no porque me podría haber tocado alguien aún más paleto) me ha tocado con Llamaviva (que es de todo menos paleto). A la pobre Lluvia le ha tocado con Zap, el cual cada dos por tres le explotaba el experimento (no cabe decir que como Zap siga así acabara muerto antes de que acabe la semana). A Sokar creo que le ha tocado con Amor, aunque no estoy seguro (pobrecito).
Luego de la clase de Química, decidimos los 5 quedar en la puerta del colegio, para después ir al Monte Pito, en busca de alguna pista que se nos hubiera escapado. Lo se, estaba todo derruido, era un tontería ir, pero Kaji quería ir costase lo que costase y tampoco es que tuviera otra cosa que hacer. Poco sabía yo que ese mismo día íbamos a descubrir muchos secretos ocultos, no solo de la familia Llamaviva o Aquarrica, sino de mi propia familia. Y poco sabia que esa tarde podía ser mi última tarde con vida.
Ahora que estoy en el suelo, suspirando agitadamente veo como todo lo que quiero pero que nunca llegué a aceptar se esta desvaneciendo como polen en el aire. Veo a Lluvia a pocos metros donde estoy yo, boca arriba, tocándose fuertemente una herida en el estomago. Intentaré acercarme, haber si con algo de la mochila la puedo curar.


Capítulo 2. El virus ocaso

Intento girarme sobre mi mismo. Graso error. Veo como gran cantidad de sangre esta derramada sobre el pasto verde. Me aguanto las ganas de pegar un chillido. Veo como Matarratas se esta arrastrando hacia donde esta Lluvia. La pobre, es la que más mal parada a salido de todos, puesto que es la que más duramente a luchado. Eso en parte, me avergüenza. No he estado a la altura de las circunstancias. Espero que Matarratas consiga curarla. Oigo como el individuo se ríe de nosotros. Me entran unas ganas locas de levantarme y seguir luchando, pero se que si lo hago moriré. Yo soy muy racional, no soy tan lanzado como Lluvia. Aprieto los dientes fuertemente, he intento localizar a Zap con la mirada. Zap y Sokar están unos metros a mi derecha, y los dos han perdido el conocimiento. Horrorizado, vislumbro como el individuo se gira hacia donde esta Lluvia. Si ve que Matarratas va a curarla, estarán perdidos. Tragó saliva sonoramente y reuniendo el poco valor que me queda, consigo gritar:
-¡Ven hacia aquí si tienes narices cobarde!

Antes de los incidentes ya relatados, el día había sido bastante normal y, después de una hora interminable de Química en la que me pusieron con Matarratas y en la cual no tuve que hacer nada porque lo hizo todo él (aunque me tuve que preocupar de que Lluvia no matara a Zap), decidimos ir al Monte Pito. Todos me decían que no encontraríamos nada, que toda la cueva estaba derruida... Si no me hubiera obsesionado tanto con esa idea ahora no estaríamos en esta situación. Cuando aún nos faltaba bastante para llegar (hacia poco que habíamos salido de la puerta del colegio) Matarratas paro de caminar.
-¿Que pasa Matarratas?-pregunto Lluvia arrugando una ceja.
-Oye Llamaviva...-yo pegué un pequeño vote al oír que me estaba hablando a mi- he estado pensando en algo...
-Hum... dime-dije yo un tanto preocupado. El tono de su cara marcaba seriedad.
-Tu estas infectado por el virus ocaso, pero ni siquiera sabes donde te infectaste-yo asentí levemente. No sabía donde quería ir a parar- pongamos que te infectaste por culpa de un factor X...
-¿¡Y porque un factor X?! ¿¡Que sea un factor ardilla, o un factor moco?!-gritó ya os podéis imaginar quien. Yo solo oí como Lluvia murmuraba: Este chico es tonto y Sokar decía: Corto de mente, grande de ideas.
-¡¡El factor X no puede ser ni una ardilla ni un moco!!-se estreso Matarratas.
-¿Y si es una ardilla radioactiva?-pregunte yo, más que nada para seguir la gracia.
-¡Pero tu no le sigas el juego!-grito el chico poniéndose las manos en la cabeza.
-A ver Zaaap-dijo Lluvia con una paciencia demasiado rara en ella- te lo voy a decir solo una vez. Así que escucha bien retrasado mental. X substituye un valor que no sabemos, pero se podría substituir por cualquier letra.
-¡Entonces poner Z de Zap, porque soy el amo y señor del mundo!
-¿Y eso desde cuando?-pregunto Lluvia con los brazos cruzados y una ceja arqueada.
-Desde que las ranas tienen pelo-dijo Zap con una gran y boba sonrisa.
-¡Las ranas no tienen pe...!-gritaron Matarratas y Lluvia a la vez, pero al ver a una rana con un tupe tipo Elvis se callaron.
-Vale, pues imaginate que el factor es “Z”...-dijo el pequeño científico dirigiéndose hacia mi.
-¡Viva yo!-grito Zap.
-¡¡Calla!!- y empezó a perseguir a Zap. Lluvia se quedo pensativa y luego soltó:
-Creo que se a donde quieres llegar a parar Mat.
-Claro, ya va la lista que lo sabe todo sin que se lo expliquen. Pues si eres tan listísima de la muerte dilo tu guapa -dijo sarcásticamente y con un tono asqueado.
-¡A mi no me hables así gilipollas! Soy tu maldita maestra así que al suelo hacer 100 flexiones...
-¿¡Que?!-dijo Matarratas que no lo acaba de creer.
-Que te pongas a hacer las malditas flexiones o sino te doblare la cantidad- Matarratas se puso a hacerlas de inmediato- ¿y tu de que te ríes imbécil?-me dijo al ver que me estaba riendo de las desgracias del pobre Matarratas. - Bueno, según lo que yo creo, Mat intenta decir que posiblemente aparte de ti hay alguien más infectado.
-¿Y de dónde sacas eso?-pregunté incrédulo.
-A ver, antes de todo te tuviste que infectar cuando vivías en ciudad Leona. Nadie de pueblo Beluga está infectado y además Zap no se ha separado ni un minuto de ti mientras vivías aquí-dijo entre flexión y flexión Matarratas- Parece tu maldita sombra.
-Eh, no compares al pobre Sokar con el cabeza hueca de Zap-dijo Lluvia con una mueca de desagrado.
-A palabras necias oídos sordos-soltó a Sokar. Nadie entendió que quiso decir porque, la verdad, no venia al caso.
-Que alivio...-dije sarcásticamente refiriéndome al comentario de Matarratas, no al insulto de Zap.
-Por favor sarcasmos a parte-dijo Matarratas fulminándome con la mirada- creo que alguien muy cercano a ti también tiene que estar infectado.
-Lo hubieras visto...-dije sin darle importancia.
-Ahora que lo dices...-dijo Lluvia poniéndose las manos en la barbilla- el padre de Llamamoco ha estado todo el verano y el modulo practico sin aparecer por aquí. Y tu madre y tu hermano casi que tampoco estaban por aquí.
-Esperar, ¿¡estáis intentando decir que mi familia podría estar infectada con el virus ocaso?-ahora había empezado a correr hacia una dirección diferente. Estaba corriendo hacia mi casa.
-¿¡A donde vas imbécil?!-grito Lluvia que ya casi estaba donde yo.
-A MI casa-dije haciendo énfasis en el mi- Matarratas tiene que comprobar si mi familia esta infectada o no.
-Eh, que Mat es mi esclavo no el tuyo-dijo Lluvia frunciendo la frente.
-¡Yo no soy el esclavo de nadie subnormales!-grito Matarratas desde la distancia.
-Matarratas, a parte de ratas, ¿que más matas?-le pregunto Zap mientras también corría.
-¡A ti!- y los dos salieron corriendo tan rápido que incluso me adelantaron a mí y a Lluvia. Al cabo de unos minutos más llegamos.
Todos paramos a jadear, pues estábamos muertos del cansancio, menos Sokar que parecía estar igual que siempre. Lluvia se acerco a la puerta, donde había una nota:
Hemos ido a ciudad Leona a ver el concurso de Matemáticas donde participaba el primo Fosfito. Tienes la comida en la mesa, calienta la comida tu.
Firmado: tu madre que te quiere mucho.
PD: Chisp también a venido conmigo Smile
-¿¡ Pero que es esto?!-gritó descontrolada- Cuando vuelva tu madre le voy a pegar una que parecerán ochenta...
-Esto no había pasado otra vez? Si, cuando el yotum creo recordar... -dijo Matarratas haciendo memoria.
-Que asco de padres tengo-suspiré.
-Así que estos son tus amiguetes “no elementales de fuego”-dijo una voz áspera desde nuestra espalda.
-Papa... ¿no has ido a ciudad Leona?-pregunté con la voz un poco entrecortada.
De repente, Matarratas casi que se cayó de espaldas, suerte que Lluvia y Sokar lo cogieron mientras caía. Empezó a parpadear muy rápido, un sudor frío le recorría la cara y, sin que me lo tuviera que decir, adivine lo que vio en mi padre. El virus ocaso.

Él me mira desafiantemente. Intento levantarme con mucho esfuerzo. Matarratas me mira con su ojo desorbitado y esboza una pequeña sonrisa de agradecimiento. Él me coge del cuello y me estrangula fuertemente. Estoy empezando a ver borroso, me falta el aire, no puedo... De repente, veo como me suelta y yo caigo al suelo de culo y con una cara atónita.


Capítulo 3: Secretos paternos

Abro los ojos con mucho esfuerzo. Lo primero que veo es la cara de Mat. Denota alivio.
-¿Estas bien?-me dice en tono agitado pero susurrante.
-Me acaban de atravesar el cuerpo con una guadaña, me estoy desangrando... ¡estoy de puta madre no te jode!-grito desesperada.
-¡Shhh! Que nos va a oír-dice el poniéndose el dedo índice en los labios.
-Pues que nos oiga, voy a matarlo, te lo prometo-digo seriamente mientras intento levantarme. El me empuja contra el suelo otra vez.
-No puedes, estas en muy mal estado. Llamaviva lo esta distrayendo para que te pueda curar...-no le dejo acabar de hablar.
-No necesito la compasión del imbécil y no necesito que me cures. Puedo yo sola-digo intentando levantarme otra vez. Matarratas esta temblando. Me coge de los hombros y me zarandea fuertemente No sabía que tuviera tanta fuerza.
-Estoy hasta las narices de esa actitud tuya de no necesito a nadie y yo puedo hacerlo todo. Admítelo, ¡no eres la mejor en todo! ¡Mientras ira transcurriendo tu vida necesitaras ayudarte de otras personas y confiar en estas!-consigo zafarme del agarre de Matarratas y le contesto chillando.
-¡Mira quien habla! ¡Te crees superior a todos porque eres listo! ¡Siempre miras a los demás por encima del hombro, aunque a la hora de la verdad siempre te tienen que estar protegiendo porque eres un manco a la hora de luchar! ¡No eres más que un niñato que porque tiene una habilidad rara va de guay! ¡No vayas de que eres el mejor porque en el fondo eres igual que yo!-me tambaleo y casi caigo al suelo, pero Mat me coge y me pasa el brazo por sus hombros.
-Es verdad que me tienen que estar protegiendo, pero dejo que me protejan porque confío en vosotros. Confío en ti-dice haciendo una pequeña sonrisa- Y seria de gran ayuda que tu confiaras en mi.
-Mat...-consigo susurrar. De repente veo como “él” coge a Llamamoco por el cuello y lo ahoga- ¡Lo va a matar!
-No si consigo evitarlo-dice Mat. Pero antes que el empiece a correr, algo hace que el soldado suelte a Llamamoco. Miro para todos lados, para ver la persona que pensaba encontrar.
-¡¡Dino!!-gritamos los tres a la vez.

-Reunión de grupo, ¡ahora!-gritó Llamamoco.
Los cinco nos pusimos de espaldas al padre del imbécil. Normalmente no dejo que me mangoneen, pero esa vez lo deje pasar. Matarratas estaba sudando exageradamente, como si le fuera a dar un ataque en cualquier momento. Tampoco veo que sea para tanto. Era una opción bastante plausible que la familia de Llamaviva estuviera infectada. La pregunta que flotaba en el aire era... ¿acaso TODA su familia estaba infectada o solo era su padre?
-Matarratas, ¿mi padre esta infectado?-preguntó el muy tonto tragando saliva sonoramente.
-No, Matarratas esta sudando y temblando porque acaba de ver un arco iris en el cielo... ¡Pues claro que esta infectado subnormal!-le grite dándole un coscorrón. Él ni siquiera me respondió.
-¿Infectado?-preguntó el padre del imbécil, puesto que me había escuchado cuando le chillé al atontado del Llamamoco.
Matarratas y yo lo miramos rápidamente mientras Llamaviva aún estaba en estado de shock. Odio cuando se queda allí, petrificado sin mover ni un músculo...
-No a dicho infectado, a dicho...-empezó Matarratas, mirando para todos lados para ver si se le ocurría alguna brillante idea que nos sacara de el apuro.
-Hemos dicho que el Sol esta muy iluminado...-al decirlo me doy con la palma en toda la cara. Vaya chorrada acababa de decir.
-Si, es verdad. El Sol ilumina mucho-dice el muy tonto mirando hacia arriba. Mat y yo casi que nos caemos de espaladas. ¡Pero mira que es tonto!- ¿Entonces no habéis dicho infectado?
-No, ¿porque íbamos a decir eso?-reí nerviosamente. Mat también río de la misma forma. Nos habíamos salvado de una buena.
-Mentira, habéis dicho infectado...-dijo... ¡Zap! Es que siempre tiene que meter la pata en el momento más inoportuno.
-¡¡Callate Zap!!-gritamos Mat y yo a la vez.
-Pagarme...
-¡Te voy a pagar con ostias!-empieza Matarratas mientras persigue a Zap. Yo solo ahogo un largo suspiro. Esto no podía estar pasando. Ember hizo un paso hacia delante y me miro. Yo retrocedí dos pasos y puse cara de mala leche, como diciendo “No te acerques a mi espacio vital o te mato”.
-¿Así que si habéis dicho infectado?-dijo arqueando una ceja. Yo me mordí el labio. Mire por el rabillo del ojo al imbécil, seguía igual que antes. Abrí la boca, pero alguien hablo antes que yo:
-No le hagas caso al tonto de Zap, esta demente. Le faltan la mitad de las neuronas-dijo Matarratas encogiéndose de hombros y negando lentamente con la cabeza. Decidí que ya era hora de decirle la verdad. Abrí la boca, pero otra persona hablo antes que yo (otra vez):
-Alejate de él...
-¡¡Pero me queréis dejar hablar memos!!-me gire hacia donde había venido la voz.- Pa...¿pa?
-Hija, alejate de él-dijo señalando a Ember.
-Señor Aquarrica, ¿que hace aquí?-pregunto Matarratas que estaba flipando, igual que yo. ¿Que hacia mi padre en la puerta de la casa del guardián?
-Callate niño de virus-le espetó con mala leche. Parecía cabreado. Era un tío cabrón... pero no le contestaba así a la gente normalmente (a no ser que fueran elementales de fuego o, en todo caso, alguna persona más rica que él).
-Papa, no le hables así-dije yo también con furia. Matarratas esbozó una pequeña sonrisa de complicidad- ¡Solo yo le puedo hablar así!
-¡¡Pero serás cabrona!!-gritó cabreado. Yo solo me reí victoriosa. En ese momento mi padre me cogió del brazo y me estiró hacia él.
-No te acerques a él, te lo ordeno.-me dijo con un tono despechado, como si... no se, era muy difícil de identificar. Solo os puedo decir que nunca lo había escuchado usar ese tono de voz tan raro.
-¿Así que ahora te importa lo que hago?-le dije consiguiendo que me soltara. Iba a continuar, pero Sokar me corto:
-Lluvia, no digas nada de lo que te puedas arrepentir...-dijo sabiamente. Él siempre esta cuando pierdo el control. Se que soy muy egoísta e independiente, pero a veces, en mi fuero interno me pregunto que seria de mi sin Sokar. Es la única persona que me ha llegado dentro, que sabe lo que siento en cada momento, que me aconseja, que no me quiere mandar... Si no fuera por él me hubiera cargado ya a la mitad de pueblo Beluga.
-Gracias Sokar-digo en un susurro. El asiente con la cabeza y sonríe levemente, una sonrisa casi inexistente. Ahora, cargada de paciencia, me dirijo hacia mi padre:
-¿Porque quieres que me aleje de él? Si me das una sola razón coherente haré lo que dices...
-¿No te parece raro el cambio repentino de guardián?-me preguntó con los labios curvados.
-No, es porque es un maldito lisiado y el rey no lo necesita-dijimos Llamamoco y yo a la vez, el cual ya parecía algo menos... ¿traumatizado?
-¡¡Eeeee!!-se quejo su padre.
-Pero, ¿no te parece extraño que lleve tanto tiempo el brazo vendado?-todos lo miramos. En ese momento lo pensé. Llevaba 1 año con el brazo escayolado. Si que era bastante raro...- Tiene una misión diferente, lo de el guardián es solo una tapadera.
Matarratas, Llamaviva y yo lo miramos mal, él solo se encogió de hombros.
-Su misión es matarte...-dijo mi padre, pero no le dejamos acabar.
-¿¿¡¡Que!!??-gritamos Llamaviva, Mat y yo a la vez (histéricos perdidos, he de añadir).
-Si, y después te quiere comer a la parrilla...
-¡¡Callate Zap!!-gritamos los tres a la vez. Zap solo nos saco la lengua, razón por la cual Matarratas le puso una inyección y lo dejo un rato dormidito. Dormido esta más guapo.
-¿Es eso verdad?-le pregunte a mi padre angustiada. El padre de Llamamoco no decía ni una palabra.
-Naah, es solo que no me cae bien-todos nos caímos de espaldas, incluso Sokar.
-Pues si hablamos de sospechosos tu eres más-le dije señalándolo.
-Hablemos de eso en casa Lluvia...
-¡No! Hablemos aquí-me miró desafiante, pero yo no me achanté.
-Lluvia...-dijo Sokar para intentar calmarme, pero esta vez no podía. No me podía callar.
-Sokar, ahora no-le espete con furia- Papa, ya puedes empezar a explicarme muchas cosas.
-¿O?-me dijo levantando una ceja. Mire para todos lados y se me ocurrió una idea. No me hacía gracia, más bien me parecía asquerosa, pero no había otra opción para que él hablara.
-O de mayor me casaré con un elemental de fuego, más bien con el hijo del guardián-dije señalando a “Kaji”.
-¿¡Que?!-exclamo Llamamuerta casi cayéndose al suelo de la impresión.
-Mi hijo nunca se casara con una elemental de agua-tomó parte Ember, que hacia rato que no hablaba.
-¿¡Que?! ¿¡Pero te has vuelto loca?!-gritó Matarratas corriendo por todos lados.
Mi padre me miro con una mirada de odio, para luego suspirar y empezar a hablar:
-¿Que quieres que te cuente?-dijo con un aire triste y melancólico.
-Cuéntame porque Desangrador me dijo que ya no me necesitaba-todos exclamaron algunas cosas que no logre entender cuando se lo pregunte. Esa pregunta había rondado por mi cabeza durante mucho tiempo. ¿Porque dijo eso Desangrador? ¿Porque me necesitaba antes Desangrador? ¿Podía ser que el supiera que yo era Alcaesto? ¿Y si mi padre también lo sabía?
-Gran dilema hablar de elixir de la vida eterna...-dijo Sokar para la gran sorpresa de todos.
-¿Vida eterna?-preguntó Llamaviva confuso.
-Así es Desangrador me estaba ayudando a completar el elixir de la vida eterna, obviamente a cambio de una gran compensación monetaria...
-Que después usaba para seguir adelante con el proceso del Kimikoho...-razonó Matarratas pensativo. Yo me mire mal a Sokar.
-¿¡Tu sabias todo esto y no me dijiste nada?!-le grité mientras algunas lagrimas afloraban por mis mejillas muriendo en mis labios. Era la primera vez que lloraba tan exageradamente delante de nadie. No me gusta llorar, me hace parecer débil. Pero eso me había dolido mucho. Sokar Was, la única persona en quien confiaba al 100% me había traicionado, me había ocultado una cosa muy importante.
-Lluvia yo...-empezó a excusarse.
-Ni me hables -le respondí tajante haciendo que Kaji y Mat me miraran raro. Era la primera vez que yo recordara que le hablara así a Sokar.
-Y no es por ser metiche, ¿pero para que quiere usted el eligir de la vida eterna?-preguntó Llamamoco haciendo ver que no era cotilla. ¡Pues claro que lo era! De repente, en el fondo de mi conciencia, una luz iluminó la respuesta de esa pregunta. Matarratas me miro, seguramente pensando en la misma respuesta que yo:
-¡Quiere revivir a mi madre!-grite yo.
En ese momento Zap se despertó, puesto que el efecto de la inyección de Matarratas había expirado.

-¡Dino! ¿Que haces aquí?-pregunta Matarratas levantando una ceja.
-Por lo que veo salvaros-dice con un aire heroico. ¡Sera presumido!
-Ya, pero digo que como nos has encontrado. Ninguno de los 5 tenemos un rastreador de papel-dice muy seguro de sus palabras.
Lo miro a él, que es el que me esta sosteniendo par que no me caiga y miro a Dino que se acerca sigilosamente hacia nosotros. Hay algo que no cuadra.
-Pero hay alguien que os sigue, y ese alguien si tiene un rastreador de papel, me asegure yo de que lo tuviera. Ya no hace falta que te escondas... Desangrador.
-¡¡¿¿Desangrador!!??-chillamos Kaji, Mat y yo a la vez. Creo que a Matarratas se va desmayar en cualquier momento.


Capítulo 4: ADN

Me despierto con el sonoro chillido de las voces de mis compañeros al unisono. Mis oídos no consiguen descifrar la importante palabra que acaba de flotar por el aire como si de un gélido viento se tratara. Me levanto pesaroso mientras mis manos friegan suavemente la basta herida que tengo en mi testa, mas el dolor no disminuye ni un ápice. Oigo un ruido sordo, como de algo cayendo en la mullida hierba. Aprisa corro hacia donde mis oídos escucharon el ruido. En eso advierto la voz de Lluvia:
-Sokar, estas pisando a Matarratas.

En ese momento sentía como si un fuego intenso abrasara todo mi pecho. Por primera vez en mi larga e intensa vida tenía ganas de gritar. Vocear a los 4 vientos que había un motivo por el que no se lo conté a mi querida compañera, mas solo pude acachar la cabeza y tragar saliva. Esa mirada suya, esa mirada cargada de un temible odio, de una gran indiferencia y de una chispa de decepción me había dejado mudo. Gire mi cabeza para descubrir como el elemental de rayo se desvelaba.
El padre de Lluvia asintió paulatinamente ante la afirmación y la inspección de su temible hija.
-Y que, ¿ha descubierto como hacer que su mujer reviva?-pregunto Kaji. Me voltee con desgana para observar que el padre de Llamaviva se había ausentado. No ose interrumpir la insólita conversación que el colectivo estaba teniendo en medio de la calle, por lo tanto no dije nada sobre la desaparición del progenitor de mi camarada.
-Si...-dijo con cansancio el señor Aquarrica.
-¿¿¡¡Como??!!-gritó Lluvia entre asustada, conmocionada, ilusionada y enojada.
El señor Aquarrica y yo dimos un respingo a la vez. Matarratas y Kaji nos miraron raro, mas Lluvia seguía inmersa en sus inestables emociones. Lluvia es así: pasa del amor más esplendido al odio más profundo en un segundo.
-Ahora viene el porque ni yo ni Sokar te contamos nada sobre esto-dijo el padre de Lluvia de una manera exhausta. Yo atisbe a Lluvia sesgadamente. Ella solo crujía sonoramente su mandíbula.
-Para revivir a tu madre tenemos que usar un cuerpo que como mínimo tenga el 50% de su ADN...
-¿50%?-susurro Lluvia.
-¿ACN? -pregunto Zap- ¿Que quiere decir eso?
-Es ADN... Quiere decir Ácido Desoxirribonucleico. De ahí las siglas ADN-dijo Matarratas con sus sabios y vastos conocimientos sobre la Biología y la Química.
-¿Y que es el ácido no se que ese?-volvió a preguntar. Matarratas suspiró sonoramente.
-Constituye el principal componente del material genético de la inmensa mayoría de los organismos. Nosotros estamos hechos, en gran parte, por el ADN. Es lo que nos diferencia de otras personas-dijo Llamaviva con un tono sereno.
-Que listo es el Llamamuerta. No se que haríamos sin él...-dijo Lluvia de una manera derrotada.
-Eso digo yo- Kaji miro a Matarratas con aire irritado- ademas eso quiere decir que...
-Para despertar a la mama de Lluvia tenemos que usar a Lluvia-dijo Zap para fascinación de todos.
-Aunque me parezca fascinante y extraordinario y sobretodo sobrenatural, Zap acaba de decir algo inteligente -dijo Matarratas rascándose sus lacios cabellos. -O en todo casi podríamos usar a Nizo.
-Y ni Sokar ni yo se lo queríamos decir a Lluvia ya que seguramente ella se obsesionaría con la idea y estaría encantada de morir para resucitar a su madre...
-Y eso es algo que no pienso permitir-por fin hable con un tono sereno pero firme.
Matarratas hizo un gesto de complicidad, Kaji me miro con una cara de admiración (lo logre descifrar más tarde) y Zap... bueno Zap se había vuelto a dormir.
-Ha gastado demasiadas neuronas al decir una cosa inteligente-contestó Matarratas ante mi observación de que Zap se había puesto a dormitar otra vez.
-Oh Sokar, como creíste que iba a hacer una cosa tan estúpida...-dijo Lluvia con una risilla inteligible.
-¿Así que no vas a sacrificarte para recuperar a tu madre?-pregunte con una incompleta ilusión en mi voz. Algo no encajaba.
-Pues claro que no, voy a matar a Nizo-dijo con una gran sonrisa. Todos nos caímos de espaldas dramáticamente.
-Por cierto, ¿no os parece un poco raro que estemos hablando de estas cosas en medio de la calle donde todo el mundo nos puede escuchar?-pregunto Matarratas con desinterés fingido.
-Es que en mi casa solo entran elementales de agua, Sokar, Tarántula o Jimmy...-se excusó Aquarrica.
-¡Se llama Billy!-chilló su hija.
-No se preocupe, captamos la indirecta-dijeron Kaji y Matarratas a la vez.
-Yo tendría que ir a hablar con mi padre...-dijo Kaji con un tono silencioso. Todos asentimos lentamente. Me percate de la cara de Lluvia. No me daba buena espina. Por una parte ella había afirmado que no lo haría pero por otra parte... la especialidad de Lluvia és mentir.
-Yo iré a casa-dijo Matarratas señalando hacia una inconclusa dirección.
-Iré contigo-le dijo Lluvia con una sonrisa- TODOS iremos contigo-dijo enfatizando el todos y poniendo una cara de “seguirme la corriente o os mutilo”.
-Si, es verdad, me gustaría hablar con tu hermana...-dijo Kaji mirando para todas direcciones. Se nota que lo suyo no es engañar, todo lo contrario de mi fiel compañera.
Lluvia se despidió de su padre para que todos nos fuéramos andando hacia la dirección opuesta (y arrastrando a Zap por el suelo). Cuando su padre estuvo lo suficientemente lejos, Lluvia finalmente dijo una de las cosas que temiera que dijera:
-Sokar, ¿hay alguna otra manera de revivir a mi madre?-yo me pare precipitadamente y me voltee.
-Si, Desangrador intento crear varias veces un clon tuyo, mas no pudo copiar tu ADN del todo...
-¡Alcaesto!-gritó Matarratas. -¡No podía copiar el ADN de Lluvia porque ella es Alcaesto!
-Entonces lo más seguro es que Desangrador supiera que algo raro pasara con Lluvia-dijo Llamaviva con tono sospechoso.
-O incluso pudo adivinar que Lluvia era especial. Para bien o para mal, Desangrador no era tonto-dijo él con un aire de repugnancia. Yo le di una palmadita en la espalda y él me sonrió sinceramente.
Súbitamente Lluvia soltó un grito para nada ahogado:
-¡Pero tu si! ¡Tu si Mat!-dijo dando pequeños saltos de alegría.
-¿Él si que? -pregunto Zap que se acababa de desvelar- ¿El puede hacer el pino mientras canta una canción? Porque yo si.
-Callate Zap-le espetó Matarratas.
-El puede hacer un clon de Lluvia-dije con aire heroico mientras Matarratas y Kaji ponían los ojos como naranjas. Naranjas de tamaño bastante considerable.
-¡Pero eso es muy difícil! - gimoteo Matarratas.
-Es verdad, que no estamos hablando de un gran científico, estamos hablando de un niño de 14 años...-lo defendió Kaji.
-No se si debería sentirme agradecido por defenderme o enfadado por infravalorarme-manifestó Matarratas amargamente.
-Eso no es verdad-Lluvia hincho los mofletes, cosa que le hizo asemejarse a una niña pequeña- Mat tiene el kimikoho, él puede hacer eso y más.
Matarratas inconscientemente asintió, hecho que Lluvia entendió como una aceptación. De esta suerte a Matarratas le tocó hacer ese pequeño trabajo para Lluvia (además esta tiro de la baza de que era su jefa y que debía hacer todo lo que ella dijera).
-Eh chicos, propongo que cojamos al padre de Llamamuerta y le expongamos a un interrogatorio en tercer grado para que confiese todo lo que sabe sobre el virus ocaso-propuso Lluvia sonriente.
-A estas horas debe estar en el monte Pito tocándose al panza y sin hacer nada-dijo Kaji ladeando suavemente la cabeza.
Todos se adelantaron a paso acelerado, mas Lluvia que era la que había tenido la idea, se quedo retrasada. Se oía de fondo a Zap y a Matarratas peleándose, cosa que hizo que esbozara una pequeña sonrisa. Lluvia se puso a mi vera y me cogió la mano, cosa que hizo que pegara un pequeño brinco.
-Lo siento, me enfadado contigo sin dejarte hablar-parloteo con vergüenza.
-Tenias tus razones, precisamente por esa razón no estoy airado.
-Eres el mejor-dice con una gran sonrisa- ojala nunca nos separemos.
Aunque parece que los deseos aveces no se hacen realidad.

-¿Que hace Matarratas en el pastizal?-pregunte levantándolo con cuidado. Me dolía todo el cuerpo.
-Se ha desmayado al escuchar la voz de Desangrador...-dijo Kaji con una voz tenue, frívola.
-¿Que haces aquí Desangrador? ¿Que quieres de nosotros? ¿Y porque no estas muerto?-preguntó Lluvia rápidamente.
-Cálmese senyorita Aquarrica.-dijo él con su áspera y siniestra voz.
-¿Que me calme? ¿Que me calme?-fue a abalanzarse hacia él, pero Kaji la cogió de los brazos.
-Solo le voy a decir que su querido y genial Dino sabe más de lo que parece...-dijo. Todos miramos a Dino, pero no nos dio tiempo de decir nada, pues “él” ya estaba dispuesto a atacarnos. Y esta vez todos también incluía a Dino y a Desangrador.


Capítulo 5: Los Rattengift

Me despierto al oír unos ruidos metálicos. Suavemente me incorporo, para ver a algunos de mis compañeros luchando contra “él”. Dino y Desangrador luchan junto a ellos...Espera... ¿¡Desangrador?! ¿¡Que hace Desangrador luchando junto a Lluvia, Kaji, Dino y Sokar?!
-Aquacut, ¡level 3!-grita Lluvia mientras ataca a al enemigo. Veo también como Sokar utiliza su Wasdaña y Kaji su Kotatsu. Dino esta envuelto en vendas y Desangrador esta quieto mientras un árbol y una roca infectadas luchan por él. Zap... bueno Zap esta haciendo la técnica de hacerse el muerto level 1. Vamos, que no esta ayudando en la pelea. Me entran unas ganas locas de ir y pisarlo a ese inútil, idiota y cobarde de Zap, pero me hecho atrás. En el fondo, aunque me cueste admitirlo soy muy parecido a él (menos en la parte de idiota).
-Tengo que ayudarlos-digo mientras pienso en que ya es el momento de luchar.
Aunque me cueste admitirlo Lluvia tiene razón, no puedo depender siempre de otros, no pueden estar siempre defendiéndome. Esta sera mi oportunidad de luchar por mi mismo.

Llegamos al Monte Pito después de unos 5 minutos. Lo único bueno de vivir en un asco de pueblo es que vas de un lado a otro sin gastar mucho tiempo. Al llegar vimos (exactamente como dijo Kaji) a su padre tumbado en la hierba sin hacer nada.
-Vale, no es por aguar la fiesta pero... Un momento, si que es por aguar la fiesta. Hemos venido aquí todo happies, ¿pero que le diremos a tu padre?-dije parándome unos metros antes de donde estaba el padre de Llamaviva, a una distancia prudencial, para que él no nos pudiera escuchar.
-Pues le diremos la verdad-dijo este alzando la ceja.
-A claro, perdone padre de Llamaviva, tiene un bonito monte para usted solo. A, y por cierto, esta infectado por un extraño virus llamado Ocaso. Tranquilo, se hacer la vacuna, pero su hijo también esta infectado. Y pudiera ser que toda su familia también esta infectada, pero no pasa nada. Por cierto, me gusta su corte de pelo... ¿¡Como crees que le vamos a decir eso atontado?!-grite usando mi mayor sarcasmo.
-Si lo dices así suena ridículo-dijo fulminándome con la mirada.
-Digas como lo digas suena ridículo-suspiro Lluvia.
-¿Pues entonces como se lo decimos listos?-ese Kaji ya me estaba sacando de mis casillas. Bueno, se que es fácil cabrearme pero... bueno, que Llamamuerta hace que me hierva la sangre, en serio.
-No se, es tu maldito padre. Elige tu como decírselo- dijo Lluvia poniendo se las manos en los bolsillos del chubasquero abierto que tenia puesto.
-Prestar oídos a lo que aspiro a mencionar-todos escuchamos atentamente porque normalmente las sabias palabras de Sokar alumbran un poco las situaciones difíciles y oscuras (una gran contradicción, lo se). Si hubiera sido Zap el que hablara, seguramente ni siquiera Kaji lo hubiera escuchado. Por cierto, el mencionado antes ya se había despertado y estaba intentando cazar ardillas obesas. Pero volvamos a Sokar- ¿No creéis que si nuestro camarada de fuego a su corta edad ya a descubierto su rara enfermedad, su padre que es mucho mayor no lo habrá descubierto más tempranamente?
-Pues no lo había pensado-dije frotándome la barbilla.
Kaji solo se quedo en silencio, como reflexionando, envuelto en sus propios pensamientos.
-Creo que para comprobarlo deberíamos hablar directamente con el padre de Llamamoco-dijo Lluvia con una gran y maliciosa sonrisa. Kaji solo arqueo una ceja.
-Pues quien se atreve a decirle algo, porque lo que es yo... -insinuó el elemental de fuego.
-Ya lo hago yo-Lluvia sonrió victoriosa. En el aire se podía oír perfectamente la frase “soy más valiente que tu Llamamuerta”. Aunque ella no la hubiera dicho, no se como se oía perfectamente. Kaji solo suspiro pesadamente. Seguramente pensaba en cuando Lluvia dejaría de odiarle.
Lluvia se acerco con paso firme y decidido al padre de Llamamuerta.
-Oye tu, el padre de Llamaviva-dijo inclinándose un poco, haciendo que su cabeza estuviera justo encima de la de Ember, que estaba tumbado en el suelo.
-Mm... quita me tapas el sol.
-Pues mira, te aguantas-dijo ella poniéndose las manos en las caderas. Kaji y yo nos acercamos un poco para escuchar la conversación mejor. Sokar se coloco al lado de Lluvia y Zap le estaba hincando el diente a una ardilla (literalmente).-Haber... no se como decirte esto, así que te lo diré sin más. No se si lo sabes, pero estas infectado por un extraño virus llamado Ocaso.
-La sutileza no es lo suyo-refunfuño Llamaviva, haciendo que soltara una pequeña risa. ¡Suerte que no me oyó Lluvia!
-¡¿Y como sabes tu eso?!-grito Ember levantándose de golpe.
-¡¿Así que lo sabias?!-gritó Kaji, abriendo la boca de par en par- Yo ya no se ni por que me preocupo por él.
Lluvia arrugó las cejas con un aire enfadado. Odia que le chillen, y más aún si es el padre de su peor enemigo. Sokar le puso una mano en el hombro, como para calmarla. Ella cogió mucho aire y expiro sonoramente antes de responder:
-Porque tu hijo también esta infectado.
El padre de Llamaviva rápidamente se giró hacia nosotros dos, provocando que diera un saltito del susto.
-Eso Lluvia, no dejes que se lo diga yo, díselo tu, no te cortes-dijo con tono asqueado. Lluvia solo respondió con un levantamiento de pulgar.
-Kaji,¿has tenido síntomas del virus?-pregunto muy rápidamente.
-Claro que si, sino como te piensas que sabríamos que esta infectado “don listo”...-Sokar carraspeó y Lluvia se calló.
-Pues, si. El día del yótum fui yo el que lo destruí...
-¡Quieres dejar de recordádmelo joder! Ya sabemos que Llamaviva Vaporin Style gano a un yótum, ¿¡puedes dejar de decirlo cada capítulo por favor?!-bufó Lluvia.
-¡Pero si es la primera vez que lo he dicho!
-Anda callate-le espeto Lluvia con un bufido. Yo solo me movía nerviosamente. No sabia porque pero sabia que esa conversación con el padre de Llamaviva Vaporin Style (vale, lo siento, tenia que repetir ese mote. Me ha hecho gracia) nos llevaría a temas más profundos que el virus Ocaso y, que directa o indirectamente, yo estaría relacionado. No me equivocaba en absoluto.
-A si que de eso iba lo del yótum...cuando el coronel Cerilla me lo comento no entendí a que venia...
-¡¡Si hubieras estado en el pueblo haciendo tu maldito trabajo este tal coronel no te tendría que haber dicho nada!!-le gritó a su padre. A veces, aunque mis compañeros tengan malas relaciones con sus padres... no se, me pregunto como hubiera sido la relación con mis padres. Yo ni siquiera tuve la oportunidad de conocerlos y por eso me cabrea un poco (aunque nunca lo diga ni lo piense decir) que mis compañeros no se esmeren un poco en intentar entender a sus padres. Agito mi cabeza rápidamente mientras Lluvia me empuja dándome con el hombro para luego sonreírme. Supongo que se ha dado cuenta que estaba algo triste. Después de todo, aunque sea un quejica y un cascarrabias, tengo buenos amigos. Y que conste que esto no lo voy a reconocer delante de ninguno de ellos (y mucho menos delante de Llamaviva Vaporin Style). Lo siento, tenia que volverlo a decir. Es que es muy bueno, jajaja.
-¿Y como sabes que estas infectado?-volvió a preguntar Ember. Kaji me miro de reojo, como para pedirme permiso para decirle a su padre que yo poseía el Kimikoho. Yo iba a asentir. Total, no creía que el hecho de que Ember supiera sobre el ojo químico fuera peligroso. Bueno, entonces no sabia que Ember no era solo un soldado pringado o un guardián de pacotilla (que es sinceramente lo que aparenta). Pero Lluvia negó rápidamente con la cabeza y por el extraño gesto que hizo Sokar, supuse que él estaba de acuerdo con la decisión de su cuerpo. Kaji se encogió de hombros.
-No te lo puedo decir. Solo lo se y punto-dijo Llamaviva junior mordiéndose enérgicamente el labio. Lluvia, Sokar y yo nos acercamos a Ember para preguntarle cosas sobre el virus Ocaso. ¡Teníamos tantas preguntas! Bueno, mejor dicho: ¡tenia tantas preguntas! En ese momento Zap se acerco a nosotros, cansado de no poderse comer a la ardilla y que la ardilla ya lo hubiera mordido varias veces.
-Y usted, Ember, ¿como se infecto?-él me miro torciendo el gesto.
-Te te llamabas Matarratas, ¿verdad?-dijo este.
-Si, me llamo Matarratas.
-Si, se llama Matarratas. Y yo soy Lluvia, él es Sokar y el Zap. ¿¡A que coño viene esa estúpida pregunta!?-gritó Lluvia, que es un poco (bastante) histérica.
-Que bordes son los elementales de agua...-Kaji asintió con énfasis, hecho que hizo que Lluvia le empezara a pegar coscorrones al estilo champa-champa.
-¿Tu apellido es Rattengift, verdad?-me pregunto mirándome de arriba a abajo. No se porque, pero en ese momento temí responder. Sabia que esa pregunta era por algo. Algo grande.
-Aja-asentí mientras me temblaba la voz y las pierna.
-Mas la pregunta que se me pasa por la testa es: ¿porque todas esas preguntas dirigidas hacia Matarratas?-dijo Sokar viendo que intentaba decir algo pero no me salia la voz. Y, la respuesta de Ember, claramente, no me dejo indiferente.
-Porque tu abuelo me infecto con el virus Ocaso.
-...Je... ¿Estas bromeando verdad?-dije con una voz más aguda de lo normal.
-Yo nunca bromearía con eso- dijo lo más serio que pudo.
-No querrás decir que fue el abuelo de Lluvia-dijo Zap en una de sus idiotas e innecesarias interrupciones.
-¿¡Porque siempre te estas metiendo con mi abuelo joder?!-grito Lluvia al cabo de unos segundos de contenerse.
-Porque tu abuelo sale en un cómic y es famoso-se quejo inflando los mofletes.
-¡Te he dicho mil veces que ese no es mi abuelo!-grito mientras se sacaba el paraguas dispuesta a pegarle un mamporro.
-Lluvia, ahora no es el momento-dijo Sokar seriamente, hecho que hizo que Lluvia se aclarara la voz.
-Tienes razón. Lo siento Mat-dijo con una tenue cara de culpa.
-Explíqueme como paso-dijo con el semblante más serio que pude. De verdad quería saber más sobre mi abuelo. Podía ser que la persona que yo más respetara y admirara fuera un traidor y una mala persona? No seria la primera vez que me había pasado. Sino fijaos en Desangrador. Al final resulto ser un psicópata que nos quería liquidar a todos.
-¿Es necesario que os lo cuente todo?-dijo como quejándose.
-Pues claro, ¡no te jode! Dices lo gordo y te callas lo chiquito. ¡Desembucha!- exigió la Aquarrica. Kaji solo miraba a su padre de una manera penetrante. Una manera acusadora. Una manera dolida. Una manera... como decirlo, con una mirada decepcionada.
-Tu abuelo era un gran soldado y una gran persona...-empezó, como intentándose ir por las ramas. Lluvia y yo nos miramos a la vez e asentimos. Los dos intuimos que no nos iba a decir toda la verdad sobre lo que paso.
-Lo se... Más bien lo supongo- respondí encogiéndome de hombros.
-Yo estaba en una misión, una misión importante.
-¿Tu? ¿Importante? ¡Pero si eres un soldaducho pringado del tres al cuarto!-chilló su hijo.
-¡Kaji, no te permitiré que me hables así!-su tono era sereno pero tajante. Kaji fue a abrir la boca, pero la cerro sin decir nada.
-Continúe...-soltó Sokar para que el señor Llamaviva continuara, puesto que no parecía tener la intención de hacerlo.
El nos explico más o menos la historia en la cual los caminos de mi abuelo y de él, por primera y última vez, se cruzaron(nunca sin mencionar su verdadero cargo en el ejercito). Cuando acabó, yo estaba medio sollozando, Lluvia solo se rascaba su larga y azulada melena con una rapidez impresionante, Sokar se quedó sin hacer nada, quieto inmóvil, con una postura que iba de la mano con su tranquila actitud (todo lo opuesto a mi) y Llamaviva me miraba nervioso y transpiraba más de la cuenta. Zap solo soltó:
-¿Así que el abuelo de Matarratas era más guay que el de Lluvia?-esbozó una sonrisa, pero ni siquiera Lluvia le recrimino nada, así que se sentó tristemente en el suelo.
Finalmente conseguí que las palabras me salieran de la boca, aunque aún tenia un enorme nudo en la garganta:
-¿Así que mi abuelo murió para salvarte a ti?-pregunte mientras algunas lagrimas se derramaban- A un simple soldado... ¡Mi abuelo te salvó! ¿Por... porque no volviste, porque no lo ayudaste a salir?-yo tartamudeaba mientras me secaba las lagrimas. De repente Lluvia me dio una palmadita en el hombro y se adelanto hacia el señor Llamaviva.
-Mire señor Llamaviva, no es que no me crea su versión de los hechos. Es muy creíble. Pero mi pregunta es, ¿que eres en realidad?
-¿Que?-pregunto con asombro y un poco de temblor en la voz.
-Oh vamos, hemos estudiado la estructura del ejercito mil veces. Un soldado pringado no puede estar en una misión “tan importante” como para luchar contra Ébola. ¿Y además el Ébola ese no era bueno?
De repente oímos un ruido detrás nuestro, como de arbustos moviéndose y nos giramos hacia allí. No había nadie. Pero cuando volteamos otra vez ya no estaba Ember Llamaviva, sino que estaba la persona que casi nos mataría, que pelearía contra nosotros, la persona que os he mencionado antes. Apareció “él”.

Me abalanzó contra él, dispuesto a hacerle mucho daño, pero el me ve y me pega una bofetada. Salgó volando por los aires, suerte que Lluvia crea una gran cascada de agua y consigue parar el golpe que me hubiera pegado contra el suelo.
-Gracias Lluvia-susurro.
-No te preocupes-dice con una sonrisa antes de seguir luchando.
De repente me doy cuenta. Desangrador esta cansado y sus “infectados” pierden fuerza y Dino esta muy mal herido. Lluvia esta aún mucho peor que Dino y Kaji, que es el único que parece estar mejor, le cuesta respirar. En ese momento me doy cuenta de la jodida realidad.
-No podremos con ese cabrón-mascullo mientras Kaji que era el que estaba a mi lado me mira derrotado. Pero, entonces alguien exclama:
-Se como detenerlo.
Alguien que no era nadie de los que en ese momento estaban luchando. Alguien al que nunca había visto esa faceta seria, alguien que me saca de quicio y que es un payaso integral. Alguien como Zap.


Capítulo especial: ¡Es Carnaval! 1/2

Lluvia y Zap corrían por entre el confeti como si de unos niños pequeños se trataran. Kaji solo sonreía al verlos así de felices, sobretodo por Lluvia. Que actuara así no era muy normal en su arisco carácter. Matarratas se rascaba frenéticamente el cabello para quitarse el confeti, pero siempre sin dejar de observar el precioso paisaje que deslumbraba ante sus ojos, y Sokar… bueno Sokar estaba como siempre, quieto y callado, observándolo (mas bien dicho escuchándolo) todo. Y pensar que todo había comenzado con una de las descabelladas ideas de Dino…
-Celebraremos un Carnaval-dijo ensanchando una de esas sonrisas tan suyas mientras entraba por la puerta.
Algunos de la clase (entre ellos Zap, Nizo y Tarántula) saltaron de alegría, otros bufaron sonoramente (por ejemplo Lluvia y Matarratas) y, cierto pelirrojo se quejo (¿es que no podía tener la boca cerradita?).
-Si hombre, ¡estamos en semana de exámenes! Tenemos 2 exámenes por día, mas los deberes que nos mandáis… ¡y encima quieres que perdamos tiempo con una de tus estúpidas gilipolleces!
-Uyy Llamaviva… Te arrepentirás de haber dicho eso. Tenia pensado que en un acto de extrema bondad los profesores construiríamos las carrozas y haríamos los disfraces, pero ahora lo haréis vosotros por listos. Y toda la culpa la tiene Llamaviva. Ya podéis empezar a culparlo- y dicho esto se fue aún más contento de cómo había venido: dando saltitos.
-Dios, es que siempre la tienes que cagar-dijo Lluvia en un suspiro mientras apoyaba su cabeza en la mano derecha.
-Joder Llamaviva, cósete la boca-le espetó Nizo.
Y esas han sido unas pocas muestras de todas las quejas e insultos que recibió el pobre chico (he de indicar que casi todas venían de los hermanos Aquarrica y de Matarratas, el cual decía que lo último que le faltaba era ir a una ridícula fiesta de disfraces y que si la hacían no pensaba disfrazarse de nube otra vez).

Solo faltaba una semana para Carnaval, así que los chicos se tuvieron que espabilar para poder acabarlo todo. Las chicas se encargaban de los disfraces, ya que según los chicos a las chicas se les da mejor coser (Lluvia les recrimino que eran unos machistas, mas bien casi les mató a ostias, pero las otras chicas les dijeron que a ellas ya les gustaba coser, así que Flama y Amor hicieron los disfraces). Los grupos para las carrozas quedaban así: Lluvia, Sokar y Matarratas hacían una, Kaji y Zap otra, Nizo Tarántula y Roco se encargaban de la principal (a mi me hubiera dado miedo que esos tres construyeran la carroza mas importante, yo lo dejo en el aire) y, por último, Sauce y Arturo construirían otra. Lo único que voy a mencionar aquí es que Matarratas y Lluvia se dieron de ostias varias veces (y también le zurraron alguna vez a Zap), Nizo y Tarántula se pasaban todo el día boicoteando las carrozas de los demás mientras el pobre Roco construía la suya. ¿Y que hacia Mierdófilus? Bueno, le mandaron un trabajo tan mierda que ni me acuerdo de que era. Dino y Leo también participaron ( a su manera) y compraron unas cuantas botellas de cerveza. Cuando Lambda les recriminó que los chicos no bebían cerveza ellos respondieron: “¿ y de quien es la culpa? Nuestra no”, así que, hablando francamente, no participaron en el Carnaval.

La noche anterior a el gran día las emociones se mezclaban en el ambiente de la clase. Matarratas estaba cabreado porque se había tenido que quedar hasta las tantas ayudando a sus amigos a acabar la carroza. Lluvia estaba mucho más emocionada de lo que parecía en un principio, aunque unas grandes ojeras se marcaban en sus ojos cielo. Sokar dormía sentado en una silla (aunque francamente no parecía que durmiera). Zap corría por toda la clase diciendo payasadas. Kaji estaba cruzado de brazos en su pupitre, un poco más indiferente que sus otros compañeros. Roco, Nizo y Tarántula se reían diabólicamente mientras ponían un cojín de pedos en la silla del profesor (le tocaba venir al profesor Asterisco). Amor y Flama cotilleaban en el fondo de la clase mientras miraban mal a Lluvia, seguramente porque no las había ayudado a hacer los disfraces y Arturo y Mierdofilus conversaban mientras Sauce jugaba con Sali, su iguana /lagarto/ lo que sea.

El profesor Asterisco entro en clase, pero justo cuando se iba a sentar (los tres chiquillos estaban aguantando la respiración) entro Dino corriendo y gritando como un loco.
-Joder Dino, mira que eres mamón. ¡Nos has arruinado la broma!-grito Nizo viendo que el profesor de Matemáticas no se sentaba en la silla.
-Solo por eso te castigo a limpiar retretes durante una semana.
-Ya estoy castigado a eso…-le contestó el peli-azul con una sonrisa triunfal.
-Pues tendrás un cero en el examen de manualidades…
-Ya tengo un cero en ese examen.
-Pues tendrás un cero en todos los exámenes.
-Ya tienen un cero en todos los exámenes-dijo Lluvia- mi padre lo ha confinado en la celda de castigo durante las horas que esta en casa.
-Esa con la puerta de madera y tantos libros…-empezó Dino con una cara de espanto absoluto.
-Si… es espantoso-tembló falsamente Nizo.
-¡Eso se llama biblioteca!-chilló Kaji estresado.
-¿Bibloteca? ¿Es un sitio donde venden biblias?-pregunto Zap.
-No… ¿Biblias? ¿Qué son biblias?-pregunto Kaji con una ceja alzada.
-Es que como los fans decían que era como un dios he escrito mi vida en un libro y le he llamado ZapBiblia. Ahora las bibliotecas se llamaran Zaptecas.
Kaji abrió el libro, en donde solo había unas cuantas frases tontas y era solo de una pagina.
-¿Ya los fans les gusta esta chorrada?- pregunto Kaji con una ceja levantada.
-Pues claro que si-dijo un fan que pasaba por ahí.
-Adoremos al gran Zap-dijo otro.
-Hola, he vuelto-dijo Matarratas que entraba por la puerta- He ido al baño pero como soy un marginado nadie se ha dado cuenta.
-No hacia falta la explicación Mat, todos sabemos que eres un marginado y que Jesulink no te quiere-dijo Lluvia pasando su brazo por detrás del hombro.
-Es verdad, ¡buaaa! ¡¡Ni siquiera salgo aún en Mano-Chan Fighters!!
-Tu tampoco sales Lluvia, eres una pringada, jajaja-se rió Zap.
-Es verdad, ¡buaaa! ¡Soy una pringada!
Y dicho esto Matarratas y Lluvia se fueron llorando.
-Aquí todo el mundo se va cuando quiere…-Kaji achinó los ojos.
-A todos nos dolió mucho lo de no salir en ese videojuego…-lloriqueo Dino secándose las lagrimas.
-¡¿Queréis dejar de hablar de un estúpido videojuego?!-gritó Kaji.
-Claro como tu compraste a Jesulink para salir…
-¡Zap eso es mentira y lo sabes!
-Lo sabia Llamaviva, ya te puedes preparar unos buenos abogados… muahahaha -rió maléficamente.
-¡Porque todas mis malditas conversaciones contigo acaban mal!
-¡Porque en todas estas tu!
-¡Porque son mis conversaciones!
-¡Pues que no sean tuyas!
-Aix, dejémoslo… Cambiando de tema… Matarratas y Lluvia están muy sensibles. Han salido corriendo y llorando… ¡Ellos no son así!
-Es verdad. Una cosa… Si Lluvia llora agua, ¿Por qué Matarratas no llora virus?-dijo Zap ladeando la cabeza.
-En serio Zap, en serio estas diciendo esto…-suspiro Kaji para luego bajar la cabeza derrotado- ¡¡Acaso tu lloras rayos idiota!!
-Podría… pero soy tan guay que no lo hago
-Es verdad, todo el mundo sabe que ,los chicos como Zap que están hechos en fabricas si que pueden llorar rayos...
-¡No me jodas que te has creído esa mentira!
-¿Por qué no?-el profesor se encogió de hombros- Y por Lluvia y Matarratas… es que están muy emocionados… y además tienen sueño.
-¿Emocionados? ¿Sueño?
-Si, se han quedado toda la noche para preparar la carroza. Y están muy emocionados porque… bueno, tu has vivido en la capital y habrás visto muchos, pero ellos nunca han visto un desfile o un carnaval.
-¿En serio?-pregunto el pelirrojo sorprendido.
-En serio, puedo sacarme un moco con tu lápiz-dijo Zap.
-¿¡Qué?! ¡Dame mi lápiz! ¡Bueno, no me lo des! Bueno… ¡solo cállate joder!
-Yo había venido a esta clase por algo… a si, os doy el día libre y así os preparáis para esta noche.
-¡¡Pues haberlo dicho antes!!-grito estresado el pobre chico.
-¡¡Pues habérmelo preguntado!!
Y esos dos se quedaron discutiendo mientras los demás alumnos se fueron (incluyendo a Zap).

Los disfraces de cada uno solo lo sabían Amor y Flama. Ellas habían tomado las medias de todos, pero en ningún momento les habían dicho de que serian los disfraces. Lluvia se puso colérica al ver su disfraz. ¡Esas tías se la habían jugado! No es que fuera feo, no, todo lo contrario: era precioso. Pero ella sabia el doble significado del traje. Suspiro mientras se iba a su habitación para probárselo, rompiendo por el camino todo lo que se cruzaba por en medio (fueron 3 jarrones, un mueble y la cara de Nizo).

Cuando Matarratas vio su disfraz, estuvo a punto de irse corriendo a reclamarle a esas petardas. O mejor aún, romperlo en mil pedazos para que ningún elemental de la faz de la tierra lo pudiera ver.
-¿Rube, donde pusiste el disfraz de nube?-pregunto Matarratas.
-Lo tiraste nada más acabar la función.
-Mierda es verdad… Porque la vida es tan cruel… -lloriqueo antes de que su hermana viera el traje y se pusiera a reír.

Zap saltaba de una cama a otra. Acababa de recibir su disfraz y estaba pletórico. Era un disfraz que le quedaba a la perfección. Mientras tanto Kaji miraba su disfraz con desagrado.
-Esas tías están locas, en serio… -suspiro- ¡Que alguien me diga como coño salgo con esto por la calle!
-Pero si te queda bien Kaji…-dijo su amigo aguantando una risita.
-Decidido, no voy al Carnaval.
-Porfi Kaji…-dijo Zap con mirada de cachorrito degollado.
-Vale…
-¡Yay!- y Zap siguió saltando mientras Kaji se lamentaba profundamente

Sokar vio su disfraz. Sonrió con un aire de melancolía mientras lo sacaba de la caja. Habían plasmado perfectamente el disfraz perfecto para Sokar y él lo sabía.

Quedaban unas horas para Carnaval, pero nuestros protagonistas no estaban muy entusiasmados. Todo el mundo sabia que las ideas de Dino nunca acababan muy bien. Pero… ¿y si esta era la excepción?


los dos nuevos capítulos estan en la pagina 5 Smile



Ultima edición por Sekai_Nakamura el Mie Sep 26, 2012 7:42 pm; editado 10 veces





"Te equivocas en algo, el que sobrevive és el más inteligente." Sôkar 5E Capítulo 38
Parásito Mensaje Lun Oct 31, 2011 5:28 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

spain.gif
Desde: 25 Jun 2010
Mensajes: 342
Sexo: Sexo:Masculino
Edad: 21
32.0
Título del mensaje:
No está mal, has conseguido intrigarme!

PD: Creo que basta es con v (En este caso)




"the lie was the
weapon and the
plot was
emptey,
darkness was the
dictator".
Pazhenko Mensaje Lun Oct 31, 2011 5:53 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

Desde: 22 Oct 2011
Mensajes: 140

Edad: 22
0
Título del mensaje:
Esta bastante bonito, aunque me gusta colocar mas supenso en mis historias xd, esta bastante pasable para mi gusto, y tiene un no me gusta xd, fui yo xd...




xXnaloviXx Mensaje Dom Nov 06, 2011 3:16 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 21
0
Título del mensaje:
pero continualooooo XD


Sekai_Nakamura Mensaje Mar Nov 08, 2011 7:36 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

spain.gif
Desde: 15 Feb 2011
Mensajes: 250
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
Jajaja, lo haré cuando pueda (seguramente este finde).
Estar en 4 de la ESO (y mas en mi colegio) es una tortura y casi no tengo tiempo libre y tengo que comentar entre ejercicio de trigonometria y ejercicio de francés Pero este finde prometo ponerlo. gracias por vuestro apoyo Smile






"Te equivocas en algo, el que sobrevive és el más inteligente." Sôkar 5E Capítulo 38
xXnaloviXx Mensaje Dom Nov 13, 2011 2:23 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 21
0
Título del mensaje:
a ver si puedes sacarlo hoy si no es mucho pedir XD Very Happy


Sekai_Nakamura Mensaje Lun Nov 14, 2011 2:11 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

spain.gif
Desde: 15 Feb 2011
Mensajes: 250
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
si lo se... estamos a lunes y no le e sacado, lo intentare sacar hoy... pero tengo una excusa! estaba enferma ( y lo sigo estando aunque me obliguen a ir al insti)Bueno, pos eso hoy 8como maximo mañana) sin falta lo pongo xD Gracias a todos Smile






"Te equivocas en algo, el que sobrevive és el más inteligente." Sôkar 5E Capítulo 38
xXnaloviXx Mensaje Lun Nov 14, 2011 3:49 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 21
0
Título del mensaje:
» Sekai_Nakamura escribió:
si lo se... estamos a lunes y no le e sacado, lo intentare sacar hoy... pero tengo una excusa! estaba enferma ( y lo sigo estando aunque me obliguen a ir al insti)Bueno, pos eso hoy 8como maximo mañana) sin falta lo pongo xD Gracias a todos Smile


la salud lo primero eh XD lo siento si te as sentido presionada D:


Sekai_Nakamura Mensaje Mar Nov 15, 2011 8:19 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

spain.gif
Desde: 15 Feb 2011
Mensajes: 250
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
Jajaja, ya estoy aquí (por fin)
Bueno después de que me pusiera enferma y me faltara la inspiración, conseguí acabar un capítulo. Este me ha salido más largo que el anterior, pero creo que contiene mucha menos información. Este capítulo es mas para reír xD
Bueno, pues aquí esta:

Capítulo 2: El virus ocaso

Intento girarme sobre mi mismo. Graso error. Veo como gran cantidad de sangre esta derramada sobre el pasto verde. Me aguanto las ganas de pegar un chillido. Veo como Matarratas se esta arrastrando hacia donde esta Lluvia. La pobre, es la que más mal parada a salido de todos, puesto que es la que más duramente a luchado. Eso en parte, me avergüenza. No he estado a la altura de las circunstancias. Espero que Matarratas consiga curarla. Oigo como el individuo se ríe de nosotros. Me entran unas ganas locas de levantarme y seguir luchando, pero se que si lo hago moriré. Yo soy muy racional, no soy tan lanzado como Lluvia. Aprieto los dientes fuertemente, he intento localizar a Zap con la mirada. Zap y Sokar están unos metros a mi derecha, y los dos han perdido el conocimiento. Horrorizado, vislumbro como el individuo se gira hacia donde esta Lluvia. Si ve que Matarratas va a curarla, estarán perdidos. Tragó saliva sonoramente y reuniendo el poco valor que me queda, consigo gritar:
-¡Ven hacia aquí si tienes narices cobarde!

Antes de los incidentes ya relatados, el día había sido bastante normal y, después de una hora interminable de Química en la que me pusieron con Matarratas y en la cual no tuve que hacer nada porque lo hizo todo él (aunque me tuve que preocupar de que Lluvia no matara a Zap), decidimos ir al Monte Pito. Todos me decían que no encontraríamos nada, que toda la cueva estaba derruida... Si no me hubiera obsesionado tanto con esa idea ahora no estaríamos en esta situación. Cuando aún nos faltaba bastante para llegar (hacia poco que habíamos salido de la puerta del colegio) Matarratas paro de caminar.
-¿Que pasa Matarratas?-pregunto Lluvia arrugando una ceja.
-Oye Llamaviva...-yo pegué un pequeño vote al oír que me estaba hablando a mi- he estado pensando en algo...
-Hum... dime-dije yo un tanto preocupado. El tono de su cara marcaba seriedad.
-Tu estas infectado por el virus ocaso, pero ni siquiera sabes donde te infectaste-yo asentí levemente. No sabía donde quería ir a parar- pongamos que te infectaste por culpa de un factor X...
-¿¡Y porque un factor X?! ¿¡Que sea un factor ardilla, o un factor moco?!-gritó ya os podéis imaginar quien. Yo solo oí como Lluvia murmuraba: Este chico es tonto y Sokar decía: Corto de mente, grande de ideas.
-¡¡El factor X no puede ser ni una ardilla ni un moco!!-se estreso Matarratas.
-¿Y si es una ardilla radioactiva?-pregunte yo, más que nada para seguir la gracia.
-¡Pero tu no le sigas el juego!-grito el chico poniéndose las manos en la cabeza.
-A ver Zaaap-dijo Lluvia con una paciencia demasiado rara en ella- te lo voy a decir solo una vez. Así que escucha bien retrasado mental. X substituye un valor que no sabemos, pero se podría substituir por cualquier letra.
-¡Entonces poner Z de Zap, porque soy el amo y señor del mundo!
-¿Y eso desde cuando?-pregunto Lluvia con los brazos cruzados y una ceja arqueada.
-Desde que las ranas tienen pelo-dijo Zap con una gran y boba sonrisa.
-¡Las ranas no tienen pe...!-gritaron Matarratas y Lluvia a la vez, pero al ver a una rana con un tupe tipo Elvis se callaron.
-Vale, pues imaginate que el factor es “Z”...-dijo el pequeño científico dirigiéndose hacia mi.
-¡Viva yo!-grito Zap.
-¡¡Calla!!- y empezó a perseguir a Zap. Lluvia se quedo pensativa y luego soltó:
-Creo que se a donde quieres llegar a parar Mat.
-Claro, ya va la lista que lo sabe todo sin que se lo expliquen. Pues si eres tan listísima de la muerte dilo tu guapa -dijo sarcásticamente y con un tono asqueado.
-¡A mi no me hables así gilipollas! Soy tu maldita maestra así que al suelo hacer 100 flexiones...
-¿¡Que?!-dijo Matarratas que no lo acaba de creer.
-Que te pongas a hacer las malditas flexiones o sino te doblare la cantidad- Matarratas se puso a hacerlas de inmediato- ¿y tu de que te ríes imbécil?-me dijo al ver que me estaba riendo de las desgracias del pobre Matarratas. - Bueno, según lo que yo creo, Mat intenta decir que posiblemente aparte de ti hay alguien más infectado.
-¿Y de dónde sacas eso?-pregunté incrédulo.
-A ver, antes de todo te tuviste que infectar cuando vivías en ciudad Leona. Nadie de pueblo Beluga está infectado y además Zap no se ha separado ni un minuto de ti mientras vivías aquí-dijo entre flexión y flexión Matarratas- Parece tu maldita sombra.
-Eh, no compares al pobre Sokar con el cabeza hueca de Zap-dijo Lluvia con una mueca de desagrado.
-A palabras necias oídos sordos-soltó a Sokar. Nadie entendió que quiso decir porque, la verdad, no venia al caso.
-Que alivio...-dije sarcásticamente refiriéndome al comentario de Matarratas, no al insulto de Zap.
-Por favor sarcasmos a parte-dijo Matarratas fulminándome con la mirada- creo que alguien muy cercano a ti también tiene que estar infectado.
-Lo hubieras visto...-dije sin darle importancia.
-Ahora que lo dices...-dijo Lluvia poniéndose las manos en la barbilla- el padre de Llamamoco ha estado todo el verano y el modulo practico sin aparecer por aquí. Y tu madre y tu hermano casi que tampoco estaban por aquí.
-Esperar, ¿¡estáis intentando decir que mi familia podría estar infectada con el virus ocaso?-ahora había empezado a correr hacia una dirección diferente. Estaba corriendo hacia mi casa.
-¿¡A donde vas imbécil?!-grito Lluvia que ya casi estaba donde yo.
-A MI casa-dije haciendo énfasis en el mi- Matarratas tiene que comprobar si mi familia esta infectada o no.
-Eh, que Mat es mi esclavo no el tuyo-dijo Lluvia frunciendo la frente.
-¡Yo no soy el esclavo de nadie subnormales!-grito Matarratas desde la distancia.
-Matarratas, a parte de ratas, ¿que más matas?-le pregunto Zap mientras también corría.
-¡A ti!- y los dos salieron corriendo tan rápido que incluso me adelantaron a mí y a Lluvia. Al cabo de unos minutos más llegamos.
Todos paramos a jadear, pues estábamos muertos del cansancio, menos Sokar que parecía estar igual que siempre. Lluvia se acerco a la puerta, donde había una nota:
Hemos ido a ciudad Leona a ver el concurso de Matemáticas donde participaba el primo Fosfito. Tienes la comida en la mesa, calienta la comida tu.
Firmado: tu madre que te quiere mucho.
PD: Chisp también a venido conmigo Smile
-¿¡ Pero que es esto?!-gritó descontrolada- Cuando vuelva tu madre le voy a pegar una que parecerán ochenta...
-Esto no había pasado otra vez? Si, cuando el yotum creo recordar... -dijo Matarratas haciendo memoria.
-Que asco de padres tengo-suspiré.
-Así que estos son tus amiguetes “no elementales”-dijo una voz áspera desde nuestra espalda.
-Papa... ¿no has ido a ciudad Leona?-pregunté con la voz un poco entrecortada.
De repente, Matarratas casi que se cayó de espaldas, suerte que Lluvia y Sokar lo cogieron mientras caía. Empezó a parpadear muy rápido, un sudor frío le recorría la cara y, sin que me lo tuviera que decir, adivine lo que vio en mi padre. El virus ocaso.

Él me mira desafiantemente. Intento levantarme con mucho esfuerzo. Matarratas me mira con su ojo desorbitado y esboza una pequeña sonrisa de agradecimiento. Él me coge del cuello y me estrangula fuertemente. Estoy empezando a ver borroso, me falta el aire, no puedo... De repente, veo como me suelta y yo caigo al suelo de culo y con una cara atónita.


Jajaja, cuando sea como se puede poner en el primer comentario lo hare xD

pd: xXnaloviXx: jaja, no necesitas pedir perdón. En realidad me alagas, porque eso quiere decir que te ha gustado xD
Estoy abierta a sugerencias Smile






"Te equivocas en algo, el que sobrevive és el más inteligente." Sôkar 5E Capítulo 38
xXnaloviXx Mensaje Mar Nov 15, 2011 10:32 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 21
0
Título del mensaje:
bieeeeen esperare el 3ro con paciencia Smile este a estado muy bien pero un poquito corto deberias hacer capitulos mas largos Sonrisa


luz electriker Mensaje Lun Nov 28, 2011 9:42 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Mega Ninja
Mega Ninja

spain.gif
Desde: 21 Nov 2010
Mensajes: 912
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
Gran Shonk maaaás!




Sara_loveArt Mensaje Mie Nov 30, 2011 7:23 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 09 Ago 2011
Mensajes: 479

Edad: 19
0
Título del mensaje:
AGGHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!! MASSSS QUEREMOS MAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS!!! Gran Shonk Gran Shonk Gran Shonk Gran Shonk Gran Shonk
escribes genial, se te da muy bien, en serio necesito la continuacion ¡¡¡porfaporfa ponla pronto!!




Sekai_Nakamura Mensaje Vie Dic 02, 2011 5:07 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

spain.gif
Desde: 15 Feb 2011
Mensajes: 250
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
Ya vuelvo a estar aquí. Siento el retraso (malditos exámenes finales Qué dices). Este capítulo es más largo. No sabéis lo que cuesta llenar paginas... ¡En el word parecen muchas pero cuando lo pasas aquí son tan pocas! Bueno primero los agradecimientos xD:

xXnaloviXx: Como ves este es mas largo xD Gracias por seguir leyendo Very Happy

luz electriker: ¡¡Y esta aquí el capítulo!! Espero que te guste Wink

Sara loveArt: Soy una gran fan tuya (seguro que me habrás visto por ahí, por cierto me debes un dibujo Evil ). Intento poner los capítulos tan rápido como puedo xD

Se que más gente ha comentado, pero se los pusiera todos me tendría que pasar 3 días escribiendo aquí xD. Así que solo nombro a los más recientes xD

Bueno, y sin más dilación, que empiece la acción:

Capítulo 3: Secretos paternos

Abro los ojos con mucho esfuerzo. Lo primero que veo es la cara de Mat. Denota alivio.
-¿Estas bien?-me dice en tono agitado pero susurrante.
-Me acaban de atravesar el cuerpo con una guadaña, me estoy desangrando... ¡estoy de puta madre no te jode!-grito desesperada.
-¡Shhh! Que nos va a oír-dice el poniéndose el dedo índice en los labios.
-Pues que nos oiga, voy a matarlo, te lo prometo-digo seriamente mientras intento levantarme. El me empuja contra el suelo otra vez.
-No puedes, estas en muy mal estado. Llamaviva lo esta distrayendo para que te pueda curar...-no le dejo acabar de hablar.
-No necesito la compasión del imbécil y no necesito que me cures. Puedo yo sola-digo intentando levantarme otra vez. Matarratas esta temblando. Me coge de los hombros y me zarandea fuertemente No sabía que tuviera tanta fuerza.
-Estoy hasta las narices de esa actitud tuya de no necesito a nadie y yo puedo hacerlo todo. Admítelo, ¡no eres la mejor en todo! ¡Mientras ira transcurriendo tu vida necesitaras ayudarte de otras personas y confiar en estas!-consigo zafarme del agarre de Matarratas y le contesto chillando.
-¡Mira quien habla! ¡Te crees superior a todos porque eres listo! ¡Siempre miras a los demás por encima del hombro, aunque a la hora de la verdad siempre te tienen que estar protegiendo porque eres un manco a la hora de luchar! ¡No eres más que un niñato que porque tiene una habilidad rara va de guay! ¡No vayas de que eres el mejor porque en el fondo eres igual que yo!-me tambaleo y casi caigo al suelo, pero Mat me coge y me pasa el brazo por sus hombros.
-Es verdad que me tienen que estar protegiendo, pero dejo que me protejan porque confío en vosotros. Confío en ti-dice haciendo una pequeña sonrisa- Y seria de gran ayuda que tu confiaras en mi.
-Mat...-consigo susurrar. De repente veo como “él” coge a Llamamoco por el cuello y lo ahoga- ¡Lo va a matar!
-No si consigo evitarlo-dice Mat. Pero antes que el empiece a correr, algo hace que el soldado suelte a Llamamoco. Miro para todos lados, para ver la persona que pensaba encontrar.
-¡¡Dino!!-gritamos los tres a la vez.

-Reunión de grupo, ¡ahora!-gritó Llamamoco.
Los cinco nos pusimos de espaldas al padre del imbécil. Normalmente no dejo que me mangoneen, pero esa vez lo deje pasar. Matarratas estaba sudando exageradamente, como si le fuera a dar un ataque en cualquier momento. Tampoco veo que sea para tanto. Era una opción bastante plausible que la familia de Llamaviva estuviera infectada. La pregunta que flotaba en el aire era... ¿acaso TODA su familia estaba infectada o solo era su padre?
-Matarratas, ¿mi padre esta infectado?-preguntó el muy tonto tragando saliva sonoramente.
-No, Matarratas esta sudando y temblando porque acaba de ver un arco iris en el cielo... ¡Pues claro que esta infectado subnormal!-le grite dándole un coscorrón. Él ni siquiera me respondió.
-¿Infectado?-preguntó el padre del imbécil, puesto que me había escuchado cuando le chillé al atontado del Llamamoco.
Matarratas y yo lo miramos rápidamente mientras Llamaviva aún estaba en estado de shock. Odio cuando se queda allí, petrificado sin mover ni un músculo...
-No a dicho infectado, a dicho...-empezó Matarratas, mirando para todos lados para ver si se le ocurría alguna brillante idea que nos sacara de el apuro.
-Hemos dicho que el Sol esta muy iluminado...-al decirlo me doy con la palma en toda la cara. Vaya chorrada acababa de decir.
-Si, es verdad. El Sol ilumina mucho-dice el muy tonto mirando hacia arriba. Mat y yo casi que nos caemos de espaladas. ¡Pero mira que es tonto!- ¿Entonces no habéis dicho infectado?
-No, ¿porque íbamos a decir eso?-reí nerviosamente. Mat también río de la misma forma. Nos habíamos salvado de una buena.
-Mentira, habéis dicho infectado...-dijo... ¡Zap! Es que siempre tiene que meter la pata en el momento más inoportuno.
-¡¡Callate Zap!!-gritamos Mat y yo a la vez.
-Pagarme...
-¡Te voy a pagar con ostias!-empieza Matarratas mientras persigue a Zap. Yo solo ahogo un largo suspiro. Esto no podía estar pasando. Ember hizo un paso hacia delante y me miro. Yo retrocedí dos pasos y puse cara de mala leche, como diciendo “No te acerques a mi espacio vital o te mato”.
-¿Así que si habéis dicho infectado?-dijo arqueando una ceja. Yo me mordí el labio. Mire por el rabillo del ojo al imbécil, seguía igual que antes. Abrí la boca, pero alguien hablo antes que yo:
-No le hagas caso al tonto de Zap, esta demente. Le faltan la mitad de las neuronas-dijo Matarratas encogiéndose de hombros y negando lentamente con la cabeza. Decidí que ya era hora de decirle la verdad. Abrí la boca, pero otra persona hablo antes que yo (otra vez):
-Alejate de él...
-¡¡Pero me queréis dejar hablar memos!!-me gire hacia donde había venido la voz.- Pa...¿pa?
-Hija, alejate de él-dijo señalando a Ember.
-Señor Aquarrica, ¿que hace aquí?-pregunto Matarratas que estaba flipando, igual que yo. ¿Que hacia mi padre en la puerta de la casa del guardián?
-Callate niño de virus-le espetó con mala leche. Parecía cabreado. Era un tío cabrón... pero no le contestaba así a la gente normalmente (a no ser que fueran elementales de fuego o, en todo caso, alguna persona más rica que él).
-Papa, no le hables así-dije yo también con furia. Matarratas esbozó una pequeña sonrisa de complicidad- ¡Solo yo le puedo hablar así!
-¡¡Pero serás cabrona!!-gritó cabreado. Yo solo me reí victoriosa. En ese momento mi padre me cogió del brazo y me estiró hacia él.
-No te acerques a él, te lo ordeno.-me dijo con un tono despechado, como si... no se, era muy difícil de identificar. Solo os puedo decir que nunca lo había escuchado usar ese tono de voz tan raro.
-¿Así que ahora te importa lo que hago?-le dije consiguiendo que me soltara. Iba a continuar, pero Sokar me corto:
-Lluvia, no digas nada de lo que te puedas arrepentir...-dijo sabiamente. Él siempre esta cuando pierdo el control. Se que soy muy egoísta e independiente, pero a veces, en mi fuero interno me pregunto que seria de mi sin Sokar. Es la única persona que me ha llegado dentro, que sabe lo que siento en cada momento, que me aconseja, que no me quiere mandar... Si no fuera por él me hubiera cargado ya a la mitad de pueblo Beluga.
-Gracias Sokar-digo en un susurro. El asiente con la cabeza y sonríe levemente, una sonrisa casi inexistente. Ahora, cargada de paciencia, me dirijo hacia mi padre:
-¿Porque quieres que me aleje de él? Si me das una sola razón coherente haré lo que dices...
-¿No te parece raro el cambio repentino de guardián?-me preguntó con los labios curvados.
-No, es porque es un maldito lisiado y el rey no lo necesita-dijimos Llamamoco y yo a la vez, el cual ya parecía algo menos... ¿traumatizado?
-¡¡Eeeee!!-se quejo su padre.
-Pero, ¿no te parece extraño que lleve tanto tiempo el brazo vendado?-todos lo miramos. En ese momento lo pensé. Llevaba 1 año con el brazo escayolado. Si que era bastante raro...- Tiene una misión diferente, lo de el guardián es solo una tapadera.
Matarratas, Llamaviva y yo lo miramos mal, él solo se encogió de hombros.
-Su misión es matarte...-dijo mi padre, pero no le dejamos acabar.
-¿¿¡¡Que!!??-gritamos Llamaviva, Mat y yo a la vez (histéricos perdidos, he de añadir).
-Si, y después te quiere comer a la parrilla...
-¡¡Callate Zap!!-gritamos los tres a la vez. Zap solo nos saco la lengua, razón por la cual Matarratas le puso una inyección y lo dejo un rato dormidito. Dormido esta más guapo.
-¿Es eso verdad?-le pregunte a mi padre angustiada. El padre de Llamamoco no decía ni una palabra.
-Naah, es solo que no me cae bien-todos nos caímos de espaldas, incluso Sokar.
-Pues si hablamos de sospechosos tu eres más-le dije señalándolo.
-Hablemos de eso en casa Lluvia...
-¡No! Hablemos aquí-me miró desafiante, pero yo no me achanté.
-Lluvia...-dijo Sokar para intentar calmarme, pero esta vez no podía. No me podía callar.
-Sokar, ahora no-le espete con furia- Papa, ya puedes empezar a explicarme muchas cosas.
-¿O?-me dijo levantando una ceja. Mire para todos lados y se me ocurrió una idea. No me hacáa gracia, más bien me parecía asquerosa, pero no había otra opción para que él hablara.
-O de mayor me casaré con un elemental de fuego, más bien con el hijo del guardián-dije señalando a “Kaji”.
-¿¡Que?!-exclamo Llamamuerta casi cayéndose al suelo de la impresión.
-Mi hijo nunca se casara con una elemental de agua-tomó parte Ember, que hacia rato que no hablaba.
-¿¡Que?! ¿¡Pero te has vuelto loca?!-gritó Matarratas corriendo por todos lados.
Mi padre me miro con una mirada de odio, para luego suspirar y empezar a hablar:
-¿Que quieres que te cuente?-dijo con un aire triste y melancólico.
-Cuéntame porque Desangrador me dijo que ya no me necesitaba-todos exclamaron algunas cosas que no logre entender cuando se lo pregunte. Esa pregunta había rondado por mi cabeza durante mucho tiempo. ¿Porque dijo eso Desangrador? ¿Porque me necesitaba antes Desangrador? ¿Podía ser que el supiera que yo era Alcaesto? ¿Y si mi padre también lo sabía?
-Gran dilema hablar de elixir de la vida eterna...-dijo Sokar para la gran sorpresa de todos.
-¿Vida eterna?-preguntó Llamaviva confuso.
-Así es Desangrador me estaba ayudando a completar el elixir de la vida eterna, obviamente a cambio de una gran compensación monetaria...
-Que después usaba para seguir adelante con el proceso del Kimikoho...-razonó Matarratas pensativo. Yo me mire mal a Sokar.
-¿¡Tu sabias todo esto y no me dijiste nada?!-le grité mientras algunas lagrimas afloraban por mis mejillas muriendo en mis labios. Era la primera vez que lloraba tan exageradamente delante de nadie. No me gusta llorar, me hace parecer débil. Pero eso me había dolido mucho. Sokar Was, la única persona en quien confiaba al 100% me había traicionado, me había ocultado una cosa muy importante.
-Lluvia yo...-empezó a excusarse.
-Ni me hables le respondí tajante haciendo que Kaji y Mat me miraran raro. Era la primera vez que yo recordara que le hablara así a Sokar.
-Y no es por ser metiche, ¿pero para que quiere usted el eligir de la vida eterna?-preguntó Llamamoco haciendo ver que no era cotilla. ¡Pues claro que lo era! De repente, en el fondo de mi conciencia, una luz iluminó la respuesta de esa pregunta. Matarratas me miro, seguramente pensando en la misma respuesta que yo:
-¡Quiere revivir a mi madre!-grite yo.
En ese momento Zap se despertó, puesto que el efecto de la inyección de Matarratas había expirado.

-¡Dino! ¿Que haces aquí?-pregunta Matarratas levantando una ceja.
-Por lo que veo salvaros-dice con un aire heroico. ¡Sera presumido!
-Ya, pero digo que como nos has encontrado. Ninguno de los 5 tenemos un rastreador de papel-dice muy seguro de sus palabras.
Lo miro a él, que es el que me esta sosteniendo par que no me caiga y miro a Dino que se acerca sigilosamente hacia nosotros. Hay algo que no cuadra.
-Pero hay alguien que os sigue, y ese alguien si tiene un rastreador de papel, me asegure yo de que lo tuviera. Ya no hace falta que te escondas... Desangrador.
-¡¡¿¿Desangrador!!??-chillamos Kaji, Mat y yo a la vez. Creo que a Matarratas se va desmayar en cualquier momento.


Espero vuestros comentarios, me alegran él día Wink






"Te equivocas en algo, el que sobrevive és el más inteligente." Sôkar 5E Capítulo 38
xXnaloviXx Mensaje Vie Dic 02, 2011 6:05 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 21
0
Título del mensaje:
OWO el papa de lluvia es un cabron pero con sentimientos pero eso de aprovecharse de su hija es muy bajo Mad y no me esperaba eso de sokar D: de verdad que me he enganchado a tu historia espero la conti


luz electriker Mensaje Sab Dic 03, 2011 12:33 am
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Mega Ninja
Mega Ninja

spain.gif
Desde: 21 Nov 2010
Mensajes: 912
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 21
0
Título del mensaje:
Sigue ya Very Happy aaaiiiss.....Lluvia X Matarratas




Publicar Nuevo Topic Responder al Topic 
Mostrar mensajes anteriores:   
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas