Jesulink.com - Inicio
Hablemos de Inside Out (Del revés)
Redactado por Jesulink
21 de Julio de 2015 sobre las 09:52
Inside Out
Texto con muchos spoilers

Ayer fui al cine a ver Inside Out (Del revés), lo nuevo de Pixar, y como cabía esperar no me produjo ninguna indiferencia. Me gusta el cine, me gusta el cine de Pixar, me gusta el cine de animación, me gusta el cine de animación enfocado a todos los públicos y esta película me da ganas de analizar bastantes puntos, así que no me puedo quedar en una especie de "noticia-recomendación" para los que no la hayan visto.

Tras el salto, escribo algunas impresiones personales sobre este peculiar trabajo, haciendo spoilers sin piedad, para compartir mis opiniones con otros usuarios que ya la hayan visto y quieran leerse este texto. Pero en serio, por favor, no leer la noticia si no has visto la película todavía.

Inside Out

Abro hablando de la originalidad, tema que parece ir ligado al debate de esta película. La idea de esta película no es original, pero ni lo necesita, ni le sienta mal. Ya hemos visto en otras ocasiones la humanización de los mecanismos que hacen funcionar el cuerpo humano. Yo creo que cualquier idea, por mascada que estuviera, siempre se podría contar de una forma muy personal realizando nuevos aportes, y aquí se ha hecho. De hecho, la apuesta de Pixar en este frente ha sido pasar de pulmones, glóbulos rojos y virus para irse directamente al cerebro y concretamente, a las emociones.

El universo del cerebro se ha construido con mucho detalle y con una estructura conceptual única. Nadie después de ver esta película se olvidará del tren del pensamiento, del laberinto de la memoria a largo plazo, de la central de las emociones, de las bombillas de las ideas, de las bichos que nos hacen olvidar las cosas (malditos xD), de las islas de la personalidad ni de los estudios en donde se ruedan nuestros sueños.

Pero hablemos de lo que más ha llamado la atención.

Inside Out está dotada de un lenguaje audiovisual más inteligente y pulido de lo que acostumbramos a ver en películas de este tipo, incluso en el cine de Pixar. Veremos una película densa en el buen sentido, editada a cuchillo, con cortes ágiles y precisos, con cambios de secuencia confiados y con una refinada banda sonora no abusiva que acompaña sin condicionar. Todo esto llama tanto la atención que posiblemente se ponga por encima del propio contenido de la película en muchos debates. De hecho, está sucediendo.

Utilizar estos códigos tiene sus ventajas y sus inconvenientes. La ventaja está clara. Esta película eleva (o mejor dicho, transporta) a Pixar a dimensiones no exploradas. Su ya bien estimado cine puede ser mejor considerado en otros ámbitos y se pone de manifiesto las ganas de seguir evolucionando y experimentando, el no estancamiento. Aunque más que transportarse ha sido pivotar, porque los cambios se han hecho dejando una pierna bien sujeta al suelo. Gracias a este experimento muchos críticos podrán alabar la película y ponerla en la cumbre de los trabajos del estudio, y también decir que nunca habían visto una película de animación "para todos los públicos" narrada con ese estilo.

Inside Out

Y aquí es donde viene el punto negativo (o menos positivo). La película no es para todos los públicos, o no para lo que a día de hoy consideramos así. La ausencia de códigos Disney hará que casi todos "los más pequeños de la casa" no puedan comprender la cinta al mismo nivel que sí que pueden comprender el resto del catálogo de Pixar. Y aquí es donde Pixar sacrifica una de sus virtudes, su habilidad para hablarle a cualquiera, el disfrute del señor de 40 y del niño de 3. Los niños de ciclo preescolar, acostumbrados a una comunicación más invasiva, podrán perder el hilo y desconectar sus cerebros en cualquier momento de la película. De hecho, si no estáis familiarizados con el lenguaje infantil porque sois adultos y os importa un pimiento (por ejemplo), simplemente podéis acudir a una señal evidente, que vendría a ser la inquietud generalizada de los peques en la sala del cine, cosa que posiblemente suceda con esta película (en mi caso, es lo que vi).

Y el que dice niños dice adultos, porque es un hecho que para muchos seres humanos de edades variadas decir cine y decir Hollywood actual es lo mismo, y esto tiene sus consecuencias. A muchas escenas les falta esa emoción característica a la que muchos se han acostumbrado. Hablando de escenas concretas, la escena del pensamiento abstracto, la primera escena de riesgo de muerte de los protagonistas, elimina en cierto grado la tensión para quedarse en algo extraño y rápido. Incluso algo tan simple como la caída del tren del pensamiento, se queda en eso, en una simple caída, cuando cualquier director americano al uso te hace con eso una escena de acción de varios minutos con gente agarrando las manos de gente sin despeinarse. De hecho, el mismo Docter ya dirigió excelentes y tensas escenas de acción en Up y Monstruos S.A.. Todo esto puede hacer que esta película no vaya a ofrecer ciertas emociones instantáneas en una primera experiencia en el cine.

La película, en varias ocasiones, rompe con las pautas del entretenimiento concebidas por muchos, y no es la primera vez que se hace esto en el cine, ni mucho menos, pero sí es la primera vez de Pixar.

Hablando rápido y mal, se podría decir que es una película que no se ha hecho tanto para que la disfrute una familia media en su sofá como para que se disfrute, por poner un ejemplo, en Cannes. Y de hecho, allí se disfrutó mucho (o eso dicen los periódicos, yo no estaba).

Pero aunque me dé un poco de lástima que esta película no haya conectado con mi hija de casi 3 años con la excelencia que sí lo han hecho casi todas las otras joyas Pixar (de las que es muy fan), yo estoy contento con este invento. Esto lo iba a terminar haciendo alguien tarde o temprano, y qué mejor que Pixar para llevarlo a cabo.

Ha sido un atrevimiento que no quedará en el olvido. Pixar se lo puede permitir. Cuando haces una película arriesgada, lo peor que te puede pasar como negocio es que la gente no vaya a verla al cine, y eso a Pixar sería muy raro que le pasara. Su merecida fama ya se encarga de que todos nos fijemos en cualquier cosa que hagan. Lo segundo peor que te podría pasar aunque la gente vaya al cine es que la crítica sea negativa, y eso no va a pasar si tu "pecado" ha sido dirigirte en mayor medida a las personas que van a escribir esas críticas.

Teniendo en cuenta que vienen un montón de secuelas en los próximos años y que seguramente Pixar no trabaje este estilo en ellas, considero esta película como un regalo diferente para un tipo de público concreto (y con intenciones claras).

Pero hablemos del guión, hombre ya

Inside Out

Pero yendo al guión... la película cuenta la historia de Riley, una niña que va a sufrir una transformación emocional dada por la suma de dos sucesos: sus padres se han mudado a otra ciudad y eso le sienta como el culo y por otra parte, que está a las puertas de comenzar la bella pubertad. Las emociones de Riley son los personajes y controlan sus acciones a través de un panel de control. Se ha construido una central usando cinco emociones básicas que son la alegría, la tristeza, la ira, el miedo y la aversión.

Pero obviamente, la trama no se queda ahí. La cosa comienza cuando Tristeza toca recuerdos esenciales alegres de Riley peligrando su naturaleza, y un descontrol hace que Riley genere su primer recuerdo esencial triste (a los 11 años, ya quisieran algunos). Ante esto, Alegría intenta que ese recuerdo no se almacene, y en un forcejeo ella y Tristeza acaban siendo llevadas por error fuera de la central hasta la región de la memoria a largo plazo y tienen que emprender un viaje de vuelta durante el cual, Riley, estará privada de las emociones de la alegría y la tristeza.

Por cierto, esta película me ha parecido en algunos sentidos, japonesa. Si me la pones en japonés y me dices que es un anime con tintes occidentales, me lo hubiera creído. Eso sí, si la escena en la que Alegría escapa del vertedero con el cohete dejando a Bing Bong detrás la hubiera hecho un japonés, hubiera sido el triple de desgarradora, así que por esa parte, los sensibles hemos salido ganando.

La carga narrativa que esta película se ha colocado a sí misma es el hecho de que todo lo que sucede sucede dos veces, dentro y fuera. Esto casi duplica el guión y es también uno de los motivos por los que la película tiene que ser tan ágil. Pero al final está bastante compensado, y aunque la historia que hay fuera es muy sencilla, la que hay dentro tiene su miga.

Ya explicaron cuando la vendieron que la niña no era la protagonista, sino el escenario, y esto es cierto. La relación no plena entre las emociones y Riley es igual que la relación entre los juguetes y Andy. Ellos está a tope con "su amo", pero la conexión no es completamente bidireccional. Humanizar a las emociones deshumaniza al humano.

Centrándonos en los verdaderos personajes, las emociones, son simpaticones y nos llevarán a través de situaciones realmente divertidas dentro y fuera de la central. Los personajes no se han quedado en la emoción que representan y tienen ciertos matices que hacen que no sean tan previsibles como podrían haber sido.

Viendo la película te diviertes con los personajes y sobre todo, descubriendo cómo plantean el cerebro humano paso por paso.

El mensaje final de la película...

Inside Out

Cuando estás viendo una película en la que parece que la tristeza es un peso muerto para la alegría te invade el pensamiento más simple. Mucha gente iba especulando que si esta película iba a tratar sobre cómo superar una depresión, pero por suerte se ha afinado un poco más que eso. Poner a la alegría por encima de la tristeza es un mensaje de positivismo obvio con el que ya contamos al principio de la película. Un día lleno de bolas amarillas es un día exitoso, un día feliz. Por tanto, meter a Tristeza dentro de un círculo hecho con tiza para que no se mueva de ahí sería la clave para tener la mejor vida posible.

Pero al final de su camino, Alegría aprende una valiosa lección: que todas las emociones son esenciales para el crecimiento personal. Utilizando la tristeza como mecanismo conductor para llevarnos a otras emociones, Alegría comprende que Riley también necesita a Tristeza, y gracias a esa emoción la chica puede madurar, creando de paso su primer recuerdo esencial agridulce y dando paso a un cerebro más complejo.

Y de eso en esencia trata esta película, del doble rasero que tienen las emociones y de cómo cada una de ellas pueden ayudarnos o desayudarnos según el caso.

Por cierto, una cosa que esperaba ver era adentrarme más en las cabezas de personajes pasajeros. La escena de la cabeza de los padres que vimos en el trailer queda como algo anecdótico y sólo nos meteremos en otras cabezas en los créditos y todo de una forma bastante superficial. En el fondo sabemos que Pixar nos ha ofrecido una forma muy colorida de representar la depresión, el enamoramiento, la psicopatía, las enfermedades mentales y yo qué sé qué más. Seguro que todo el mundo salió del cine pensando en cómo serían esos cerebros y el suyo propio.

En conclusión, a mí me ha parecido una buena película, pero es muy diferente al resto y lo que seguro que podemos esperar son muchas discrepancias entre los que preferían la fórmula de siempre y los que aceptan esta nueva.



Categoría: De Animación
Menéala!   
Hay 12 comentarios


1 jorgeuler comenta:

pero como te atreves jesulink, sabes muy bien que algunos somos muy de traducción rápida y mientras algunos leen "del revés", otros leen "dentro-fuera", esto es un mensaje subliminal en toda regla.Bueno bromas aparte, aunque no soy de peliculas tipo pixar o disney al leer tu opinion sin ver la peli (soy un rebelde) me ha parecido que el argumento esta bastante bien
Un saludo.PD: para cuando el capitulo de raruto

21 de Julio de 2015 sobre las 12:07


2 Sheap comenta:

A mí lo que me ha dejado pensado de la película es: de no haber pasado el accidente que se lleva a Alegría y Tristeza ¿Qué hubiera pasado? ¿Alegría hubiera dejado a Tristeza en el círculo de tiza para siempre? ¿Convertiría a Riley en una niña incapaz de empatizar con las tristeza de los demas o Tristeza habría "explotado" en algun momento? (Ya que en esos momentos tenía el impulso de ir tocando recuerdos es lógico pensar que los sentimientos de la peli actúan un poco por instinto)
Ya sé que eso hubiera sido otra película diferente, pero me da curiosidad qué rumbo hubiera tomado ese otro camino, porque aún sin el accidente el rumbo de Riley habría variado tarde o temprano.
Me gusta esa moraleja de que no se puede estar todo el rato feliz, o enfadado o triste sino de lo suyo es tener un equilibrio.

PD: Me gusta la parte en la que perro muere 8D (xD)
PDD: (8) Triple dental, pararí, parará, triple dental (8)

21 de Julio de 2015 sobre las 16:36


3 jesulink comenta:

#2 Alegría encerró a Tristeza por ser un día especial, lo quería todo perfecto, pero normalmente estaba con todos. De todos modos, a la mínima que Alegría se daba la vuelta para algo se la liaban en el panel, así que Tristeza no hubiera durado mucho en el círculo xD

21 de Julio de 2015 sobre las 16:54


4 jesulink comenta:

#2 Por cierto, el chiste de TripleDent hizo que algunas bolas amarillas de mi cerebro subieran a la central y empecé a recordar todavía más canciones de anuncios de mi infancia de las que ya creía recordar.

A partir de ahora, ésta será la banda sonora de nuestras cabezas: TripleDent gum

21 de Julio de 2015 sobre las 17:37


5 Lord Jamón Mork comenta:

Buah, la peli me ha gustado mucho, pero esperaba algo muy diferente.
Ya dije aqui cuando se vio el primer trailer, que creia que la historia trataria de como Riley sufre un transtorno mental degenerativo o algun tipo de autismo, esperando mucho mas drama en la parte exterior acabando curandose magicamente. Pero igual que me ha decepcionado la trama exterior, la interior ha superado por mucho mis expectativas .Ha jugado en el sentido opuesto de Up, que tenia los mejores 10 minutos vistos nunca en un drama y luego pasaba todo a una aventura aburrida.

Al final me sigo quedando con Wall-e como mi pelicula de Pixar favorita:

PD: Dejalo, se ha esfumado...!

22 de Julio de 2015 sobre las 00:36


6 Lorz comenta:

Anoche mismo vi la película en versión original (valió la pena) y, teniendo en cuenta que estaba pasando por una etapa un poco sensible, ya sabía yo que a la mínima podría caerme la lagrimilla con alguna película así. Y sucedió como me lo esperaba, lloré con la película, y eso que no considero que fuera para echarse a llorar (casi lo hubiera agradecido si hubieran echado más drama, ya que lloriqueo lo hago con motivos). Fue tal y como me lo esperaba, algo no exactamente "para todos los públicos".

Lo que me extrañó un poco es que el crecimiento de Riley al final no tiene lugar porque esté pasando por una edad complicada ni una época complicada (como se ve al final, la pubertad no la ha pasado todavía, y sus problemas, aunque se desencadenen por la mudanza, no son fruto exactamente de este suceso). Riley crece por la experiencia por la que tienen que pasar sus emociones a raíz de un suceso accidental, que no debería pasar nunca, que es la pérdida de dos de sus emociones. Cuanto menos, considero esta pequeña reflexión que tengo como una curiosidad, y al igual que Jesús, sí que me quedo con las ganas de una mayor profundización en las mentes de todos los personajes. Lo que más me dejó con esta impresión fue el hecho de que las emociones protagonistas son las únicas que no comparten aspecto físico (las emociones del resto de personajes tienen todas el mismo peinado y la misma ropa, por ejemplo). Pero bueno, una experiencia recomendable, sentó bien verla tras la expectación que me creó.

23 de Julio de 2015 sobre las 14:50


7 colodro comenta:

yo pensaba que iba a ser una película mas divertida con mas bromas y demás, pero el resultado final me gusta mucho de como cualquier recuerdo depende en qe situación estes te puede desencadenar una emoción diferente. sin ir mas lejos en un momento de la película casi me pongo a llorar

23 de Julio de 2015 sobre las 18:59


8 darkpiplumon comenta:

La verdad es que es una película que me ha encantado, entré con miedo pensando que podía pecar de ir demasiado a un público infantil, y no ha sido así (el punto negativo que destacas, en mi caso se trata de uno positivo. Comparto la opinión de que hubiese estado bien que se hubieran centrado también en las emociones de otras personas (o animales, el del gato me ha hecho demasiada gracia).
Una de las pocas y pequeñas cosas que me disgustaron fue el momento en el que tristeza saca la idea de irse de casa. ¿Por qué? ¿Por qué puede ella y los demás no? Pensaba que estaban diciendo de manera simbólica que no se puede extirpar una idea. Podría haber estado mejor que hubiese teñido de tristeza la idea, para que hubiese decidido no irse.

24 de Julio de 2015 sobre las 00:42


9 Venry comenta:

"Por cierto, esta película me ha parecido en algunos sentidos, japonesa. Si me la pones en japonés y me dices que es un anime con tintes occidentales, me lo hubiera creído. "
Ayer uno de mis profesores de cómic me comentó que Lasseter es más fan que Miyazaki que de Disney, por eso tiene ese toque más japonés.
Concretamente comparó el papel del villano en el cine de Disney y en el de Miyazaki. En el de Disney no hay sitio para el malo, debe morir al final de la película. En cambio, en un largometraje de Miyazaki, el villano y sus acciones son más complejos (un bueno ejemplo, la antagonista de La Princesa Mononoke. no es muy fan del bosque, pero acoge a leprosos y trata bien a las mujeres).

Y claro, ¿aquí muere algún villano? Nope. De hecho, no hay villano. Alegría es su propio obstáculo (y también el de Tristeza y Riley). No tiene ese toque "simple" de Disney, es todo más complicado.

Y por eso estamos encantadísimos con esta película. De hecho, es de mis favoritas.

P.D.: no lloré como una condenada las dos veces que fui a verla al cine. Noooo.... Tampoco la primera vez estuve sollozando desde la mitad de la película :"(

24 de Julio de 2015 sobre las 11:01


10 Venry comenta:

#8 Yo creo que es porque no podría haberlo hecho otro. Riley necesitaba estar triste y arrepentirse de haber tomado esa decisión.

24 de Julio de 2015 sobre las 11:03


11 Fisioterapeuta-chan comenta:

#10 Totalmente de acuerdo.

Personalmente, no creo que sea malo que la "trama exterior" sea más sencilla que la "trama interior". Al revés, creo que eso lo que intenta decirnos es que detrás de las decisiones que tomamos día a día, aunque sean aparentemente sencillas, intervienen una gran cantidad de procesos cerebrales y emocionales. En el contexto de la película, podemos ver que una acción aparentemente sencilla como "escaparse porque no te gusta el nuevo sitio al que te has mudado" se produce después de complejos procesos de pensamiento: intentar aceptar el nuevo sitio sin éxito, sentirse decepcionado por los cambios en su vida (la casa y el nuevo trabajo que hace que la familia esté más separada) y en la de los demás (la amiga de la infancia de Riley ha podido seguir adelante sin ella, y eso hace a Riley sentirse prescindible), intentar sincerarse delante de la clase y de repente frenarse al "no tener sentido" ponerse en ridículo de esa manera delante de tantas personas, la compra de los billetes entre la ira y el miedo...Incluso el empeño de Alegría por tomar siempre el mando podría pensarse que es el empeño de Riley por ver siempre algo positivo en lo que hace; y eso, por desgracia para los super optimistas, no siempre es lo natural.

Creo que si la trama exterior hubiese sido más compleja no se hubiera entendido tan bien que las acciones que tan rápidamente juzgamos en los demás, han seguido un proceso interior mucho más complejo, con una serie de motivaciones que nosotros no podemos ver porque están en la cabeza, aporreando el panel de mando.

Personalmente, la película me ha sorprendido gratamente. Creo que han sabido explicar con elegancia y sencillez algo tan complejo como la mente. No veo necesario que llegue a los niños (ya la verán cuando sean adultos porque sus papis se la pondremos); me parece más interesante que llegue a los adultos a los que les cuesta trabajo empatizar con otras personas.

03 de Agosto de 2015 sobre las 19:41


12 Bell Star comenta:

Yo creo en lo que dice Jesulink "Es algo arriesgado". Pero tampoco me parece una "nueva fórmula". (Y aquí viene un tochaco, ¡aviso!)
Es un largometraje que he disfrutado, he sentido que podía haber dado más de sí. Porque tenía ese algo y no alcanzaba a tocar el fondo. Pero que igualmente he salido del cine con ganas de verla otra vez. (Poco más se puede pedir en hora y media, no todas las películas van a ser el final y el principio de Up!)
Últimamente las películas de este estilo parecen ir más dedicadas a los "no tan niños". (Y eso que el primer trailer de esta no convencía a casi nadie, luego supimos más de la película y la cosa cambió para bien.) Pero la verdad es que esto siempre ha sucedido con muchas películas.
Por ejemplo (con películas Disney). ¿Quién de pequeño entendía la trama que escondía el Jorobado de Notredame? ¿Alicia en el país de las maravillas? ¿Del Gigante de Hierro? ¿Pocahontas? ¿Peter Pan? (Incluso la mayoría de críos se aburre con las canciones, que después unos años más mayores les encantan.) Películas que visualmente, musicalmente y moralmente son preciosas. Y diferentes, que transmitían valores. Pues igual en este sentido. Cuando éramos pequeños no buscábamos gran cosa en los dibujos por muy buenos que fuesen. No solía entristecernos una muerte. Buscábamos entretenimiento, tortas, colores, al gusto de cada uno. Porque por ese entonces la mayoría éramos "alegría", no sabíamos como funcionaban muchas cosas y necesitábamos ir aprendiéndolas con el tiempo. Y esas películas no hacían ningún daño a ello. Por eso creo que este tipo de películas, aunque no lleguen a conectar con los niños. Llegará un momento en el futuro en el que tal vez volverán a verla y dirán: "Joder, ¿como no había visto lo que escondía esto antes?" Porque a mí me ha pasado. (xD) Si es que hasta en los Minions ocurre este fenómeno con los diálogos o las escenas subidas de tono, pero como hacen gracia tras gracia y tienen un diseño fácil de distinguir: éxito.
Y tampoco son las películas planas las que más nos marcan de pequeños.
Toy Story 3 o Monsters University son ejemplos de que las películas de dibujos ya no están dedicadas solo a los niños de esta época. (Porque nos han emocionado más a nosotros que a ellos, Pixar debe saber que juega con eso. Como harán con Buscando a Dory y esos supuestos Increíbles 2 que dicen que llegará algún día.) Y otro detalle, desde Toy Story si que han mejorado animando personas. (Los primeros daban repelús, comparado con esa Riley recién nacida: no hay color.) Veo mucha mezcla de estilos y eso que tampoco hay tantos personajes comparado con las últimas películas. En el viaje de la mudanza yo solo podía pensar en el principio de Chihiro. Y Miedo es un personaje tan caricaturesco, los periódicos de Ira... (Estilo Looney Tunes, "Acme"...)
Y la textura de las emociones es preciosa, es como si fuesen cúmulos de materia brillante. Parecían estar vivas de verdad. Creo que eso les costó bastante presupuesto, pero al director le encantó. Y la trama no es fácil para la gente sensible que no para de preguntarse "¿Cuándo va a pasar algo bueno en este tren que va de tristeza en tristeza?" (xD) Pero es cierto que llega a un punto en el que a ti se te enciende la bombilla y piensas: "Ah, "¡del paso a la adolescencia! ¡Por fin sé de qué va!"(xD) Luego es curioso que sea Riley quién quiere irse de casa y sus emociones las que quieran volver. Al final me parece una buena película para explicarle sus emociones a un niño que tenga algún problema. Ya que muchos psicólogos han ayudado en ella, si psicológicamente, él no sabe que le pasa. A lo mejor le ponen esta película y es capaz de identificar un poco lo que le sucede de forma sencilla y de esa forma facilitarle la ayuda.
Y así para acabar el tochacho, el corto de Lava me pareció insoportable. Animación preciosa desde luego, pero las voces cantando en español... No me extraña que el volcán estuviese más solo que la una, madre mía...

04 de Agosto de 2015 sobre las 02:31


Para dejar un comentario has de estar registrado.
Regístrate aquí.


Zona Jesulink

Sobre Jesulink (about)
Descargar 5 elementos
Descargar Raruto
Comprar comics de Jesulink
Jesulink en Blogger
Nuestros viajes (Diario)

> Contactar
> Pedir afiliación
Zona Manga/Anime

Taller de Manga
Sutori
Galería de arte
Tutoriales de Photoshop
Web oficial de Raruto
Web oficial de 5 elementos

Raruto - La serie Flash
Participación

Envíanos un aviso de noticia
Envíanos un "hoy jugamos"
Envíanos una frikipollez
Envíanos un user-arte
Escribe un artículo
Concursos y actividades
Olimpiadas Red_HoOk

Ver el archivo de noticias
Ver el registro de frikipolleces
Ver todas las noticias
Comunidad

FAQ (Ayuda)
Staff

D&D by GaTo

Jesús García
Alejandro Torres

Lindo gatito
Creative Commons License

Todo el material de esta Web, desde sus artículos hasta los comics que alberga, están protegidos bajo licencia de Creative Commons. Si quiere divulgar material de esta Web, deberá citar jesulink.com con un enlace y no podrá moficiar los archivos. Los comentarios y marcas son propiedad de sus autores. Jesulink.com © - RARUTO © y Cinco Elementos © Todos los derechos reservados al autor.