Jesulink.com - Inicio
Series. La periodicidad para cada cuál
Redactado por Jesulink
24 de Julio de 2018 sobre las 15:59
Jesulink

Disculpad mi ausencia de dos semanas en el blog. No tengo una historia diferente a la de siempre. Ahora mismo estoy muy sumergido en el videojuego y de tanto en tanto necesito jornadas intensivas para poder concentrarme al máximo en el trabajo sin pensar en otros temas como escribir en el blog (bueno, intensivas, intensivo es siempre, pero ya me entendéis: más intensivas). No se me ocurría un buen tema para "reabrir" las publicaciones cara a la verano, y estaba pensando en hacer un texto sobre algo que he mencionado de forma superficial en otras publicaciones.

Siento curiosidad sobre cómo consumís la ficción serializada en pleno 2018 y si habéis evolucionado este hábito en los últimos años.

El tema de la periodicidad es algo a lo que me enfrentado especialmente en la última década no sólo porque como consumidores siempre está en nuestras mentes (¿Cuándo salen más capítulos? ¿Cuándo vuelve esto? ¿Para cuándo el siguiente juego / la siguiente temporada?)... sino porque también es algo que encaraba casi a diario como autor durante las publicaciones de Raruto y 5 elementos y obviamente también con Kofi (especialmente con esta última, porque no sólo había una espera larga entre episodios sino que además no había fechas preestablecidas).

Cuando era joven, sí consumía algunas series al ritmo que se emitían. Es decir, que si una serie que me gustaba era semanal, solía consumir el episodio más reciente cada semana.

No es que entonces tuviera una vida despreocupada y exenta de responsabilidades (habría estado bien), pero comparado con lo que tengo ahora, pues oye, sí que tenía la mente un poco más despejada y podía retener en mi cabeza varias líneas argumentales, así como disponer de algo de tiempo para montarme teorías y expectativas que preparaban mi cabeza para un nuevo episodio. Y estaba guay.

Ya os conté que hace muchos años que abandoné esa práctica. Os lo conté, de hecho, cuando anuncié que iba a publicar el final de 5 elementos de una sentada.

También he contado muchas veces en charlas y entrevistas que trabajo muchas horas al día (eso ya lo sabéis xD) y que cuando me enfrento a un trabajo mecánico que no requiere de mucho uso de cerebro (como entintar viñetas o ciertas tareas del videojuego que ya os contaré xD), suelo tener de fondo todo tipo de material audiovisual como películas, series, documentales, vídeos de Youtube... no sé, lo que me dé por ver, siempre que me permita trabajar mientras (o sea, que de leer o jugar... nada).

El caso es que muchos, muchos días a lo largo de la última década me he tragado más de 10 horas diarias de películas o series hasta que me explota la cabeza y entonces estoy unos días trabajando en silencio hasta que me repongo y vuelta a empezar.

Las plataformas tipo Netflix publican las temporadas de las series sólo cuando están completas y ya no soy capaz de recordar si fue antes el huevo o la gallina, pero desde hace mucho tiempo para mí las series ya no son series, sino películas gigantes.

Muchas series actuales se componen de temporadas de 10 o 13 episodios de unos 40 minutos cada uno. Eso es, contando mal y rápido, entre 7 y 9 horas de metraje por temporada. Empiezo a ver una serie por la mañana y por la tarde/noche ya he visto la temporada completa (acabo de terminar una temporada ahora mismo de una serie que he comenzado a ver hoy a las 5 de la mañana).

Si descubro una serie cuando ya tiene recorrido y había tres temporadas acumuladas... pues 3 días (xD). Si tiene una narración densa y quiero tomar pausas... a lo mejor me llevaría una semana ver tres temporadas.

Empiezas una serie, ves la temporada como si fuera una peli y el año que viene más.

La espera entre temporada y temporada se hace más larga, pero la experiencia de verlo todo seguido es única, porque todos tus sentidos están concentrados en las subtramas y en la evolución de los personajes.

Además, la competencia en el mundo del entretenimiento es cada vez más feroz. Las series saben que la oferta es brutal y que el espectador puede aburrirse en cualquier momento y largarse a otro lugar. Cuando haces una gran inversión económica no puedes permitirte ciertos caprichos artísticos (como hacer una propuesta de crecimiento lento, por ejemplo), y es por eso que están repletas de estímulos y sucesos hasta el punto de que he llegado a ver episodios pilotos que si me quitaran el reloj jamás habría dicho que podrían durar 40 minutos, porque parecen películas de 2 horas con cinco finales.

Para cuando vuelva a trabajar en un contenido serializado (la cuarta temporada de Kofi, por ejemplo), tengo que reflexionar un poco sobre este tema.

El entretenimiento online gratuito ha cambiado mucho en los últimos años. Los youtubers han abierto caminos para producir mucha cantidad de entretenimiento en poco tiempo y ahora mismo estamos en un punto en el que un creador de contenido que publica 3 días está considerado para muchos "de los que publican poco".

No quiero dar noticias firmes sobre la cuarta temporada de Kofi porque ahora mismo el proyecto es el videojuego y sólo quiero mirar en esa dirección, pero sería interesante tener más tiempo para preparar una temporada de Kofi un poco mejor, acumular episodios y luego publicarlos a un ritmo. Cada animación es una aventura con sus propios imprevistos y adelantarse a eso sería interesante.

El guión de Kofi Quest tiene más líneas que varias temporadas juntas, así que puedo entender el propio videojuego como un primer intento de más pausa entre publicaciones, pero mayor densidad en la experiencia.

Siento curiosidad por saber qué pensáis por aquí de las publicaciones periódicas. Si preferís ver series al día, si una semana por episodio se os hace largo o corto, si un año por temporada se os hace largo o corto, si la espera os mata, si la espera os da igual... O si también pensáis que ha habido un cambio de paradigma con esto desde la época Naruto-LOST hasta nuestros días.




Categoría: Fuera de Tema
Menéala!  
Hay 5 comentarios


1 llui comenta:

Me atreveré a decir que no solo hay un cambio en cuando a periodicidad, sino también en duración. Y no, no me refiero al metraje del capítulo: hablo de la puta publicidad. Netflix y tantas otras plataformas evitan que te tengas que comer esas putas horas interminables de propaganda gratuita (siempre dos cortes en capítulos de serie largos, el último siendo a falta de dos-tres-cuatro minutos). Dicho de otro modo: la publicidad infernal entre capítulo y capítulo en Los Simpson de A3 de hace unos años (todavía recuerdo el puto "Envía ALTA ZED" al 5115).

Yo he tomado una decisión extraña. Más allá de las series que ya estoy siguiendo, no empezaré una nueva si no está terminada... Me hizo un maratón de Lost, pero ahora sería incapaz de esperar cinco años para ver un capítulo semanal. Tampoco ahora sería capaz de empezar Game of Thrones desde el principio: a capítulo semanal durante la primera de cada 7 años (por no hablar de la octava temporada). Y otra cosa: ya he descartado ver series largas por falta de tiempo (ya he descartado ver Los Soprano por pereza y por falta de tiempo).
Además, ver las series en plan maratón -si están bien hechas- te permite prestar atención a los detalles y ver con mayor facilidad las líneas de continuidad. Esto antes era sustituido por la discusión/debate -hablar con los amigos e ir proponiendo tus disparatadas teorías-, pero creo que esto cada vez desaparece más (y eso que Internet crea cuantiosos hilos de discusión).
Y luego está el tema capítulos random de series random: Family Guy, Modern Family... Lo que sea: capítulos cortos que te pones cuando te aburres o que pasan -en exceso- por la TV.

Así consumo las series... Y lo cierto es que me llegan a agobiar. ¿Irónico, no? Algo que en principio tendría que ser para el disfrute, me cabrea...

24 de Julio de 2018 sobre las 16:33


2 Josepacoburl comenta:

En mi caso hay consumo variado. Me gusta ver el capítulo o capítulos que estrenan en televisión con la frecuencia en la que lo hacen, concretamente como algo que ver cenando solo o en compañía (la serie del "prime time", sea española o extranjera).

Pero también sigo series a "mi ritmo", es el caso ahora de las de DC (Arrow y confluyentes). Intento verlas intercaladas de tal forma que los cruces tengan sentido, algo que en la dispersión con las que llegan a España no es viable de forma normal.

Otro caso es el de la serie de Boruto. Cuando alcancé a Naruto Shippuden la veía cada dos semanas para tener dos capítulos. En cambio con Boruto prefiero estar meses sin verla y luego poder ver un par de capítulos cada semana (al menos por ahora).

La maratón no la hago nunca, ni siquiera la hice con Castlevania que son 4 capítulos de unos 20 minutos. Como mucho encadeno muy puntualmente en el año más de un día viendo la misma serie.

24 de Julio de 2018 sobre las 18:45


3 horf comenta:

Me parece un tema interesantísimo también.
Yo he vivido la intensidad de seguir series semanales, mensuales, por temporadas a meses, de golpe,... cada una con su cosa buena y mala. Voy a ir soltando las ideas que se me han cruzado en la cabeza según te leía.

Para mi, existen las series de ver y acabar, ver y aburrirme (se desvirtuan, pierden la esencia), y las de ver y no querer que acaben.

Creo que es importante también enlazarlo con el tema de rentabilidad: youtube cambia el paradigma al hacer dinero únicamente por videos vistos, ya no dependes de obtener dinero por intentar colocar tú la publicidad o del merchandising (no depender no significa que ayude, pero no dependes).

Si hablamos de series de ver y acabar, el impacto tiene que ser suficientemente bueno como para querer el merchan, un objeto de culto. Normalmente no suelen ser muchos caps, pero de duración amplia, y la calidad debe ser excepcional.
Partiendo de que el canal es Youtube, puedes partirlo en episodios más pequeños, porque la reproducción automática ayuda, pero más tirando al formato que usaste en Newground, sin intros etc.
Se me ocurren de ejemplos series que sabes que tienen duración limitada (más o menos extensa), y recomendadas por todo el mundo (Breaking Bad, Game of Thrones, Battle Star Galactica,...). Tirando al mundo anime, hay menos ejemplos, y ya es más nicho. Si a mi me preguntan por algún ejemplo de estos, pues he recomendado Golden Boy a varias personas como introducción xD
A parte de buenísima, es un seinen que me ayuda a romperles el estereotipo de que "los dibujos son para niños".
Creo que el objetivo de las de nicho como esta es entrar en las "listas de recomendación", las imprescindibles, las de 5 estrellas en filtros... de las que da igual cuantos años pasen, haya un flujo residual pero constante de gente que lo visualiza. Sin desmerecer el boom que lo sigue durante el "vivo" y que ayuda a "expandir la leyenda".
Por ejemplo, yo me hayo a medio proceso de verme TODO (-cof- TTOODDOO) Star Trek (previa faenata de filtrar todo el relleno según 5 páginas de recomendación, si alguien quiere el listado, que me lo pida xD).



Ver y aburrirse son... entraré en 2 ejemplos concretos que lo ilustran: Naruto y Big Bang Theory.
Naruto se desvirtua. Tiene la jodienda de que... "bueno, ya que empecé, tengo que acabarla... era buena, a ver si vuelve a lo que fue...". No acaba en las listas de recomendación y lo que no exprima mientras exista, desaparece. Por eso las alargan creo yo.
The Big Bang Theory son de las que parten de una premisa interesante, pero conforme avanzan, aparte de perder su "core" (el humor), empiezan con trama más avanzada, que si no eres fan o fiel seguidor, acabas dejándotela... sabes que no te habrás perdido gran cosa por el camino, porque lo interesante estaba al principio. De hecho, el gran miedo de Kofi está por aquí, creo yo. Porque aunque el universo de las paridas o jugarretas de noob en videojuegos es muy extenso, al lector le parece limitado, y los autores suelen perder la frescura.


Con lo que entro en mi última clasificación: ver y no querer que acaben. Con el handicap de crecimiento lento como has comentado, series para mi como One Piece o Kingdom, son de las que estaré hasta tener nietos si hace falta. Creo que es lo más difícil de conseguir, y no soy quién para decir como lograrlo. Hay que ser un maestro, muy muy bueno, en todo.
Querría destacar la de One Punch Man, por su relevancia con Kofi: parte de una premisa muy estúpida con el humor como base, pero aún después de muchísimos capítulos, mantiene la esencia (humor y peleas espectaculares), así como una trama creciente y conservando el misterio (no se sabe quién es Nº1, etc).
Algo parecido le ha pasado a Ataque de los titanes; uno pensaba que después de resolver buena parte de los misterios recientemente, la serie perdería la gracia, pero de forma gratamente inesperada, ha conseguido mantener el intríngulis. Esto es, con trama que desde un inicio es coherente (no improvisada, sabía cuando hacer la transición, serie en 2 fases) y que no quita dejar el hype de una mega guerra por delante. LO QUE NO SUPO HACER NARUTO, vaya.

Dentro de esta última clasificación supongo que también se pueden meter otro tipo de series de un perfil distinto: aquellas que has visto, puedes seguir viendo y no te importaría ver casualmente si surge el momento.
Los Simpsons, por ejemplo, sabes que son autoconcluidos, te aportan humor, satisfacción al momento, pero no "dependes" de verlos ni en orden ni en trama.

En general, para los de ver y que no acaben, yo no creo que sea relevante la duración del capítulo, sino su periodicidad. Me da igual que sean 4 o 40 minutos, quiero saber que cada semana o cada mes, siempre está ahí. Es tu dosis de droga, y mientras sea buena, la dosis en minutos no importa. Pero quieres saber que está ahí. En este sentido, es como si tuvieras sobre producción en un momento del año... pues guárdala en el cajón y sácala poco a poco. Que se sepa cuando sale. El recurrente te permite volver cuando tu lo consideres. Pero no probar al cabo de unos meses, no ver nada nuevo, pensar que se ha muerto y no volver nunca más. Me ha pasado con mangas, que dejaron de tener publicaciones, los das por muertos. A lo mejor al cabo de los años he redescubierto alguna serie que daba por muerta (se quedó sin grupo scanlator), pero no fue finalizada. Pero del mismo modo, seguro que alguna por el estilo sigo pensando que murió y no, pero no me habré cruzado con ella.



En fin...
Por propuesta para Kofi, yo diría:
Probar con capítulos autoconcluyentes de mega-humor y con periodicidad muy exacta (que tu cabeza sepa que son 3 minutos de risas los Jueves a las 20:00), pero a la vez intentar crear una serie paralela con trama que profundice en el universo, intentar generar ese culto. La primera sirve como salvaguarda, el recurrente seguro y que además capta para la otra de culto.
Recomendaría diferenciarlas de algún modo en los títulos (¿2 series de reproducción distintas?¿3 listas con una de ellas que sea todo por orden cronológico?).


Como última nota, tengo las series que quiero ver, pero me falta tiempo, no son prioritarias. Que al igual me estoy perdiendo una joya a día de hoy (y soy consciente), pero que pienso que siempre estaré a tiempo de ver.


Sea como sea, aquí tienes uno de esos fans incondicionales que además intenta recomendar en la medida de lo posible (círculos adecuados) para alguien que ya tiene barba xD

Saludos!

25 de Julio de 2018 sobre las 23:44


4 jesulink comenta:

#1 Si algo que te tiene que entretener, te cabrea... ahí habrá que revisar algo xD
Como he dicho en el texto, cuando yo me saturo de tanto ver, siempre hago descansos.

#2 La maratón es una práctica friki tan antigua como sagrada. En algún momento tendrás que empezar xD

#3 Muchas gracias por exponer tu punto de vista con tanto detalle y por usarlo para hablar de Kofi también. Las ideas que propones están un loco en línea de lo que queremos probar. Además de esto, el juego será un aporte narrativo muy importante, y trae cosas interesantes que seguro podremos aplicar a futuras animaciones para la serie.

26 de Julio de 2018 sobre las 07:46


5 Shadowfury comenta:

Te recomiendo que no te compliques pensando en la mejor manera de manejar la periodicidad de tus proyectos, porque al final la gente se acaba apañando para disfrutarlo como más le guste. Por ejemplo, las personas que odien ver capítulos de uno en uno con mucho tiempo de por medio, simplemente esperarán a que tengan una acumulación suficiente como para hacerse una maratón.

27 de Julio de 2018 sobre las 14:53


Para dejar un comentario has de estar registrado.
Regístrate aquí.


Zona Jesulink

Sobre Jesulink (about)
Descargar 5 elementos
Descargar Raruto
Comprar comics de Jesulink
Jesulink en Blogger
Nuestros viajes (Diario)

> Contactar
> Pedir afiliación
Zona Manga/Anime

Taller de Manga
Sutori
Galería de arte
Tutoriales de Photoshop
Web oficial de Raruto
Web oficial de 5 elementos

Raruto - La serie Flash
Participación

Envíanos un aviso de noticia
Envíanos un "hoy jugamos"
Envíanos una frikipollez
Envíanos un user-arte
Escribe un artículo
Concursos y actividades
Olimpiadas Red_HoOk

Ver el archivo de noticias
Ver el registro de frikipolleces
Ver todas las noticias
Comunidad

FAQ (Ayuda)
Staff

D&D by GaTo

Jesús García
Alejandro Torres

Lindo gatito
Creative Commons License

Todo el material de esta Web, desde sus artículos hasta los comics que alberga, están protegidos bajo licencia de Creative Commons. Si quiere divulgar material de esta Web, deberá citar jesulink.com con un enlace y no podrá moficiar los archivos. Los comentarios y marcas son propiedad de sus autores. Jesulink.com © - RARUTO © y Cinco Elementos © Todos los derechos reservados al autor.