Índice del foro de jesulink.com
Volver a jesulink.com

Publicar Nuevo Topic Responder al Topic
¿Que te parecio el fic hasta el momento?
 
Muy bueno, espero el siguiente: 78%
Buena historia, no tan buena narración: 7%
Buena narracion, no tan bueno historia: 0%
Continuala, puede mejorar o ser interesante: 13%
Déjalo T^T: 0%
Total de votos : 51
 
» La ciudad del cielo gris (5 Elementos) Cap-39
Autor Mensaje
Dangara Mensaje Jue Oct 11, 2012 5:50 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 17 Jun 2012
Mensajes: 244

Edad: 26
0
Título del mensaje:
Yupiiiii!!! Gracias nwn!! a leer de inmediato 0u0

::::Edit:::
(todo ya leido) =//w///= este fic no pierde su nivel, en verdad muchisimas gracias por irlo subiendo! esta buenisimo!! >w< dtb!!



Ultima edición por Dangara el Jue Oct 11, 2012 7:32 pm; editado 1 vez



xXnaloviXx Mensaje Jue Oct 11, 2012 7:32 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
YEAH Lluvia rockssss y.................KAJIXLLUVIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AKJKSAKJLÑJKADBDSKJCBDSKJBCCCCCIKEWBKCJSANCAKSAABL QUE POTITOOOO aunke luego lo volvia a mirar con odio pero aun asi....QUE POTITOOOOOOOOOOOO
estare esperando ansiosa por el prox cap




Sara_loveArt Mensaje Dom Oct 14, 2012 7:17 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 09 Ago 2011
Mensajes: 479

Edad: 22
0
Título del mensaje:
*^* Oish, oish oish con Llamaviva...
Oye Sayara, esto, ummmm ¿y si metemos a Jesulink en una urna y tu escribes el resto de la historia de 5E? O le lavamos el cerebro e.e
MOLA. MOLA MUCHO. MUCHO-MUCHO-MUCHO.
ES MUY POTITO XD




Sayara Mensaje Vie Oct 19, 2012 8:33 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

spain.gif
Desde: 07 Jun 2008
Mensajes: 139
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 27
0
Título del mensaje:

Por fin viernes Very Happy Alegría para el cuerpo, y ademas con el nuevo capitulo de cinco elementos :p

Puff, catorce capítulos. Bueno, os puedo casi asegurar, que al menos de que me muera, el fic llegara a los veinte, ya que estoy ahora mismo escribiendo el 18º.

Sekai, no hagas conspiraciones sobre la trama, que si no me pong el huelga jaja XD
Dangara, muchas gracias Sonrisa. Al ser un fic tan largo intento añadir algo importante en cada capitulo para no hacerlo cansado, me alegro de que lo valla haciendo bien :3
Nalovi...¡No golpes la cabeza contra el teclado! que luego no entiendo lo que pones XD.
Sara, deja a Jesulink seguir 5 elementos un rato, por lo menos hasta que acabe la historia XD, si eso luego hacemos planes malbados jaja

Sin mas demora, el capitulo Sonrisa


Capitulo 14: Los otros

(1 día después del Día de la Energía)

La sala estaba completamente vacía. Era fría y pequeña, únicamente con una mesa y dos sillas. En la pared un cristal decoraba la parte superior, disimulando. Pero ella sabía lo que era. Llevaba horas sentada en aquella incomoda silla de la habitación de interrogatorio, aguantando las cientos de preguntas incomprensibles que le hacían los agentes. Una y otra vez repetía las mismas palabras que ella no sabia nada, que lo único que quería es ver a sus hijos. Karol estaba perdiendo poco a poco la cordura. Su pelo estaba desarreglado por el ajetreo de las horas, y bajo sus ojos se marcaban dos profundas ojeras que le sumaban mas años. Sus manos estaban temblorosas de los nervios que tenia, y lo peor era que solo podía esperar. No sabia nada de sus hijos, y la policía parecía querer negarle toda información sobre ellos.

Su mente no era más que un remolino descontrolado, que no comprendía el porqué de su detención, y no solo la de ella, si no también la supuesta de Chip y Kaji. Apoyo su cabeza en sus manos, intentando relajarse, pero no funciono. En ese momento el picaporte de la puerta giro, dejando entrar a un hombre en la habitación. Karol se levanto de golpe con intención de ir hacia él, pero en cambio, él le hizo un gesto de que no y de que se volviese a sentar, lo que la puso más nerviosa.

- ¡Ember! ¡¿Se puede saber que esta pasando?!-dijo Karol a su marido el cual se sentó enfrente suya. El hombre vestía un nuevo uniforme negro, elegante y caro, y en su rostro apenas se veían algunas marcas de la noche anterior. Ember llevaba en sus manos dos vasos de plástico con café, y los dejo encima de a mesa- Ember, estoy muy nerviosa. No sé que pasa, no se nada de los niños y me están bombardeando a preguntas extrañas…-dijo mirando a su marido a los ojos. Ella tenía una mirada confusa, y él una incompresible, ambas de un tono rojo carmesí.

- Karol… esto no es fácil de decir…-dijo Ember con cuidado. Con esas palabras ella empezó a temerse lo peor, pero, ¿Qué era lo peor que podía esperar en una situación que ni ella misma sabia? Ember poso su cálida mano sobre la de ella- Chip esta bajo arresto del ejercito, y puede que lo ejecuten- Entonces las coloradas mejillas que solía tener Karol se apagaron dejándolas del color de la cera. Su corazón se paro, para lo que ella fue una eternidad, y sentía su sangre espesa. No podría creerse aquello, incluso le costaba asimilarlo. Ember seguía sosteniendo su mano- Estoy haciendo todo lo que esta en mi mano para que no ocurra. Créeme, conseguiré salvar a nuestro hijo…-decía con palabras de animo, pero ella no las escuchaba bien.

- Dios mio…-dijo Karol en una mezcla de suspiro e incredulidad- Esto no puede estar pasando…- mientras introducía su mano libre entre sus cabellos rojizos, deshaciendo algunos nudos- ¿¡Pero que demonios me estas contando!?-salto Karol arborizada apartando su mano de la de Ember- ¿Qué van a ejecutar a Chips? ¿Pero porque? Por el amor de dios que solo tiene 10 años, no puede haber hecho nada para esa condena-dijo mientras se levantaba y daba vueltas pro el pequeño habitáculo. Ella solía ser una persona tranquila, pero ante aquella situación normal perder los papeles. Puso las manos de nuevo sobre la mesa- ¿¡Por qué Ember!? ¿¡Por qué!?-le grito a la cara. El semblante de el siguió inexpresivo.

- No puedo dar esa información…-dijo secante. Ella resoplo.

- Increíble… ¿no puedo saber por qué va ha morir nuestro hijo?-dijo incomprensiva- ¿Y tu no piensas hacer nada, verdad?- Mirando a Ember, constándole creer que ese era el hombre que un día la enamoro- Ember… yo no puedo con esto… yo…-dijo mientras estaba a punto de echarse a llorar. Ember se levanto, para rodearla con sus brazos, como si quisiese protegerla del dolor.

- Karol… te juro que haré todo lo que pueda para que Chips vuelva-dijo mientras acariciaba su pelo- Si la cosa sale como creo… puede que en un mes este con nosotros-dijo tranquilizándola.

- ¿Y Kaji?-pregunto, lo ultimo que Ember quería oír. ¿Qué contestar? Ember era un hombre fuerte, pero ante su mujer la cosa se complicaba, así que opto por la mejor opción.

- No volverá…-dijo, mientras Karol rompía a llorar en su hombro, sintiendo que había perdido dos hijos en la misma noche.

--------------------

(Madrugada del Día de la Energía)

La llegada había sido como siempre, de manera fría y mecánica. Le colocaron un mando con infrarrojos en el cuello, que tras pitar la dejaron pasar junto al resto de sus compañeros. Fuego-13 llegaba a casa. Los cinco chicos acaban de llegar a la base de operaciones e los SS, tras una noche un poco decepcionante. Casi habían pillado Lluvia, lo hubiesen conseguido si no fuese por la maldita intromisión del chico sombra. La próxima vez lo conseguirían.

Los chicos entraron en el vestuario para quitarse los trajes de licra especiales para el combate, y la ultima en entrar fue Flama, con una miraba baja oculta por el brillante casco. Desde el encuentro con Kaji, había estado extraña, alejada del resto e hundida en sus pensamientos. Empezaron a cambiarse en los vestuarios de metal frio, mientras las cámaras vigilaban que no hiciesen nada extraño. Flama se cambiaba junto a los chicos, pues ellos no eran diferenciados por genero, si no que eran considerado maquinas, maquinas de matar del gobierno. No valían más que otros soldados, aunque fuesen más fuertes, incluso podían ser despreciados por eso, por lo que ahora eran del F-13, por sus poderes. Muchos los temían, y los veían como engendros que estarían mejor muertos, pero si el rey quería utilizarlos, no se le podía negar. Flama quito primero el casco, soltando su cabello, y poniendo el protector en su taquilla. Luego, presiono un botón que se encontraba en el pecho, lo que hacia que el traje aflojase, y dejo deslizarlo, quedando desnuda, hagas por el collar electrónico que apretaba su cuello. Lo toco durante unos segundos, tensa, mientras una lucecita roja parpadeaba junto a sus latidos. Flama se mordió el labio inferior sintiéndose impotente en aquella situación, y empezó a colocarse la camiseta negra del uniforme.

- Flama, hoy te he notado extraña, ¿Estas bien?- dijo un chico rubio a su lado, mientras se ataba un pantalón negro de chándal holgado.

- Si, gracias por preguntar-dijo en voz baja, más de lo común. Ella normalmente solía ser agradable, no muy habladora, pero siempre con una sonrisa, menos en las misiones, donde se volvía fría y calculadora. El chico la miro con cara de duda, como si no se lo creyese- de verdad Melón, estoy bien- volvió a decirle mientras bajaba su camiseta tapando su vientre y sacaba los pantalones de la taquilla. Llevaban años cambiándose juntos, y aunque no fuese confianza exactamente, ya no importaba verse desnudos o no. Era lo que los SS les enseño, no tener ningún tipo de sentimiento, ni vergüenza, claro esta.

- Pues parecías muy distraída- dijo otro de los chicos, el que tenia mediana estatura y era fuerte- Ni siquiera luchaste con Lluvia, y eso que la ultima vez os disteis bien e ostias- contesto mientras se ataba un zapato.

- Bueno Magmuto, ese día estaba enfadada, nada más…-decía ella mientras empezaba a ponerse los pantalones.

- ¿Solo enfadada? ¿Pero que dices? Si casi os matáis a golpes, ambas. Ella porque escapo, pero a ti tuvimos que traerte a cuestas. Sin duda una de vuestras mejores peleas- contesto de nuevo Magmuto acabándose de vestir- Hasta me da algo de pena pensar que cuando la pillemos no volveré a veros pelear-dijo entre risas.

- No digas eso… sabes que tengo tantas ganas como tu de acabar con ella- Mientras Flama se ataba una zapatilla- Solo que hoy no estaba concentrada…-quiso excusarse.

- ¡Pero si...-volvió a gritar emocionado Magnuto mirándola, pero en ese momento sonó la alerta de que se había acabado el tiempo de cambiarse, eran muy rigurosos con aquello. Para cuando quiso volver a hablar con Flama, Melón se había colocado al lado de ella, y poso una de sus manos en el hombre de la joven.´

- Déjalo ya- dijo Melón mirándolo- Que descanse, seguro que el próximo día le volverá a meter de golpes a esa maldita Lluvia, pero por ahora que descanse.

- Bueno, esta bien- dándose la vuelta y dirigiéndose a la puerta de metal que se había abierto para que saliesen- ¡Vamos, Bombeta, Uap!- dijo a los dos chicos que quedaban, que se fueron con él. Flama acabo de colocarse el calzado y se pues de pie al lado de Melón.

- Gracias, a veces se hace un poco pesado-dijo la joven caminando a su lado en silencio. Ambos llevaban la misma ropa, camisa negra de tiras, pantalones de chándal negros anchos y zapatilla. Los trajes de licra electrónicos se guardaban únicamente para las misiones. Aquella especie de chándal-uniforme, era lo único que tenían para vestirse allí. Flama y Melón fueron a la puerta, donde de nuevo le pasaron un mando infrarrojo por el collar metalizado, soltando un pequeño pitido en señal de que estaban registrados. Los soldados les dejaron pasar y empezaron a caminar por unos pasillos todos de metal.

- No pasa nada, ya sabes como es-dijo a su lado, encaminándose hacia sus “habitaciones”. Los pasillos eran fríos, llenos de puertas marcadas por números, y cada poco se encontraban con algún soldado que los miraba con un leve tono de asco. Flama se había acostumbrado a aquello, pero aun dolía cuando saludaba a alguien y este desviaba la mirada. Melón seguía con la mano en el hombro de la joven, como si la guiase por un lugar que no conociese. Finalmente dieron con unas puertas grandes rojas donde ponía “F-13”, y a ambos lados de las puertas dos soldados bien armados. Melón dejo que de nuevo pasasen el infrarrojos por su cuello, y las puertas se abrieron a la mitad, dejándoles pasar. Una especie de apartamento futurista se mostro ante ellos. En el medio, un cuadrado hecho de sofás blancos. Por un pasillo daba a las salas recreativas, y por otro a las habitaciones. Melón la miro- Ellos deben estar en la sala de juegos, yo iré un rato a ver la TV, ¿quieres venir?-dijo amable.

- No… creo que me retirare ya… no me siento muy bien- dijo excusándose, la verdad es que lo que menos le apetecía en ese momento era estar con nadie, necesitaba tiempo para pensar. Melón no la soltó, y la gio hacia el pasillo de las habitaciones, un pequeño pasillo mal eliminado donde la cámara que los vigilaba únicamente enviaba imágenes. Pero el paro donde había un punto muerto en la vigilancia de las cámaras.

- Entiendo…-dijo sonriente, sin embargo, a Flama le pareció notar como él hacia una leve fuerza en su hombro- Pero por otro lado, no creas que no he notado las miradas entre tu y ese chico de pelo rojo…- dijo. Flama noto un sudor frio recorriendo su espalda, un leve temor empezó a crecer en su estomago- No se si es algo importante o no, lo que si se es que no esa ningún problema para F-13, ¿verdad?-dijo sonriente, pero con un tono amenazante, mientras hacia mas fuerza en el hombro de la joven.

- No - dijo Flama secante, mientras que el hombro se le quejaba levemente. Sin el traje, su cuerpo era mas inmune, y no solo eso, si no que Melón era mas fuerte que ella. El la soltó.

- Eso me parecía…-sonrió- como Capitán de F-13 soy el responsable de que no haya fallos, debemos servir al Rey lo mejor que podamos. Sin distracciones absurdas- mientras empezaba a darse la vuelta para irse- Descansa y aclara tus ideas si quieres, pero ten muy claro quien eres Flama-dijo mientras sujetaba el collar metalizado que él también llevaba.

- Si…-fue lo único que contesto la joven antes de verlo desaparecer.

Flama dejo que el escaner ocular, hiciese su trabajo, al igual que el infrarrojo con su collar. Para ella había demasiadas medidas de seguridad. Entro en su “habitación”, un minúsculo habitáculo de 2x2, con paredes grises y suelo de baldosa blanca. En una esquina una cama para uno con una colcha negra, a su lado una mesilla y nada más. Aquello era todo lo que consideraban que debía tener. Pues no era una joven e dieciséis años, si no una maquina de matar para servir al Rey, que únicamente debía concentrarse en sus objetivos. Los caprichos que eran la mini-biblioteca, o la sala de entretenimiento, eran pequeños chantajes para tenerlos controlados, para que no diesen problemas. Flama encendió la luz, que parpadeo un par de veces antes de permanecer encendida. Flama cerro la puerta, y dejo caerse en la cama cansada. Miro la luz, casi notando como irritaba sus ojos, pero necesitaba distraerse. Finalmente puso su brazo en modo de protección sobre su rostro, y hecha un ovillo se ladeo hacia la pared. Estaba muy confusa, no sabia que hacer. Desde hace cuatro años, luchar por el rey había sido su vida, desde aquella lejana noche, cuando Kaji no se presento.

-------------------

(Presente)

No había pasado mucho tiempo de las dos, tan solo unos minutos, y Kaji y Zap salían sigilosamente de su cuarto. Las luces de emergencia iluminaban levemente el pasillo. Kaji salió primero, seguido de un Zap que únicamente iba para entretenerse. Los detectores de movimiento parecían estar apagados, así que haciendo un gesto a Zap para que no hiciese ruido, se encamino hacía la biblioteca. Sus calcetines gordos mullían el sonido de sus pisadas. En poco tiempo llegaron a la sala, y sin dudar abrieron la puerta. La biblioteca estaba en penumbra, apenas unas luces iluminaban el lugar. Dentro, estaban Arturo, Amor y Sauce, cada uno en pijama, repartidos por la sala.

- ¿Nos habéis llamado vosotros?-dijo Kaji algo dudoso, mientras entraba arqueando una ceja. Pero antes de que ninguno contestase, de entre las sombras salió Mat, como si de un fantasma se tratase.

- He sido yo- mostrándose un poco más a la luz. Él, en cambio, seguía vistiendo con su típica ropa. Nadie lo vería de forma tan informal como el pijama. Su rostro era serio, y miro a todos los allí presentes- Os he llamado con una intención, que es la siguiente… -el chico cogió aire, aun dudoso de si podía contar con ellos o no- Quiero idear un plan para rescatar a mi hermana, aun de la negativa de Dino-dijo serio. Todos los allí presente mostraron su rostro de asombro, pues Mat no era del tipo de chico que rompía las reglas.

- ¿¡Que!?¿Nosotros?-pregunto Sauce sorprendido a la vez que nervioso- Debes estar loco. No, aun peor ¡eres un suicida!- si voz empezaba a ir en aumento, justo antes de que Mat lo callase.

- Shhh, la enfermería esta aquí alado, y aunque le he dado un sedante, no estoy seguro de lo que Lluvia es capaz de hacer-dijo, casi con un leve temor en su tono. Sauce se cayó, sentándose en una silla. Mat volvió a tomar la palabra- Se que lo que digo es absurdo, más no puedo dejar a mi hermana así. No soy un tipo de elemental de lucha, por lo que necesito ayuda. Puedo conseguir mucha información, e idear un plan en poco tiempo- seguía intentando convencerlos, pero no parecían darse por vencidos. Mat cruzo su mirada con la ardiente de Kaji, y aunque no le agradaba, necesitaba su colaboración- Kaji, aunque no me gustas y sigo sin fiarme del todo de ti, eres lo más parecido a un verdadero luchador elemental. Has hecho ya muchas misiones, y estoy seguro que tu poder es importante. Además… si todo sale como creo…. Pienso que podremos salvar también a tu hermano-finalizo, sin desviar la mirada. Kaji, ante aquella posibilidad no dudo un momento, estrecho la mano enguantada de Matarratas, cerrando su trato.

- Cuenta conmigo-dijo serio, sin ni siquiera mostrar una leve sonrisa. Podría salvar a su hermano, y quitarlo de las manos del gobierno y su padre. Podría protegerlo.

- Bueno… no estoy seguro de que estéis pensando claramente- pronuncio Arturo de pie, detrás de una mesa- No estamos hablando de ir, luchar, salvar y volver. Si no de: 1º, escapar del bunker. 2º, meternos en una base del gobiernos, contando además que mucho de nosotros no hemos hecho misiones nunca. 3º, tentar la ira de Dino y Lluvia, que realmente me da mas miedo que las otras dos juntas- decía acercándose- Creo que lo que pasa, es que queréis salvar tanto a vuestros hermanos, que ni pensáis con sentido. Es una locura - continuo. Parecía que Mat llevaba las de perder en aquella batalla verbal.

- Lo se… pero si no estuviese mínimamente seguro de esto… sabéis que no diría nada- mientras apartaba un cabello que se había separado de su flequillo.

- … yo lo intentare…-dijo Amor, de nuevo con una vocecita casi inaudible- Se que no soy muy fuerte… pero quiero ayudar –dijo sentada en una mesa, mirando a todos- Si a mi me hubiesen dado la oportunidad de salvar a mis padres… no hubiese dudado-dijo con aquellos ojos tan profundos como el universo. El resto de chicos parecieron empezar a ceder.

- Pues no puedo dejar que os pase nada…-dijo Arturo, aun algo inseguro- Iré, pero espero que vuestro plan funciones, aun tengo dinero que gastar jeje –dijo mostrando una sonrisa. Mat afirmo su acto con la cabeza.

- ¡Yo también iré!Paso de que me tomen por esquirol –mientras todos le hacían un gesto para que bajase el volumen- No quiero ser el único que se quede, así que contad conmigo- mientras levantaba la mano, al igual que Sali, colocada encima de su cabeza verde.
- ¿Y tu Zap? ¿Iras?-dijo Kaji mirando hacia el rubio.

- Pues claro, soy el mas fuerte, me necesitáis - con su cara inexpresiva- además, sois listos, los listos siempre aciertan- dijo acercándose más a ellos. Todos se juntaron en un círculo, como para finalizar el trato, pero una voz de entre las sombras los aletos, pensando que les iba a salir el corazón del pecho.

- Estáis locos… -dijo aquella voz profunda, desde lo altos. Todos miraron al segundo piso de la biblioteca, y allí arriba, sentado en el pasamanos y apoyando su espalda a la pared, camuflándose entre las tinieblas estaba Sôkar, tan sigiloso como siempre.

- ¿Sôkar? ¿Desde cuando estas aquí?-dijo Mat echándose un poco hacia su dirección, como si se sintiese amenazado.

- Lo suficiente como para saber todo lo que planeáis hacer- dijo tranquilo- Sois muy malos cubriéndoos. Me extraño ir a visitar a Lluvia a la enfermería, y encontrarla profundamente dormida, cuando ella no suele hacerlo hasta muy entrada la madrugada- Sôkar se inclino un poco para mirarlos- Y esta claro que Dino no es un genio informático, es fácil aquear su sistema de intercomunicación, y leer los mensajes que desde ahí se envían… -Sôkar, apoyo uno de sus fuerte brazos en el pasamanos, y de un salto bajo hasta el primer piso, donde ellos se encontraban- ¿Pensáis romper muchísimas reglas… poneros en peligro… poner en peligro la organización… y desobedecer a Dino… únicamente pare rescatar a Rubeola y al hermano de Kaji?-dijo mientras se acercaba, con aquel porte oscuro y tenebroso. La poca piel del rostro que dejaba ver parecía más pálida de lo común. Se quedo frente Mat.

- Aunque considero que esto no debería de ser de tu incumbencia-dijo Mat, mirando desafiante donde debía de tener Sôkar los ojos, levantando la mirada- Así es.

- … Pues contad conmigo- dijo el chico de negro con una sonrisa. Todos se quedaron a cuadros, sin excepción. No podían ver a Sôkar, la mano derecha y mejor amigo e Lluvia, desobedecer una orden, y más para aquella locura. Pero el chico de negro no acabo de hablar- Sin embargo, quiero que a cambio intentemos salvar a todos los elementales que podamos, sin llegar a poner en peligro la misión, ¿de acuerdo?-dijo seguro, a la vez que mostraba seriedad.

- ¿Por qué Sôkar?- dijo Arturo por detrás, mirando con duda al oscuro personaje.

- Entre en la organización para salvar gente, elementales como yo que estaban siendo cruelmente ejecutados. Si ahora doy la espalda a unos que necesitan nuestra ayuda, me estaré dando la espalda a mi mismo- como no, tan filosófico como siempre. La mano oscura de Sôkar se levanto de la oscuridad, para estrecharla con la de Mat- ¿trato hecho?

- …-pareció dudar un segundo, meter a Sôkar seguía sin gustarle. Siempre había sido un fiel súbdito de Dino, y aun le costaba creer que estuviese haciendo aquello. Pero por otro lado, era una de las mejores noticias que podían tener. Mat dejo de pensar, para estrechar ambas mano- Trato hecho-dijo seguro.

- Muy bien chicos…-dijo Kaji, con una sonrisa en los labios, y recuperando una confianza que creía perdida- Iremos a rescatar a Rubeola y a mi hermano, cueste lo que cueste.



xXnaloviXx Mensaje Sab Oct 20, 2012 2:08 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
A ver vamos por partes:
1ra:Pobre Karol TTT^TTT
2da:casi llega a darme pena Flama...pero no
3ra:eso es revelion XD aunque me hubiera gustado que Lluvia se uniese
PD:yo no doy golpes al teclado con la cabeza.........lo hago con los pies Very Happy




Kaira Kurama Mensaje Dom Oct 21, 2012 1:24 am
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

venezuela.gif
Desde: 20 Ago 2012
Mensajes: 164

Edad: 20
0
Título del mensaje:
¡NOOOOOOO! ¡Apresurate plisssss!




...ese es el momento, en cual nos sentimos verdaderamente realizados, e invencibles.

Mis galerias en DA o el foro
Dangara Mensaje Lun Oct 22, 2012 4:28 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 17 Jun 2012
Mensajes: 244

Edad: 26
0
Título del mensaje:
Eso mismo =//w//= (no pude leerlo a tiempo por k me solicitaban pero ahora que si pude estubo muy bueno) arigato! x3




Sara_loveArt Mensaje Sab Oct 27, 2012 5:07 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 09 Ago 2011
Mensajes: 479

Edad: 22
0
Título del mensaje:
Asfghhfhdssfgdd Sarita and los demas want moar :3




xXnaloviXx Mensaje Sab Oct 27, 2012 6:26 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
oye que ya es sabado.....yo solo digo eso




Sayara Mensaje Dom Oct 28, 2012 12:11 am
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

spain.gif
Desde: 07 Jun 2008
Mensajes: 139
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 27
0
Título del mensaje:
Hi Hi Sonrisa

Se que me he retrasado un día mas de la fecha de publicación, pero desde el jueves no se por que no me dejaba entrar en Jesulink, hasta hoy Sábado. Bueno, como buena noticia diré que como este capitulo me parece algo sosillo, antes del siguiente viernes sacare otro.

Espero que os guste Very Happy



Capitulo 15: ¡Vamos!





Al día siguiente, Matarratas ya había ideado un plan bastante bueno. Con la ayuda de Sôkar para acceder a información restringida por Dino, no le fue difícil encontrar todo lo necesario para organizarse. En los archivos consiguió la información necesaria sobre numerosas instalaciones del Rey, y de donde se debían encontrar los prisioneros elementales. Se trataba de una prisión secreta cerca de Leona, en una caverna a unos cinco kilómetros. En principio la simple base de operaciones, de unos tres pisos hacia arriba, pero según la información optenida, bajo la roca se ocultaba una instalación secreta, con varios laboratorios, almacenes, armamento y celdas, todo destinado a los capturar e investigar elementales. Matarratas casi grita de alegría cuando descubrió un archivo que contenía un plano de gran parte del edición, seguramente de algún topo que se lo había ido enviando a Dino por trozos. Mat encontró rápido una forma de entrar, encontrar a Rube y al hermano de Kaji y sacarlos sin ser vistos. Aquella noche, Mat reunió a todos a las tantas de la mañana para explicarles levemente el plan que tenia, y gracias al observador de Sôkar, arreglaron varios posibles fallos. Irían al día siguiente, y volverían antes del “amanecer”.


Era el sábado por la noche, y el reloj marcaba las once. Ya habían cenado y Dino se retiro a su despacho a hacer papeleo con un paquete de cervezas bajo el brazo. Lluvia seguía en la enfermería, por lo que no se tendrían que preocupar de ella. Kaji y Zap fueron a cambiarse corriendo, mientras que Sôkar manipulaba el sistema de cámaras para que mostrasen imágenes de semanas atrás, y así despintar a Dino. Kaji, coloco su traje de las misiones resistente al fuego. Zap hizo lo sismo con el suyo; pantalones cortos negros, camiseta negra corta y chaleco amarillo. Sus guantes negros, al igual que la braga de cuello que llevaba. Mientras que se cambiaban, Kaji se sentía algo nervioso, pues estaba apunto de hacer una gran locura, sin duda. Pero por Chips valía la pena. Acabaron y echaron a correr hacia el almacén de armas. Allí ya esperaban todos, e incluso Amor, Sauce y Arturo llevaban ropas de misión

- ¿De donde las habéis sacado?-pregunto Kaji nada mas llegar- pensé que os las daban cuando hacíais la primera misión.

- Ya, pero con la amenaza de poder ser atacados, Dino decidió dárnoslo por si acaso- contesto Arturo. Cada traje era diferente. El de Arturo era un jersey color dorado de tiras gordas, un chaleco de cuero, unos pantalones negros anchos y en su cuello una bufanda también dorada. Sauce unos pantalones corto marrones, y una camiseta larga cuyos bordes parecían estar rotos. Amor, con una especie de kimono corto y blanco, de manchas anchas hasta los antebrazos. Mat, parecía llevar las mismas ropas de siempre, solo que cabio la bata por una gabardina marrón que ondeaba con su caminar. ´

- Vamos, no tenemos mucho tiempo… -dijo Sôkar mientras abría el almacén de las armas. Ayudo bastante a elegir a cada uno un arma, aunque de los entrenamientos ya sabían más o menos cuales se le daban mejor. Arturo, con un cinturón ancho atravesando su cintura, escogió una espada, además de algunas armas de larga distancia y pesadas. Sauce, menos interesado en el tema de las armas, pues la muerte no era de su interés, eligió un látigo, además de varias mini-bombas, tanto de humo como de luz. Sin duda echaría a correr en cuento tuviese oportunidad. Aquella noche dejaría a Saly sola en la habitación, no quería llevársela a un lugar tan peligroso, Y Amor… ¿Qué darle a Amor? Las armas pesadas estaban descartadas, así que decidieron por darle algunas pequeñas, y algunas con dardos venenosos. Sôkar, viendo como todos estaban ya armados, menos Mat, que aseguraba no necesitarlo, empezó a hablar- Esta bien, ¿todos tenemos claro el plan?- todos asistieron- Si alguien va ha echarse atrás, este es el momento…-nadie se movió, aunque Sauce parecía querer hacerlo. Sôkar se encamino a la puerta- venga, vámonos, Leona esta lejos- mientras salía de la habitación deprisa con los seis detrás suya.

Fueron hasta la entrada rápidamente, mientras miraban las cámaras de seguridad que debían de estar desconectadas. Todos se pusieron las capuchas marrones para ocultar su rostro, y Sôkar desbloqueo la puerta. Además del código de seguridad, se necesitaba una gran fuerza para moverla, y como no estaba Lluvia, dibujaron que hacerlo Kaji, Zap y Arturo con gran esfuerzo. Salieron a la caverna sin perder el tiempo, aunque la puerta quedaría aun un rato abierta antes de cerrarse automáticamente. La caverna estaba oscura y fría, parecía que las setas luminosas habían descendido su brillo, dejándolos una penumbra ideal para Sôkar. El chico sombra, alargo el brazo para que los demás su tocasen, y colocándose en circulo, con el brazo derecho levantado, fueron engullidos por las sombras. Sôkar los movió por las oscuras galerías a gran velocidad, era como si volasen. Se concentraban en no apartar el brazo del chico, pues si se separaban caerían a gran velocidad al suelo.


Era verdad que Leona quedaba lejos, tardaron más de una hora, cuando llegar a Beluga seria unos 10 minutos, pero también contaba que socar cargaba con siete personas. Sôkar los dejo en otra caverna, pero muy pequeña, de no mas de tres metros cuadrados. Los chicos esperaron órdenes, nerviosos.

- Esta bien, hemos llegado-dijo Mat seguro. Había estado mucho tiempo con Sôkar organizando aquella locura, nada debía salir mal, Mat empezó a caminar lentamente por las galerías- Estamos cerca de Leona, en una caverna secreta-dijo Mat. Kaji no pudo evitar pensar levemente en su pasado, al igual que en la familia que allí vivía- La base esta bien vigilada, pero no parece haber demasiados guardias, no deben de querer llamar la atención. Eso es un punto para nosotros- parándose en una abertura que daba a una cueva iluminada. En la cueva que era bastante grande, había una verja metálica y de espino rodeando un edificio no muy grande, como un ayuntamiento, o unas oficinas importantes. La primera reacción de Kaji fue que aquello estaría chupado, pues en un lugar tan pequeño seria fácil encontrar a Chips, pero Mat aun no les había informado de la estructura de las instalaciones- Una de las normas es no utilizar nuestro poderes, ¿ok?-dijo Mat mirando a todos- Estamos en unas instalaciones especialmente dedicadas a los elementales, hay muchísimos detectores, si salta uno se acabó- señalando varias cámaras que debían también tener instalado un sistema detector- Leona esta a poco mas de 10 minutos, si se enteran de nuestra presencia no tardaran en tener un ejercito de soldados para córtanos el paso- dando la espalda a la salida. Metió la mano en la mochila marrón que llevaba de lado, y saco un pequeño aparato de metal, lo puso en el suelo y le dio a un botón. Un ológrafa de las instalaciones apareció suspendido en el aire- Como veis, lo de fuera no es mas que en engaño, las instalaciones importantes están ocultas bajo tierra, entre las rocas- mientras señalaba la zona baja. Era como ver un edificio, pero en vez de haber pisos hacia arriba, era hacia abajo. La zona oculta era enorme, ni se podía comparar a la superior. Y no solo eso, extrañamente, entre el edificio superior y el oculto, parecía haber un hueco de tierra sin construir, como si se tratasen de dos edificios que estuviesen separados. Una zona empezó a teñirse de rojo- Estas son las zonas que no debemos acercarnos, solo hay laboratorios y así, por lo que están mas vigiladas- un camino en azul empezó a trazarse- este es la mejor forma de entrar y llegar a las celdas-mientras Kaji ponía una mueca. La línea azul bajaba tres pisos del edificio superior, y luego caía en picado hasta el oculto. Debía de haber allí alguna forma de bajar- Nos dividiremos en dos grupos. Kaji, Zap, Amor y Arturo, os dirigiréis a esa zona, liberareis a Rube y Chips, y si veis que podéis, a todos los elementales que podáis. Sôkar, Sauce y yo nos dirigiremos a la sala de vigilancia, donde iremos desactivando los sistemas de alarma. Una vez acabado, nos reuniremos y saldremos rápidamente, sin distracciones, ¿ok?- todos afirmaron. Mat saco unos pinganillos y les dio uno a cada uno- así nos mantendremos en contacto.

Probaron que se oyese bien, aunque tuvieron que pegarle a Zap por querer utilizarlo de micrófono de heavy metal mientras gritaba, y ya listos, Sôkar dio por empezada la misión.

- Nos adelantaremos nosotros- dijo mientras Sauce y Mat ponían una mano en su hombro- en cuanto os de la señal entráis, con cuidado, esta bien?-pregunto, y cuando afirmaron, les deseo suerte.

Sôkar se transformo en un círculo negro, junto a sus dos compañeros, que se fue deslizando por la roca hasta llegar a la base. Pasar la alambrada no fue complicado, solo que cuando una cama pasaba lentamente por su objetivo debían ir muy lentos. Sôkar debía tener un control enorme para que no lo detectasen, ser una sombra, no utilizar el poder de la sombra. Fue por los lugares mas oscuros, sin llamar la atención de los escasos guardias que había, y se coló por la parte inferior de una puerta. Estaban dentro. Mat y Sauce podían ver todo lo que sucedía, como se movían en la oscuridad y como la gente no prestaba la atención a una simple sombra. Para Sauce, fue una situación muy tensa, sintiendo que las “mariposas” de su estomago lo estaban matando. Mat, le decía a Sôkar por donde ir, aunque era complicado, pues si hablaban se oiría perfectamente, y debían esperar a estar solos o lejos de la cámara. El lugar no parecía muy diferente a su bunker. Todo de metal, muy tecnológico, muy frio. Las puertas plateadas que se abrían hacia un lado se sucedían continuamente, sin carteles de que tipo de sala se trataba. Era realmente complicado moverse por allí, y Mat pensó más de una vez que se había perdido, cuando al fin, tras bajar dos plantas y pasado unos 15 minutos, dieron con lo que debía ser la sala de control. Colocada al final de un oscuro pasillo, como si quisiesen disimular su existencia, y protegida por dos soldados. Se encontraban ante un problema bastante grabe. Sôkar podía salir de su sombra y atacar y derribar a ambos sin problemas, pero la cámara podía detectarlo y perderían. Estropear el sistema electrónico tampoco era una opción, las alarmas no saltarinas pero si mandarían soldados a ver que pasaba. Estaban ante una difícil situación. Pero en ese momento, unos pasos rápidos sonaron por el pasillo, acercándose a gran velocidad. Un soldado, vestido perfectamente con el uniforme, se acercaba a la puerta decidido. Sôkar aprovecho para esconder su sombra en la suela de los zapatos del hombre, esperando que pusiese entrar, y así fue. Los centinelas abrieron la puerta casi sin preguntar, y una vez dentro, Sôkar se volvió a esconder esperando a que el soldado se fuese de allí. La sala era pequeña y redonda, a un lado, media pared llena de pantallas brillantes, que enseñaban no solo imágenes de las cámaras, si no también algunos símbolos y cuentas extrañas. En la otra mitad de la sala, lo que debía ser una almacenamiento de datos. El soldado encargado de las imágenes, vestía el uniforme algo peor, mas desarreglado. Puede que se tratase por no tener un trabajo tan dado al publico, pues seguramente se pasaría horas y horas allí sentado. Hablo con el soldado, que se fue al poco, no sin antes darle una carpeta. Nada más irse y las compuertas se hubiesen cerrado, dejándolos en al penumbra a no ser por la luz que emitían las pantallas, Sôkar saco lentamente de la sombras a Mat, que con una guirindilla preparada, se acercó lentamente a aquel guardián. El hombre estaba sentado aburridamente mirando las pantallas, mientras se rascaba la leve barba, sin darse cuenta del peligro que le acechaba. Únicamente vio el reflejo de Mat en un monitor que se puso negro un segundo, antes de que el chico de pelo lila le clavase una aguja directamente en el cuello. Ni tiempo le dio a gritar, solo sentir como su cuerpo se paralizaba rápidamente, sin poder enviarle ordenes, pero su mente estaba despejada, sabiendo que había caído en una trampa.

- Ya esta, con esto quedara un par de horas sin moverse-mientras guardaba la aguja usada en su mochila. Era muy estricto con sus experimentos, no pensaba dejar tirada por ahí una aguja donde aun podían sacar algo del elixir, copiárselo y luego utilizarlo contra el, no señor.

- ¿Es el mismo que has usado con Lluvia?-pregunto Sôkar saliendo de las sombras, levemente preocupado por su compañera que quedara en casa.

- No, con ella utilice algo para que quedara dormida- dijo mientras empezaba a mirar las pantallas, identificando las zonas con el mapa que el tenia- me costó, no quería dejarse medicar, aseguraba estar bien…-dijo, miro que Sôkar no parecía estar demasiado contento con aquello- conseguí convencerla, era lo que había que hacer…-aun así, el chico sombra seguía sin convencerse de todo, era demasiado protector con Lluvia.

- Esto…-dijo Sauce algo miedoso desde la parte oscura de la habitación- ¿que hacemos con ese?-señalando al soldado que permanecía inmóvil en su silla de cuero. Mat no lo miro, seguía inmerso en las pantallas.

- Pues fácil. Además de ser un suero que paraliza todo tu cuerpo, sirve como suero de la verdad, obligándolo a responder a todas nuestras preguntas-dijo con una leve sonrisa en los labios, encantado de esa superioridad que estaba teniendo. El poder sobre otros, el poder sobre lo que es inferior, eso era lo que le gustaba. Miro al soldado, el cual únicamente podía mover levemente los músculos de la cara, y tenia el ceño fruncido- Ahora, me vas a contar cual es la contraseña de sistema de vigilancia-dijo esperando a que el soldado soltase su respuesta. El soldado intento resistirse levemente, pero finalmente escupió la contraseña de seguridad- Perfecto-dijo Mat volviéndose a los monitores. Empezó a teclear a una gran velocidad, mientras Sôkar y Sauce esperaban. Las pantallas no paraban de mostrar carteles pidiendo la contraseña, la cual desbloqueaba Mat en un segundo. En menos de cinco minutos, todos los sistemas habían sido desactivados, dejando camino libre al grupo de Kaji- avisarles ya.

- Si… -dijo Sôkar, y presiono levemente el auricular que tenia, abriendo la línea- Chicos, ya podéis pasar-dijo secamente. Miro de nuevo a Mat- ¿y ahora?

- Esperar…-mientras observaba las pantallas iluminadas. No le costó mucho encontrar la que conectaba con las celdas, pero apenas se veía su interior. Solo un pasillo con barrotes, y un par de soldados vigilando, no debería costar mucho derrotarlos y liberar a los prisioneros. Mat intento que la cama mostrase algo del interior de las celdas, pero era imposible. Mat dio un golpe en la mesa, y la carpeta que había traído anteriormente el guardia se deslizo por esta, hasta caer al suelo esparciendo todas las hojas que albergaba, y una fotografía. Mat recogió esta con cuidado, mientras de sus labios escapaba una maldición- mierda…

--------------

Miro a ambos lados de los túneles, sin ver nada extraño. El casco que protegía su cabeza le enviaba miles de indicaciones por minutos sobre la temperatura, humedad, etc., todo lo que pudiese servirle de ayuda. Cansada de una imagen tan oscura tras la capa de cristal, Flama resoplo pesada y sin ganas. Aquella seria otra noche aburrida, revisando las galerías cercana a Leona sin motivación alguna. Las guardias se basaban en aquello, caminar y caminar vigilando que todo estuviese bien, que todo estuviese en su sitio. Flama, pensaba que la noche no seria nada espacial, puede que aquello incluso fuese mejor, pues su mente aun pensaba en un chico, aunque ella intentase con todas sus fuerzas ignorarlo. En ese momento, un leve pitido empezó a sonar dentro del casco. Flama, presiono uno de los botones que se encontraban en el lateral, y una pequeña imagen apareció en el cristal del casco.

- ¿Pasa algo, Melón?-pregunto seria mientras caminaba, y en la imagen aparecía el rubio, que al igual que ella llevaba el casco.

- Flama, hoy cambiar tu guardia- se le oyó a través de los altavoces del casco, con su voz levemente distorsionada- Hoy ve tu a mirar las instalaciones T-3. Que Uap no puede hacerlo- dijo mientras la voz desaparecía del casco.

- Entendido, cambio y corto- respondió Flama, mientras dejaba de presionar el botón, y la imagen de Melón desaparecía de la pantalla. Cansada y aburrida, Flama se dirigió a las instalaciones cercanas a Beluga para un reconocimiento rutinario.

-----------------

Una oscuridad difícil de escribir era lo que rodeaba al pequeño Chip. Una celda oscura y pequeña, con unos grandes barrotes que le recordaba la libertad que le había sido privada. Tan confuso había sido todo desde el día de la energía, la última vez que vio a su familia. Sin ni siquiera saber porque, los soldados lo habían encerrado como a un criminal, y su mente aun algo infantil no daba descifrado por que le pasaba aquello. Sentando en la esquina de la minúscula cama de la celda, que no era mas que un camastro, intentaba pasar inadvertido en las sombras. El miedo a que volviese aparecer un guardia en la puerta, que lo arrastrase aun de sus gritos por los pasillos, y lo volviesen a atar en una camilla de un laboratorio lo aterraba. Las marcas de agujas en su brazo empezaban a dejar una marca morada que no parecía querer irse, y le dejaba una molestia importante. Durante días lo habían atormentado con cientos de pruebas, sin decir nada. Ahora no era más que una simple rata de laboratorio, y ni se molestaban en hablarle. Casi no dormía, los gritos de otros niños se oían de vez en cuando desde fuera de sus barrotes. La prisión donde se encontraba no era nada que el gobierno le había dicho de como eran. Chip pensaba que las prisiones eran lugares para gente mala, quien no se merecía vivir con el resto, y donde se les enseñaba a respetar a su Rey. Pero aquello ni se acercaba. Apretó mas las piernas con sus brazos, medio temblando, mientras susurraba que por favor lo sacasen de allí, ¿Dónde eraba su madre?¿y su padre? E incluso su hermano. Le daba igual, solo quería salir de allí. Alado de los barrotes que marcaban líneas oscuras en el suelo por la tenue luz que se filtraba entre ellos, la supuesta “comida”, que era una bazofia mal hecha. Incluso con ello para comer, prefería la comida que hacia su padre, las pocas veces que cocinaba por que Karol no estaba, y aquello parecía haberlo encontrado del suelo. No quiso comer, no le apetecía. En ese momento, por delante de sus barrotes paso un guardia, llevando casi a rastras a un niño de su edad. Lo encerró en la celda contigua y desaparecido. Kaji se acerco con cuidado a los barrotes, con miedo de que alguien apareciese de la nada y lo arrancase de aquella tranquilidad que se habia convertido su celda. Toco los barrotes, y se acercó lo mas que pudo a la celda de alado.

- ¿Estas bien?- pregunto en un leve desespero de hablar con alguien. Desde que había llegado, nadie se habida dignado en dirigirle la palabra, únicamente los científicos con ordenes para facilitar su trabajo. De la celda no salió ni un solo ruido, únicamente aquel silencio roto pro el sonido de las bombillas. Chip cogió la pieza medio podrida de fruta que les daban, y la dejo rodar a través de los barrotes hasta la otra celda- puedes comerla si quieres, yo no tengo hambre- prosiguió. Al principio no dijo nada, pero luego oyó los mordiscos en la manzana, como crujía bajo unos dientes.

- Gracias…-se oyó una leve voz cuando la manzana se había acabado.

- De nada jeje- contesto Chip contento. Por fin una voz, una voz que no lo aterrase- Yo me llamo Chips, ¿ y tu?-pregunto ansioso de entablar una conversación desde hace tiempo

- No me acuerdo…



xXnaloviXx Mensaje Dom Oct 28, 2012 1:22 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
BIEEEEEN operacion rescate en marcha >Very Happy ¿el otro niño es gafas cierto? Cool
a mi tambien me pasaba lo de que no podia entrar D:




Sara_loveArt Mensaje Dom Oct 28, 2012 1:43 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 09 Ago 2011
Mensajes: 479

Edad: 22
0
Título del mensaje:
Por twitter comunicó Jesulink que la web se había roto, pero han coseguido restaurarla e.e
MOARMOARMOAAAAAAAAAAAAAAR




Dangara Mensaje Dom Oct 28, 2012 5:14 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 17 Jun 2012
Mensajes: 244

Edad: 26
0
Título del mensaje:
Yupiiii!!! xD (lo de lo roto ya me habia asustado por no poder entrar, pero k bueno que con eso se que no tenia virus =w=U), acabo de llegar y estubo muy bueno!, gracias por seguir subiendo (y por hacerlos largos x3!!)




Sayara Mensaje Lun Oct 29, 2012 10:25 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

spain.gif
Desde: 07 Jun 2008
Mensajes: 139
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 27
0
Título del mensaje:
Bueno chicos, no pasa nada. Si se perdiera la pagina volvería a publicarlos uno a uno cada semana XD. Tres meses...


xXnaloviXx Mensaje Dom Nov 04, 2012 3:03 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
ummmmmm....ettoooooo...el fic y tal??




Publicar Nuevo Topic Responder al Topic 
Mostrar mensajes anteriores:   
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas