Índice del foro de jesulink.com
Volver a jesulink.com

Publicar Nuevo Topic Responder al Topic
¿Que te parecio el fic hasta el momento?
 
Muy bueno, espero el siguiente: 78%
Buena historia, no tan buena narración: 7%
Buena narracion, no tan bueno historia: 0%
Continuala, puede mejorar o ser interesante: 13%
Déjalo T^T: 0%
Total de votos : 51
 
» La ciudad del cielo gris (5 Elementos) Cap-39
Autor Mensaje
francisco44 Mensaje Sab Ene 05, 2013 11:46 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

Desde: 28 Sep 2012
Mensajes: 134

Edad: 24
38.5
Título del mensaje:
Esperaba que en este capítulo Lluvia despertara antes que Kaji y al verse en la situación en la que estaban, le diera un buen par de hostias al pelirrojo, pero al parecer Kaji predijo que ocurriría esto y se alejó de Lluvia :B. Eso si, con el favor que le hizo la elmental de agua al salvarle la vida tras que él cometiese un error perfectamente evitable, creo que concluirá como mínimo en un sermón e.e

Por otra parte... ¿Qué es lo que encotraron Mat, Zap y Sokar o.o?

Bueno, quiero concluir diciendo que el capítulo estuvo excelente (como siempre) y espero con ansias leer el próximo Sonrisa


Dangara Mensaje Dom Ene 06, 2013 3:39 am
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 17 Jun 2012
Mensajes: 244

Edad: 26
0
Título del mensaje:
A esperar el proximo x333!! Gracias nwn!!




Vulpes Mensaje Dom Ene 06, 2013 3:21 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

spain.gif
Desde: 17 Oct 2012
Mensajes: 36

Edad: 24
0
Título del mensaje:
buena historia y buena narracion me gusta es muy buen Fan-Fic(intentare hacer un Fan-fic)




Sigue siempre adelante
xXnaloviXx Mensaje Dom Ene 13, 2013 4:35 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
va a haber capitulo esta semana?? D:




Sayara Mensaje Vie Ene 18, 2013 8:47 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

spain.gif
Desde: 07 Jun 2008
Mensajes: 139
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 27
0
Título del mensaje:
Hi Hi a todos

Bueno, debo una disculpa. Por problema tecnicos no he tenido Internet hasta hace dos días, y ni he podido entrar, ya que normalmente si no publico aviso. Perdonar.

Gracias a todos de nuevo por leer, parece que cada vez se une mas gente, y me gustaría que lo puntuaseis del uno al diez Sonrisa. De nuevo gracias por leer y que os guste el cap



Capitulo 26: Lo sospechado



Lo que hicieron ambos nada más consiguieron salir del helada agua fue coger el mayor aire posible, mientras su pecho les atormentaba con cientos de pinchazos. Lluvia, cansada del rescate que acababa de hacer se acercó nadando hasta el bode de piedra, apoyándose con un brazo en el, y con el otro poniendo a Kaji también sobre el borde para que no volviere a hundirse en las tinieblas. La joven empezó a respirar más tranquilamente mientras su pecho se tranquilizaba, y a su lado Kaji había conseguido no perder el conocimiento y se apoyaba con ambas manos a las rocas, aferrándose a ellas, mientras tosía y escupía importantes cantidades de agua, pero por lo menos estaba vivo. Lluvia se apoyó en una roca y salió del agua sentándose en el borde, en cambio Kaji, salió pero prefirió tumbarse. Aun le dolía la cabeza del golpe, se sentía mareado y su vista estaba nublada, nada que diez minutos de descanso no pudieran arreglar. Cuando Lluvia recupero su ritmo de respiración normal, no lo dudo un momento, y miro al chico tumbado a su lado.

- ¿Tu cada segundo eres más gilipollas, no?-dijo con cierto tono de ira, pero sin elevar la voz. Su garganta estaba algo irritada y la sentía caliente del esfuerzo que acababa de tener, y su corazón seguía bombeando rápidamente repartiendo aquel aire tan fresco que acababa de obtener. Como el chico no parecía por la labor de contestar, ella le dio un rápido y seco puñetazo en el hombro- Casi me muero ahí abajo por tu culpa, ¡eres un inútil!- finalizo mientras cerraba los ojos. Kaji apenas sintió el golpe, el frio había entumecido su cuerpo, y para él apenas fue un roce. Aunque su mente no paraba de pensar en que por muy poco acababa de morir, también pensaba en ese simple y necesario beso que Lluvia, y algo colorado la miro. Lluvia permanecía con los ojos cerrados mirando hacia el techo, con el cuerpo llenos de pequeñas gotas que se deslizaban lentamente, y con su pelo pegado a su cuerpo, formando miles de espirales sobre su blanca piel. Kaji desvió la mirada, intentando que ella no notase como sus mejillas volvían a ponerse rojas. Kaji miro donde se encontraban, no supo darle nombre.

- ¿Dónde estamos?- dijo algo sorprendido. No era una cueva, no era oscura, ni con tierra, ni nada por el estilo. Parecía más un cuarto, con el suelo liso con baldosas color crema, las paredes de piedras blancas que parecían brillar levemente, con leves relevos de vegetación, y en el techo una pequeña cúpula. Lluvia abrió los ojos y contemplo de nuevo aquel lugar, mientras su pecho subía y bajaba más tranquilo.

- No lo se… antes no me dio tiempo a fijarme- dijo mientras se levantaba. Sujeto su pelo y empezó a apretarlo, para que el agua que en él se amontonaba cállese y empapase el suelo. Miro hacia Kaji- Dame la mochila…-le mando. Al principio Kaji puso cara de duda, pero enseguida le paso la mochila que llevaba en su espalda.

La joven empezó a sacar la ropa de ella, y sin esperar a que su ropa interior se secase empezó a vestirse de nuevo. Kaji noto como se secaba bastante rápido, su cuerpo volvía a su temperatura normal y el agua desaparecía muchísimo más rápido. Kaji también se vistió, y en breves ambos estaban preparados con sus capas puestas.

- Otra cosa…-dijo Lluvia mientras se recogía el pelo en una improvisada coleta, y algunas gotas seguían escurriéndose por él. Kaji se estaba colocando la mochila a la espalda, y agradeciendo de que ambos estuviesen ya vestidos.

- ¿Qué pasa?- Dijo mientras se giraba para poder mirla mientras arqueaba una ceja, pero antes de poder reaccionar ella lo golpeó fuertemente en la cara. Fue rápido y preciso, aunque no fue el golpe más fuerte que le había propinado, pero aun así hizo retroceder a Kaji. Estuvo apunto de contestar, mirándola con odio, pero ella ni le hacía caso, solo hacia crujir sus nudillos como si tal cosa.

- Nada… ya nada- dijo empezando a caminar. Kaji decidió callarse, aquella vez se había merecido el golpe. Casi había matado a ambos, y sabiendo cómo era Lluvia hasta aquel golpe parecía un precio bajo por su error. Kaji abrió y cerró la boca comprobando que no estuviese rota ni descolocada, pues sabía que con la manía que tenía Lluvia de pegarle solo sería cuestión de tiempo que lo consiguiese, pero para su suerte todo seguía en su sitio.


Él empezó a seguirla, ignorando el leve dolor de su mandíbula, por un pasillo de piedra y por el salía muchísima luz, una luz que iluminaba casi toda la estancia. Lluvia le hizo un gesto a Kaji para que la siguiera, y este no quiso enfadarla más y la siguió. Ella no menciono en ningún momento nasa sobre el fugaz beso, y Kaji lo entendió como que no quería saber nada de él, que hiciese como si nunca hubiese pasado, y en cierto modo fue lo que hizo Kaji. No tenia pensado llegar a la base y andar a contar que Lluvia, en un desesperado intento de salvarle la vida, lo había besado bajo el agua estando casi desnudos, pues como ella se enterase seguro que Lluvia lo cogía y lo intentaba ahogar, si hacia falta, en las lavadoras de la base. Por el momento haría como si nada, nada había sucedido allí abajo y nadie se enteraría, o por lo menos eso quiso intentar hacer Kaji. Caminaron hacia la puesta de la habitación, que cada vez parecía emitir una luz más potente, o puede que sus ojos no estuviesen acostumbrados después de casi un día en la penumbra. Finalmente salieron del lugar. Tuvieron que poner los brazos delante de sus ojos para ver más allá de dos metros, por lo menos hasta que sus ojos se acostumbraron. Pasado casi dos minutos, empezaron a diferenciar los bordes de los edificios que los rodeaban, y lentamente recubrieron un tembló ante ellos. Las paredes de los edificios emitían una leve luz, como si brillasen por ellas solas, pero en lo alto una especie de burbujas gigantes iluminaba todo, creando un bonito juego de luces y sombras. Lluvia camino un poco, contemplando el lugar tranquilamente. Nunca había estado en un lugar así, ni en nada que se pareciese. Kaji también consiguió acostumbrarse a la luz, quedando maravillado con el lugar. Sus palabras no podían describir lo que sentía en aquel momento. No sabia que era aquello, pero muchísimas de la arquitectura allí presentes le recordaba a templos que había visto en el libro de Gea, el libro que le regalara su tío y ahora tenía requisado Dino por tiempo indefinido. Reconocía algunos tipos de columna con antiguos del estilo de la superficie. Tanto Lluvia como él empezaron a ver todo en silencio, pero sin dejar de asombrarse. Lluvia dedujo que la cueva donde había pasado la noche podría haber sido una cueva secreta para guardar cosas importantes o así, de ahí que estuviese tan bien escondida. Acabaron llegando a una espacie de plaza rodeada de columnas y edificios, donde el suelo estaba completamente tapado con un mosaico. Ellos no podían verlo bien, ya que de lo grande que era se necesitaría estar bien alto para contemplarlo, pero la imagen mostraba una enorme serpiente mordiéndose la cola formando un círculo. En medio de la plaza, una enorme roca rosácea posaba tranquila. Ambos se acercaron. Kaji no puso evitar su sonrisa cuando descubrió que la roca estaba grabada con cientos de letras que no entendía, pero los había visto en su libro de Gea. Paso el dedo por encima de algunas letras, maravillado, sin darse quieta de que Lluvia había quedado completamente quieta a su lado, mirando aquellas letras, como si viese más allá.

- …Traerán… muerte…-dijo la joven casi sin darse cuenta. Apoyo los dedos sobre una de las palabras, una que estaba medio desecha. Lluvia se acercó un poco- ¿Dios?- dijo dudosa sin dejar de mirar el relieve. Kaji la miro sorprendido, sin creer que ella pudiese entender nada de aquel idioma.

- ¡Lluvia!-dijo en cuanto la chica paro, pero ella seguía moviendo sus labios, leyendo levemente lo que podía descifrar- ¿Puedes entender esto?- pregunto anonadado. Si era así sería su día de suerte, por que con su ayuda, si conseguía convencerla podría traducir algunos trozos del libro de Gea, en los cuales aparecían tipografías antiguas.

- ¡Shhh¡ - dijo ella con cara de enfado. Sin previo aviso sujeto el cuello de la camisa de Kaji, y lo acerco a su rostro- Esto ni una palabra a nadie o…- no pudo acabar la frase, pues los gritos a lo lejos la interrumpieron. Unos gritos que los llamaban, bueno, llamaban al chico, procedentes de un tipo rubio que no sabía comportarse ni ser discreto. Por un borde de la plaza apareció Zap entre gritos, seguido de Sôkar y Mat, los cuales mantenían un rostro serio. Lluvia se separo rápidamente del chico, apoyándose en la piedra de manera disimulada.

- ¡Kaji!-grito Zap antes de lanzarse al cuello del chico sin delicadeza alguna. Lluvia vio un poco sorprendida la escena, pero enseguida entendió el comportamiento exagerado del rubio- Crei que nunca más volvería a comerme tu comida- decía entre gritos. Kaji prefirió reír y callar.

- Menos mal que estáis vivos-dijo Sôkar llegando a su altura. Estaban igual que el día anterior, no parecían haber tenido ningún tipo de incidente. Ninguna herida ni la ropa rota, por lo menos parecía que habían pasado mejor noche- ¿Qué tal estáis?

- Hemos podido encontrar un sitio seguro, acabamos de encontrar una entrada que daba a aquí
- dijo Lluvia secamente y sin entrar en detalles. Sôkar se le quedó mirando, y Lluvia se fijo en que Mat también la miraba con cara de duda y algo roja, y no tardo en darse cuenta que su ropa se había mojado por no haber esperado a que secase la ropa interior marcando de un azul oscuro la superior. Lluvia se puso un poco colorada- Era por una salida acuática- dijo mirando a otro lado, dejando claro que no daría detalles. Quiso cambiar de conversación- ¿Y que hay de vosotros?

- Pues…
-Mat pareció dudar un segundo, mirando a Sôkar de una forma extraña, pero enseguida encontró una respuesta- Nada.. llegamos aquí por casualidad y hemos pasado la noche sin mayores problemas- dijo secamente. Lluvia se dio cuenta de que él tampoco parecía querer entrar en detalles, y ella no insitio por el momento.

- ¿Y que es este lugar?-Dijo Kaji una vez consiguió deshacerse del abrazo mortal de Zap, quien quedo sentado en el suelo mirando con su típica cara. Esta vez fue Sôkar quien contesto antes que nadie.

- Un simple templo, no hemos encontrado nada en especial. Podemos irnos ya-dijo secamente y sin rodeos. Lluvia quería contestar, pero se le adelantaron.

- ¡No!-grito Kaji llamando las miradas de todos. Le miraron con cara de duda- Aquí tiene que haber algo… no sé qué, pero algo- dijo mirando a todos lados.

- Kaji… no hay nada. Ya hemos recorrido todo y no hay nada. Solo ruinas y piedras- dijo Mat secamente. Se guardó de nuevo el mirar a Sôkar, pues necesitaban irse de allí- Hay que irse, Dino estará preocupado-busco la escusa fácil.

- No, estos grabados, esta arquitectura, es la misma que aparece en mi libro. Estoy seguro- intento defenderse Kaji para que le dejasen más tiempo. Lluvia, Sôkar y Mat quedaron cayados, en un silencio que Kaji no comprendió, cada uno pensando en sus cosas.

- ¿Qué libro?- pregunto Sôkar, pero antes de que Kaji contestase se adelantó Lluvia.

- ¿El que cogimos del colegio el día de la Energía?

- Si, ese
- dijo mirando a Lluvia con una leve sonrisa. Miro a su alrededor, preguntándose todo lo que podría encontrar entre aquellos muros.

- Mira Kaji.. no tenemos tiempo para esto- dijo Sôkar acercándose a Kaji- Te prometo que en cuanto volvamos hablare con Dino para que te de ese libro… pero ahora deberíamos irnos.

Kaji finalmente acepto, recuperar su libro podría ser más importante que lo que allí encontrase. Seguro que era como Sôkar y Mat decían, nada más que piedras y grabados que en un pasado tuvieron un sentido, pero ahora ya no. Fueron hacia la salida colocada al final de unas enormes escaleras, por donde habían entrado Sôkar y el resto, y Kaji pudo ver desde lo alto lo que dejaba atrás sin ni siquiera saber que es, aunque en el fondo sabía que se arrepentiría de aquello. Cerraron las enormes puertas de nuevo, dejándolo tal y como estaba al principio, alejándose de aquel lugar que tantas preguntas había creado en algunos, y mientras se alejaban las enormes bolas del techo se fueron apagando al igual que los edificios, pues su fuente de energía se alejaba poco a poco.



No consiguieron llegar antes de la noche, y decidieron quedar a acampar en otra cueva un poco alejada, lo suficiente para no preocuparse del gobierno ni nada por el estilo. Kaji volvió a encender una buena hoguera con solo un trozo de mineral que Mat había conseguido. En total habían recolectado unos cinco kilos de aquella extraña piedra que brillaba y ardía tan bien, sería suficiente como para no necesitar más en un par de años. Kaji ofreció su saco de dormir a Lluvia, ya que esta había perdido el suyo en la caída además de casi todas sus cosas, aunque aseguraba que la mayoría solo eran armas y algo de comida. Lluvia rechazo casi a gritos el saco de Kaji, llamándole cabezón y cosas por el estilo, y asegurando que ella no necesitaba un saco para dormir. Kaji recordó la noche anterior, pero prefirió guardarse la leve sonrisa que asomaba por sus labios. Entre todos, bueno, más bien entre Kaji, Sôkar y Mat, consiguieron reunir alimento para Lluvia y Zap, y aunque no se llenaron las barrigas llegaría hasta el día siguiente. Sôkar insistió a Lluvia de que durmiese con su saco, pero ella de nuevo orgullosa lo rechazo, aunque con más tranquilidad que a Kaji. Una vez debían estar dormidos, Lluvia soporto cerca de una hora desprotegida, solo con su capa de manta y cerca del fuego. Pero Kaji la escucho levantarse y como sus pasos se dirigían hacia él, y por un momento pensó en locuras propia de un adolescente en la edad del pavo, pero no ocurrió nada, además de que Kaji tampoco era ese tipo de chico. Al poco se oyó los gritos de Lluvia mientras le daba patadas a Zap para quitarle el saco, acusándolo de ser él responsable de que ella no tuviese el suyo. Pero fue imposible separar al rubio de su cama, sería más fácil romper un diamante con las manos, y Lluvia acabo desistiendo mientras maldecía. Al finar Sôkar la convenció para que por lo menos durmiese con él. No penséis mal, los sacos podían abrirse a la mitad con lo que obtenían una manta bastante grande para dos, y colocando sus capas en el suelo para que el frio de la piedra no enfriase sus cuerpos, Lluvia acepto. Casi todos durmieron de un tirón, pero Kaji despertaba a los ratos, con la curiosidad que le había dado el templo aquel, y preguntándose si volvería alguna vez. Y se maldigo varias veces por mirar a Lluvia, que dormía tranquilamente junto a Sôkar, como haría una pareja enamorada. Sin duda era completamente distinta cuando sus ojos se cerraban, y Kaji seguía sin entender cómo podía mantener una unión tan fuerte con el chico sombra. Una chica dura que parecía no necesitar de nadie, permitiendo a un chico tranquilo que la persuada en algunas cosas, no parecía una amistad fácil. Pero sin duda estaban muy unidos. Kaji volvió a dormirse cuando solo quedaba una hora de descanso. A la mañana, Sôkar pidió un extraño favor, que a Kaji no le gusto demasiado. Era no hablar a Dino sobre el templo. Durante un minuto Kaji estuvo bastante nervioso, pues quería volver a ir, y sin el permiso de Dino no sería capaz, pero Sôkar dio su explicación. Según el chico sombra, Dino estaba siendo sometido a mucha presión últimamente, y lo último que necesitaba era darle una nueva preocupación sobre un templo que no tenía nada de importancia. Dino estudiaba todo lo que tuviese que ver con el exterior, y no dudaba que dejaría su puesto de trabajo para ir a ver aquel lugar, y eso no era nada bueno. Kaji acabó cediendo a la petición de Sôkar, al fin y al cabo era él el que iba a recuperar su libro. Mat y Zap no pusieron oposición alguna, y Lluvia simplemente miraba el suelo en silencio.



Seria mediodía cuando por fin llegaron a la base, pocas veces habían estado tan alegres de regresar de una misión. Y como parecía que era costumbre, apenas esperaron un segundo a que apareciese Amor con un set de primeros auxilios con los ojos casi en lágrimas. La pobre se había ahogado de nuevo en un vaso de agua, preocupándose más de lo debido por que los chicos se habían retrasado un día en la misión. Kaji afirmo estar bien, solo un par de rascazos y un chichón en la cabeza. Lluvia también confirmo su buen estado, y dijo que luego pasaría por la enfermería a hacerse un par de curas de su golpe en la cabeza, y desapareció por los pasillos en dirección el despacho de Dino, tenía que contarle la pequeña cuartada que habían montado como excusa de su tardanza. Amor al ver que todos estaban bien, sugirió a Kaji ir a tomar unas cookies que acababa e hacer junto a Chips y Gafas, cosa que no paso por alto Zap, que llevaba desde la mañana quejándose de que tenía hambre. Como un león sobre su presa, se lanzó sobre Amor en busca de cookies, y la pobre solo pudo correr desesperada y asustada de aquella bestia que la perseguía. Empezó a correr por los pasillos, seguida por Zap babeando y pidiendo comida, y Kaji detrás riendo e intentando calmar al rubio. Finalmente quedaron solos Mat y Sôkar, que quedaron en silencio mientras veían como los otros tres se alejaban.

- ¿Crees que dirá algo?- dijo Mat mirando a Sôkar serio. Su rostro no mostraba expresión alguna, y movía uno de sus hombros de forma cansada.

- Sabiendo que es Zap… yo diría que si- Contesto el chico sombra. Mat resoplo cansado haciendo que sus cabellos se moviesen levemente. Sôkar lo miro- Pero solo nos queda confiar en él, y en que conseguirá callarse.

- Espero que tenga memoria de pez-
soltó Mat sin mucha preocupación. Sôkar seguía mirándolo seriamente. No se había olvidado del extraño comportamiento del chico antes de encontrar el templo, pero ahora había algo mucho más grande que los unía, y no quería espantarlo con preguntas poco adecuadas. Mat lo miro cansado- ¿Le vas a conseguir ese libro a Kaji?

- Sí, eso le he prometido
-contesto Sôkar apoyándose en una pared cansado. Una cámara en la esquina los vigilaba, pero sabía que no podía oírlos- Pero no antes de que yo lo mire- concluyo. Mat seguía estirando sus extremidades, como si hiciese años que no se movía.

- A mi también me gustaría echarle un ojo, aunque no sabemos si tendrá relación o no con el templo- mientras miraba a la cámara desconfiado.

- Quien sabe, ahora yo me espero de todo- Sôkar empezó a caminar hacia su habitación, necesitaba una buena ducha fría. Mat se quedó aun un rato, pero antes de que Sôkar se alejase lo suficiente le llamo.

- Mantén vigilada a Lluvia- dijo en un tono mucho más serio de lo común en él. Sôkar paro un segundo, y giro levemente la cabeza en su dirección.

- Y tú a Amor- dijo en bajo mientras continuaba su camino. Ambos se separaron, pero sabían que seguramente empezarían a parar más tiempo juntos. Necesitaban descubrir que se ocultaba tras los mosaicos de aquel templo.





xXnaloviXx Mensaje Jue Ene 24, 2013 3:36 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
Vaaaaya solo eso le ha echo Lluvia a Kaji parece ser que no le ha molestado tanto tener que besarle (Kukukukukukukukuku) y por cierto¿POR QUE DEMONIOS LE DICE SOKAR A MAT QUE VIGILE A AMOR?osea que Mat le diga a Sokar que vigile a Lluvia si le veo mas sentido y tal pero eso me ha dejado intrigada o...¿acaso a Mat le mola Amor?
PD:no he podido comentar antes por que este ordenador es una mierda y he estado esperando que me arreglaran el portatil pero parece ser que da para largo asi que me las apaño con esta bazofia
PD2:TU FIC CADA VEZ ME GUSTA MAAAAAAAAS




Dangara Mensaje Jue Ene 24, 2013 9:29 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 17 Jun 2012
Mensajes: 244

Edad: 26
0
Título del mensaje:
JUAS! Gran Shonk Desde el 18 esta el capi y hasta ahorita lo encuentro, Waaaaaaaaa!!! xDD x33, a leer!!! x33 , gracias por continuarlo Mr. Green Saludos, Dtb n_n




francisco44 Mensaje Jue Ene 24, 2013 9:33 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

Desde: 28 Sep 2012
Mensajes: 134

Edad: 24
38.5
Título del mensaje:
Como ahora nos pides que puntuemos, a este capítulo le pongo un 8. Le quito 1 punto por las faltas de ortografía y otro punto por las faltas de coherencia en ciertas frases puntuales, por ejemplo:

-"Lluvia permanecía con los ojos cerrados mirando hacia el techo...", creo que es difícil mirar algo con los ojos cerrados XD.

-"...ese simple y necesario beso que Lluvia, y algo colorado la miro.", quizás quisiste escribir "... beso que Lluvia le dió, y algo colorado...", o también "... beso de Lluvia, y algo..."; así tendría más sentido.

Pero estos son errores simples, que supongo se deben a faltas de concentración momentáneas, y no dañan de forma grave la comprensión de la historia que nos relatas e.e

En general, el capítulo me gustó porque le pegaron a Kaji Sonrisa y además aumentas el misterio sobre lo que encontraron Mat, Sôkar y Zap en el templo. ¿Por qué vigilarán a Lluvia y a Amor?

Bueno, sin más que decir, espero el próximo capítulo.


Sayara Mensaje Vie Ene 25, 2013 6:08 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

spain.gif
Desde: 07 Jun 2008
Mensajes: 139
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 27
0
Título del mensaje:
Hi Hi a todos Sonrisa

Ya pensaba que me habíais abandonado en el fic T^T, no sabéis que alegría tuve cuando vi vuestros comentarios jaja, pero esta bien Wink(a la que hace mucho que no veo es a Sara LoveArt T^T, se le echa de menos)

xXnaloviXx lo de Amor es parte de la trama, que ahora se pondrá más interesante y con más secretos, y me alegra muchísimo que cada vez te guste más mi fic, así que tendré que esforzarme más ò-ó

Dangara andas perdido XD, si os fisgasteis ahora pongo junto al nombre del fic el numero en el que voy, así sabéis cuando solo comente o cuando publico Smile

francisco44, Muchas gracias por tu puntuación, me ha subido mucho la moral Sonrisa. Es verdad que tengo bastantes faltas,y ademas como ahora he tenido la etapa de los exámenes apenas he tenido tiempo para corregir el fic, intentare ligarme más :p

Como siempre muchas gracias a todos por comentar y leer, y espero que os guste el cap Sonrisa


Capítulo 27: El tiempo pasa



Tan solo había pasado un par de días desde que habían vuelto, pero las cosas seguían igual. Dino no les castigo ni les riño por haber tardado en la misión, Lluvia había mentido muy bien. Kaji al principio iba casi todo el rato detrás de Sôkar pidiéndole que consiguiese su libro, bueno, las pocas veces que el chico no estaba con Lluvia. Tanto Sôkar como Lluvia habían vuelto a tener una relación estrecha, pasando casi todo el día juntos, Ahora entrenaban juntos y era raro verlos separados, aunque parecía que era Sôkar quien quería estar con Lluvia, porque ella a veces parecía escapar del chico. Si no conociese a Sôkar parecería que iba detrás de la chica de pelo azul en temas de amor, pero ese no parecía el estilo del chico. Pero no eran los únicos que parecían haber estrechados lazos. Amor estaba bastante contenta, Mat la había vuelto a admitir como pupila. Hacía casi medio años que por culpa de Kaji, Mat había decidido no dar más clases de medicina a Amor, y ella tuvo que apañárselas para estudiar por su cuenta. Ahora, del día a la noche, la había vuelto a admitir. La joven ilusionada empezó a pasar las horas en la enfermería con Mat, y que además de eso entrenaba, casi no le quedaba tiempo libre, y lo poco que tenía lo pasaba con Arturo buscando información en la biblioteca. Kaji empezaba a pensar que podía haber algo entre esos dos, pero a la vez pensaba que era tonterías suyas. La cosa es que ya era difícil verla, por lo menos sin estar cansada. Chips y Gafas se aburrían demasiado, y empezaban a torturar al pobre Sauce, que inocente como era no era capaz de echarles cara y solo podía correr. A esto se unió Tarántula, que se aburría como nunca. Los primeros días Zap se los paso mirando a Kaji fijamente, y este intentaba ignorarlo, pero esos ojos le inquietaba. Cuando le preguntaba de porque le miraba Zap contestaba que era un secreto seguía. Por suerte al tercer día se aburrió.


Kaji miro el reloj, que marcaba las once, en una hora las cerraduras automáticas de las habitaciones estarían activadas y no podría salir hasta el día siguiente. Se levantó para ir a la cocina a por algo de comer, aquella noche había cocinado Zap y pocos fueron los que se atrevieron a comer sus macarrones con cacao y aceitunas, les había quitado el habré solo con el olor. Y como Zap se había comido las tres cuartas partes de su especial comida ahora dormía a pierna suelta. Chips y Gafas habían aprovechado la ocasión para vender golosinas, ya que a aquellas horas Dino vigilaba la cocina. Kaji empezó a caminar por los pasillos tranquilo, si alguien le preguntaba tenía pensado poner de escusa que iba a por un vaso de agua o algo por el estilo. Como era costumbre, los pasillos estaban en un silencio que daba miedo, parecía que de cualquier lado te iba a saltar un monstro queriendo degollar tu cuello, pero lo más parecido aquello que había por allí era Lluvia, y debía encontrarse en la enfermería junto a Nizo, que seguía igual. Llego a la cocina, pero por desgracia no estaba vacía. Kaji vio sorprendido a la profesora Lambda, quien se encontraba sentada en un taburete bebiendo té. Kaji sintió un escalofrío, no sabía aún muy bien porque, pero aquella mujer parecía que nunca estaba, nunca la notabas, era extraño.

- Bona Nit! Kaji- dijo tranquilamente pero sin sonreír. Al igual que Dino, ella mostraba un comportamiento poco amistoso con Kaji especialmente, aunque este no sabía por qué. Puede que una razón era que por su culpa había perdido su trabajo como maestra en el colegio Colmillo de León, donde él estudiara de joven.

- Bue-Bona Nit!- dijo dudando un poco. Era tarde para retirarse así que debía disimular. Se encamino hacia una lacena- Vengo a hacerme solo un café- mientras cogía un bote de un estante disimulando bastante mal.

- ¿Piensas estar despierto toda la noche?- pregunto mientras lo miraba. Sus ojos eran lilas, claros ya la vez profundos, pero cuando te miraba, parecía que teñía el aire con ese color, como si resplandeciesen, era extraño. Kaji miro a otro lado nervioso.

- No… pero quería leer algo antes de dormir- busco una excusa fácil y creíble mientras se acercaba a la máquina de café y echaba los granos en ella.

- Antes no eras tan estudioso…- dejo escapar ella, y Kaji quedo parado un rato. Ella al ver que el chico le miraba con duda continuo- Como profesora espía me fijaba en bastantes niños, aunque ya no me acuerdo de todos. Al fin y al cabo, ya sabes cómo podían acabar…-dejo la frase en el aire, dando a entender su final.

- ¿Cómo?- pregunto Kaji rápidamente. Ella levanto la mirada rápido, sorprendida que el chico no lo supiese. Bajo su baso, pero no lo poso en la encimera.

- Dino te ha dicho poco de lo que es realmente era Colmillo de León, ¿verdad?- pregunto tranquila y sin alterarse. El silencio y la tensión de Kaji le confirmo la pregunta- Creo que deberías saberlo… Veras, el colegio Colmillo de León no es un colegio cualquiera, como ya sabes. A él van los mejores jóvenes, los hijos de los militares y cosas por el estilo. Bueno, eso no es del todo cierto…-pronuncio en bajo mientras Kaji se tensaba- La escuela fue fundada mayormente para los hijos de los militares, en especial, de aquellos que habían mostrado inicios de que su poder elementar fuese fuerte.- Tomo un breve descanso, mientras Kaji asimilaba- El resto de chicos estaban allí para disimular, un colegio de apenas 100 alumnos ya llama la atención, imagina si fueran veinte o así que son los que realmente le interesa al gobierno. En tu caso, tú fuiste matriculado por tu padre, el capitán Ember Llamaviva- pronunció. Kaji volvió a sentir un leve latigazo de ira corriendo por su espalda. De nuevo su padre aparecía para joderle la vida, bueno, más bien el pasado. Por su pulpa tuvo que dejar el colegio y unirse a aquel de snobs, junto con Flama, y mira como había acabado.

- ¿Mi padre me ingreso en ese colegio por eso?- pregunto Kaji mientras su mano se volvía un puño. Lambda volvió a beber.

- No, en este caso no- volviendo a bajar el vaso de barro- Suelo mirar los expedientes de los nuevos alumnos. La petición de ingreso no la hizo tu padre, si no alguien de más arriba. Por eso no supe quien eras hasta hace poco.

- ¿Quién fue el que hizo la petición?

- Lo siento, eso no te lo puedo decir
- contesto secamente, y Kaji sabía que no debía protestar. Si ella estaba dispuesta a contarle cosas no pensaba atosigarla. El silencio se alargó un rato, mientras la máquina de café iba llenando su recipiente.

- Bueno… ¿Y para que nos tenían allí exactamente?

- Debería decírtelo claro. Los del gobierno sabían que tu padre era muy hábil y capaz de manejar el fuego, no sería de extrañar que su primogénito tuviese los mismos genes y demostrase su habilidad. Entrenaros y estimularos desde pequeños podrían asegurar que vuestro poder se despertase mientras estuvieses estudiando allí, si así era vuestro destino estaba grabado
- se silenció un raro, mientras Kaji notaba la tensión crecer en él, ella lo miro- Serias llevados a los SS sin dudarlo- se calló. Kaji quedo paralizado, no sabía si por la sorpresa o la ira que empezaba a crecer en él. El gobierno no solo mataba elementales, ahora también los criaba, por así decirlos. Los cuidaba y luego se aprovechaban de eso, para utilizarlos como armas para luchar contras sus hermanos elementales. Y puede que lo peor es que su padre sabia eso y lo había permitido estudiar allí. La taza de Kaji estaba a punto de rompérsele entre las manos.

- Entonces yo… ¿debía estar con los SS?¿Con Fuego-13?- dijo dudoso. Pensar que su destino había sido el de ser un objeto más, el de luchar por un gobierno manipulador, la completa eliminación de vida y libertas, aquello le repugnaba solo con pensarlo. Sería uno más de ellos, como Flama, encerrada y obligada a luchar bajo amenaza de muerte. Lambda lo volvió a mirar.

- Seguramente abrías acabado así si no te hubieses ido antes. Tienes potencial y no habían tardado mucho más en darse cuenta- aquellas palabras le habrían hecho sonrojarse a Kaji, su no fuese por que sus mejillas ya estaban algo rojas de rabia. Lambda al ver que él no contestaba continuo- Como le paso a tu amiga Flama, ¿no?, ¿Por qué era tu amiga?-pregunto mirando a Kaji, sin saber si su memoria le estaba jugando una maña pasada. Kaji afirmo con la cabeza- Ella fue una pena, con tan solo 12 años que te metan con los SS, era muy joven –La taza de Kaji estallo entre sus dedos haciendo que miles de trozos de cerámica cayesen al suelo. Kaji ni noto como algunos trozos se habían clavado en su piel, haciendo pequeños hilos de sangre. Kaji empezó a comprender lo que le había pasado a Flama años atrás, cuando de un día para otro desapareció sin dejar rastro, tras aquello se encontraba los malditos SS, que cada vez se ganaban más rencor de Kaji. Todos aquellos años separados, años de soledad de Kaji y sufrimiento de Flama, todo aquello por el gobierno. Lambda en un principio se asustó, pero enseguida se relajó, y ni hizo el menor caso ni a la sangre y a la taza rota y continuo- Las mujeres maduramos antes que los hombres, eso no es ninguna sorpresa, pero también sucede con los elementos. Normalmente una mujer es capaz de demostrar su poder antes que los chicos, pero en el caso de Flama fue mucho antes. No sé qué sucedió, pero sí que de un día para otro la habían confirmado como elemental y la retiraron de la escuela para que entrenase. Fue muy rápido la verdad- acabando su té. La máquina de café empezó a pitar y Kaji empezó a volver a este mundo, agachándose para limpiar los trozos rotos- Tú has tenido más suerte. Si tu padre no llegase a mudarse a ese pueblo… ¿Cómo se llamaba? ¿Beluga? Sí, eso, seguramente te hubiese pasado lo mismo. Fue una suerte que os mudaseis – dijo mientras se levantaba. Kaji quedo en silencio mientras que en su mano se amontonaba los trozos blancos de la taza rota. Pensó levemente en como su padre había llegado un día a casa con la noticia de que se iban a mudar, y como no dejo rechistar sobre el tema. Ember había estado decidido, y ni las protestas de Kaji consiguió cambiarle de opinión, ¿Habría tenido algo que ver con lo de Colmillo de León? No, Kaji lo dudaba. La última vez que se habló con su padre, él dijo que había ido solo a Beluga a buscar a Lluvia, y además había intentado matarlo. Puede que lo del colegio fuese solo una casualidad, pero ahora no podía pensar en ello. En su cabeza había más cosas importantes. Lambda se levantó tranquila y fue hasta el lavavajilla, dejando dentro la taza de té vacía- Yo me retiro ya. Si tienes hambre Dino no suele controlar las piezas de fruta. Bona Nit!- finalizo yéndose hacia la puerta.

- Gracias…-dijo escapar Kaji, aun no sabía muy bien porque, pero las palabras de ella le habían aclarado un poco su pasado y el de Flama, aunque también le había creado nuevas dudas sobre su padre. Kaji tiro las piezas de cerámica, bebió un café y comió una manzana antes de marchase.


---------------

Los pasillos estaban casi completamente oscuros, apenas un par de luces en las esquinas los iluminaba, lo suficiente para que las cámaras detectasen si pasaba alguien por delante, pero quien caminaba por ellos no podía ser visto, pues las sombras se confunden con las sombras. Sôkar caminaba por los pasillos tranquilos mientras que las cámaras no lo detectaban por la oscuridad que reinaba y lo fundía. Eran las tantas de la madrugada y todos deberían de estar en sus habitaciones, pero a él no le costaba salir por debajo de la puerta en modo sombra, por lo que los candados automáticos no eran un problema. Camino hasta dar con una puerta y entro sin vacilar, y en pocos, se encontraba delante de la puerta del laboratorio de Matarratas. Allí hacia más frio, pues el lugar está directamente tallado en la roca y esta transmitía su frío. Sôkar toco en el pequeño telefonillo que había, y Mat le abrió rápidamente desde el otro lado, permitiéndole la entrada. Como siempre, el laboratorio estaba completamente desordenado, sería difícil encontrar algo si no eras Mat. La oscuridad bañaba los objetos y la única luz que había era la que emitía el ordenador de Mat al final de la habitación, mientras él lo miraba una y otra vez. Sôkar se acercó tranquilo.

- ¿Qué tal vas?- poniéndose a su lado. En la mesa donde se encontraba el ordenador también estaba llena de papeles, bolis y otros materiales, y no solo eso, un libro blanco y dibujos negros, con el nombre de Gea reposaba tranquilo en una esquina- ¿Has encontrado algo?

- Nada…- contesto echándose hacia atrás y estirándose. Debía de llevar horas en aquella posición y sus huesos se quejaban. Se relajó en la silla, y aparto la mirada de la pantalla notando como sus ojos le picaban- He leído casi todo el libro y no parece haber nada sobre el templo ni nada por el estilo.

- Ya te lo dije yo
- contesto Sôkar. Cogió el pesado libro y se apoyó en una mesa mientras lo abría y pasaba sus páginas lentamente- No parece mucho más que un simple atlas. Puede que lo escribiesen cuando los elementales se ocultaron bajo tierra, para que la superficie no quedase en el olvido.

- Pues no consiguieron mucho…
- dijo Mat cansado, mientras cerraba sus ojos y los masajeaba tranquilamente. Desde hacía unos días Sôkar y Mat habían estado trabajando juntos en una pequeña investigación, y pensaban que aquel libro les ayudaría, pero parecía que no era así- Por si acaso lo he escaneado todo, por si más adelante queremos mirar algo. Ya puedes dárselo a Llamaviva, o se pondrá nervioso y empezara a quejarse- soltó con una pequeña sonrisa.

- Sera mejor, me ha costado que Dino lo soltase- Pronuncio Sôkar mientras seguía pasando páginas. Hacía tres días había hablado con Dino para que le devolviese el libro a Kaji, y si no fuese porque había sido Sôkar quien se lo había pedido, seguramente no lo hubiese devuelto. Sabían que Dino, aunque no lo pareciese, coleccionaba todo que lo pudiese sobre el exterior y todo sobre los elementales, pero puede que al ver que no era más que un atlas su interés disminuyese lo suficiente como para devolvérselo a Kaji. Sôkar seguía con el libro- No sé cómo ha podido Kaji conseguir algo así, hasta a Dino le ha extrañado.

- No lo sé, por eso lo quería examinar
- se dio la vuelta en la silla, dando la espalda a la pantalla donde aparecían los escáner de las páginas- Es muy raro, dudo que lo hubiese conseguido de su padre. Pero de todas formas es mejor no preguntar, si no puede sospechar y prefiero que no.

- Puede que sea mejor así, aunque su origen podría descifrar más
- Sôkar cerro el libro y lo dejo a un lado de la mesa. Miro a Mat que cada noche que trasnochaba mostraba un aspecto peor, con el pelo despeinado y las ojeras- ¿Por qué crees que podía tener algo interesante?

- Ya no lo sé, últimamente parece que todo está relacionado, así que prefiero asegurarme
- Ahora fue Mat quien sujeto el libro con las manos- Lo único que he sacado es que tanto en algunas partes del libro y en el templo escriben igual. Deben ser fragmentos en antiguo, es una pena no saber leerlo.

- Ya…
-dijo Sôkar cansado. El silencio se extendió un rato de manera tranquila. Todo el lugar mostraba una escena lúgubre y un poco siniestra, que cualquiera que los viese le parecería que planeaban un asesinato. Sôkar volvió a mirarlo- ¿Qué tal Amor?- pronuncio serio.

- Supongo que bien- contesto tranquilo- Actúa como siempre, no he notado nada raro. No me hace mucha gracia tener que cargan con ella, últimamente no tengo tiempo para nada y menos para darle clases de medicina, pero dudo que tú puedas vigilarla más tiempo.
- Yo tengo suficiente con Lluvia. Es escurridiza y me cuesta tenerla vigilada. Si no fuera porque entrenamos juntos seguramente apenas le vería el pelo. Pero tampoco parece comportarse extraño, bueno, después de lo de Leona y lo de Nizo claro que ha cambiado, pero nada más
- concluyo serio. El silencio volvió a invadirlos, únicamente roto por el zumbido que hacia el ordenador cuando se calentaba por pasar horas encendido y trabajando. Mat miro el suelo oscuro.

- ¿Crees que son imaginaciones nuestras?- pronuncio en una voz baja, y si no fuese por el silencio ni él mismo se hubiese oído. Sôkar lo miro.

- El templo era real, y lo que allí había también. Puede que estemos exagerando, pero lo dudo, después de lo que vimos- Mat no contesto, por lo que Sôkar entendió que le daba la razón. Puede que se estuviesen volviendo locos y paranoicos, o puede que en sus manos se encontrase el mayor misterio jamás contado.

- ¿Crees que Zap ha contado algo?- dijo Mat algo molesto.

- No creo. De ser así ya tendríamos a Kaji o a Lluvia gritando detrás de nosotros. Espero que se haya olvidado del tema- soplo cansado. Pasaron unos minutos y el chico sombra entendió que la conversación había acabado. Se levantó y alago la mano a Mat- Yo me he de ir ya, le daré mañana el libro a Kaji- pronuncio, y Mat se lo dio tranquilamente mientras se giraba en la silla para volver al ordenador- ¿No vas a ir a dormir?

- Seguramente no
- contesto rápido Mat mientras tecleaba a una velocidad increíble- Mi habitación ya tiene la cerradura electrónica puesta, y no puedo entrar. Además, tengo algunas cosas que hacer…

- Está bien
- finalizo Sôkar, mientras se marchaba. Su mente confiaba en aquel chico de cabellos morados para aquel secreto, y a la vez sabe que Mat ocultaba algo que no pensaba decir por las buenas. Lo que tenía Sôkar claro era una cosa, que no dejaría que a Lluvia le pasase nada.

---------------

Era domingo, y casi todos se relajaban en el salón viendo una película que tantas veces la habían visto que podían escribir los diálogos sin olvidarse de una sola coma, pero aun así entretenía. Repartidos entre los sofás y alguno en el suelo, como los dos pequeños, permitían en silencio mientras la protagonista maldecía una y otra vez por su amor no correspondido. Amor sentada alado de Arturo parecía ceder en breves al sueño, y allí estaría él para ser una almohada improvisada. Tarántula se había unido a la sesión, pues el aburrimiento la estaba matando. Sôkar también veía la película, sentado en un sofá de piel negra solitario. Kaji sentado alado de Sauce miraba sin cesar y disimuladamente a todos, esperando el momento de más tensión de la película. Giro la cabeza lentamente, y vio como Matarratas permanecía sentado en una silla del comedor, alejados de ellos, con un codo en la mesa y la mano soportando su cabeza para no caerse. Miraba hacia la película, pero a la vez sus ojos mostraban que no la veía, más bien parecía estar pensando profundamente en sus cosas, como Kaji hace tiempo cuando miraba hacia delante en la case y no tenía ni idea de que profesor o que estaban dando. Pero Kaji se fijó que de vez en cuando los ojos del chico morado los miraba, Kaji no sabía a quién de todos los que estaban en el sofá estaba mirando Mat, ya que el pelirrojo giraba la cabeza para disimular, pero Mat parecía un perro guardián asegurándose de que su dueño seguía allí, daba algo de miedo. Por fin llego la parte supuestamente emocionante de la peli, la pelea entre el tío y la tía, y de la manera más disimulada que pudo Kaji se levantó para ir a la puerta, excusándose con que tenía que ir al baño. Sauce sugirió parar la peli para esperarle, pero Kaji negó y dijo que siguiesen, pues también quería ir a la cocina e iba a tardar. Pero Kaji no se encamino ni a los baños y a la cocina, si no a su cuarto, lo más rápido que pudo, no sabía cuánto tiempo tendría hasta que su tardanza les llamase la atención, puede que media hora, quizás menos. Una vez entro en su habitación, salió muy rápido con una pequeña mochilita a la espalda y camino hacia el final del pasillo, cogiendo aire para hacerse el valiente. Puede que después de aquello recibiese otro golpe, y que sabe qué, pero necesitaba hacerlo. Tranquilo e intentando no hacer mucho ruido peto a la puerta al casi al final del pasillo, esperando que nadie más lo oyese además del dueño de la habitación. Su corazón latía rápido, y por un momento pensó que no había nadie, pero finalmente se escucharon unos pasos acercándose y como el pestillo se abría.

- ¿Si?- dijo Lluvia abriendo la puerta despreocupada, pero en cuanto vio al pelirrojo su rostro cambio a uno serio- Ah, eres tú…-dijo con un tono un poco grosero. Iba vestida de manera simple, una camiseta ancha verde que dejaba ver una de las tiras de su sostén, unos pantalones cortos, calcetines caídos en los tobillos. Si pelo estaba recogido en una especie de moño improvisado que igualmente dejaba su rostro con cientos de mechones azules. Ella se apoyó en la puerta de manera despreocupada sin dejar de mirarlo, aunque su tono mostraba algo de molestia- ¿Qué quieres?

- Necesito hablar contigo
- dijo muy tranquilo, y a la vez nerviosos de que la chica le cerrase la puerta en las narices. Quien sabe, era Lluvia, la impredecible. Ella arqueo una ceja mostrando duda.

- ¿De qué?

- De…
- miro a los lados, y una de las cámaras los enfocaba. Quizás no hubiese nadie al otro lado, o quizás sí, pero esa sensación de que lo estuviesen grabando no le gustaba. Miro de nuevo a Lluvia, mientras sujetaba más fuerte la mochila- Me gustaría que fuese algo privado…-pronuncio mientras movía la cabeza ligeramente para que Lluvia viese la cámara.

- Kaji, de verdad, ¿Qué quieres coj…- no acabo la frase, pues el chico había abierto ligeramente su mochila y le mostraba su interior. Ella contemplo aquello un momento, deliberando si permitirle la entrada o darle una patada, pero finalmente se hizo a un lado para dejarle entrar. Kaji entro decidido, pero a la vez algo incómodo, pues aquella era la habitación de Lluvia y a la vez de Amor. La habitación era como la del resto, dos camas, los mismos muebles, un baño, etc., pero Kaji supo diferenciar sin problemas cual era la cama de Amor y cual la de Lluvia. Las sabanas eran negras ambas, pero sobre una cama posaba varios peluches y cojines, y por las paredes había colgadas algunas fotos de Amor. Amor de niña, con los que debían ser sus padres, Amor con Arturo, con Sauce, etc. También algunos dibujos infantiles, entre ellos uno que Kaji reconoció que era de su hermano pequeño, aquello lo enterneció un poco. El baúl delante de la cama de Amor estaba abierto, y en el cientos de tonterías, objetos de medicina y cosas rosas. El armario compartido estaba abierto, y aunque no hubiese una oleada de ropa, tampoco costaba diferenciar entre la de una chica y la otra. Amor colores rosas, blancos y pastel. Lluvia azules, negros y apagados. Y a diferencia de la cama de Amor, la de Lluvia no tenía absolutamente nada decorativo. Ni una foto, ni una pegatina ni nada. Su baúl estaba cerrado, y lo único que diferenciaba su cama a la de amor es que Lluvia en su estantería tenía varios libros. Kaji entro sin saber muy bien donde ponerse, así que simplemente espero de pie, mientras Lluvia cerraba la puerta, quedando ambos solos. Ella entro y se puso alado de su cama- ¿Qué quieres?

- Necesito tu ayuda
- dijo serio mientras sacaba una cosa de su mochila. El libro de Gea, blanco y negro, fue iluminado por la leve luz de la habitación. El libro no había sufrido ni un solo problemas mientras estuvo con Dino, ni una hoja doblada ni una mancha. Incluso parecía que estaba en mejores condiciones que cuando lo tenía Kaji- Necesito que descifres algunas cosas.

- No
- contesto seca y tajante, sin mostrar el menor interés por aquel libro.

- Por favor Lluvia. Eres la única que conozco que sepa leer antiguo- insistió Kaji, no iba a dejar pasar la oportunidad tan fácilmente.

- Que no, que paso… Además, ¿Qué gano yo con eso?- dijo ella mientras se apoyaba en la pared, justo enfrente de él.

- ¿Que quieres?

- Mmm…
-quedo un rato pensando, mirándolo de arriba abajo- Córtate el pelo a cero…- pronuncio con una sonrisa y su cara de malicia.

- Lluvia…-resoplo cansado. Kaji sería capaz de cortarse el pelo a cambio de su ayuda, pero estaba seguro que si lo hacía Lluvia de reiría de él y además no le ayudaría. Sabía que Lluvia era difícil de convencer, y la única forma de conseguirlo sería jugar sucio, y aunque a Kaji no le gustaba era la única salida- Cuando estábamos en el templo, dijiste que no le dijese a nadie que sabias leer antiguo, ¿no?- pronuncio serio, y no hizo falta decir nada más, Lluvia lo entendió a la primera.

- ¿No serás tan cabrón?-dijo indignada mientras no se creía que Kaji le estuviese chantajeando. Mantuvo la mirada a Kaji esperando su respuesta, pero lo único que hizo Kaji fue mover los hombros, dejando claro que si tenía que hacerlo lo haría. Lluvia miro a todos lados con la boca abierta, aun sin creérselo- No… si ya sabía yo que tenía que haberte dejado ahógate –dijo casi para sí misma. Resoplo cansada, pensando en las cosas que podía hacer, y ninguna le gusto- Esta bien… te ayudare con ese estúpido libro-cedió mientras Kaji mostraba una sonrisa satisfecho- Pero no te esperes que este todo el día leyendo, lo hare cuando me apetezca- pronuncio intentando guardar algo de orgullo.

- Bien… gracias- dijo Kaji intentando que ella se relajase un poco. Extendió el brazo donde estaba el libro- Toma, si puedes leerlo hoy, aunque sea un poco, me podrías decirlo mañana- manteniendo el libro en alto. Lluvia lo miro desconfiada durante un segundo, pero finamente volvió a resoplar y extendió la mano para cogerlo, pero lo que sucedió a continuación no podría haberlo predicho ninguno de los dos. Lluvia toco con sus pálidas manos el frío libro, y en apenas un segundo, este empezó a emitir una especia de humo del interior de sus páginas. Lluvia y Kaji quedaron congelados, mientras ambos sujetaban el libro, mientras este emitía pequeñas bolas de humo y parecía iluminarse levemente. De repente sus dedos se empezaron a congelar, como si el libro estuviese a varios grados bajo cero, y ambos lo soltaron. Cayo pesadamente al suelo, mientras una fina capa de escarcha que se había formado en su superficie se rompía. Le quedaron mirando, mientras dejaba de emitir una luz azulada, sin saber que decir, solo cuando paro de iluminarse, echar humos y las pequeñas capas de hielo desaparecían Lluvia fue capaz de hablar, aunque poco.

- ¿Qué demonios?- pronuncio sin atrever a recogerlo, mientras miraba las yemas de sus manos, rojas y mojadas. Kaji también estaba sin palabras, y tardo un poco en agacharse y coger el libro. Lo sujeto dudosos y con algo de miedo, pero cuando toco su portada no pasó nada.

- ¿Qué has hecho?- dijo mientras lo levantaba y algunas capas de escarcha caían al suelo.

- ¿Yo?- pregunto Lluvia sin creérselo- Yo no he hecho nada, es ese maldito libro tuyo. ¿Se puede saber de dónde demonios lo sacaste?

- Me lo regalo mi tío, pero nunca había pasado nada así- dijo aun sin creérselo. Paso su mano por la fría portada, apartando los últimos trocitos de hielo que había, y dándose cuenta de que algo había cambiado. La A del nombre Gea se había coloreado de un leve color azul, muy claro y suave. Con algo de miedo lo abrió, sin creerse lo que estaba pasando. El libro de su tío, aquel que llevaba años leyendo y se sabía lo que había casi en cada página, cada pequeño dibujo, cada definición había cambiado. No todo, un tercio de las paginas habían cambiado completamente, mostrando páginas de color amarillento y con algunos dibujos completamente nuevos. Y todo lleno de letras en antiguo. Kaji no pudo parar de mirar las páginas nuevas mientras las pasaba una a una observando todo. Lluvia lo miraba con duda enfrente de él, sin saber muy qué hacer. Kaji paso las paginas nuevas y miro a Lluvia, que no parecía fiarse de él- ¡Vuélvelo a coger!- dijo ansioso. Quizás si ella lo volvía a sostener se revelasen más páginas nuevas.

- ¡Ni de coña!-dijo alejándose un poco- Yo paso de tocas eso, que puede que lance rayos o dios sabe que- dijo enfadada.

- Esto es increíble- pronuncio con una sonrisa volviendo a mirar las paginas, que aunque no las entendía le fascinaba. Miro de nuevo a Lluvia con una sonrisa- Ahora sí que necesitare tu ayuda…



Dangara Mensaje Sab Ene 26, 2013 1:38 am
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 17 Jun 2012
Mensajes: 244

Edad: 26
0
Título del mensaje:
Buenisimoooo!! x3 y bastante pronto, gracias por continuarlo nw<

(Ciertamente me pierdo en cuanto a lo actualizado, por ejemplo hace rato vi que habian muchas "hojas naranjas" en la seccion de fanarts, hise click a una, cerre paguinas por k me lo pidieron y cuando volvi abrir ya no se veia ninguna actializacion (como si ya lo hubiera leido todo), y eso antes no pasaba xP )
Saludos n_n




xXnaloviXx Mensaje Sab Ene 26, 2013 9:47 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
jajajaja parece que Kaji es mas astuto de lo que ccreia XD esperare con ansias los proximos caps ahora que estan los dos en la investigacion hay en plan secreto quien sabe....(Kukukukukukukuku)




Sayara Mensaje Jue Ene 31, 2013 9:48 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

spain.gif
Desde: 07 Jun 2008
Mensajes: 139
Sexo: Sexo:Femenino
Edad: 27
0
Título del mensaje:
Hola a todos Sonrisa

Traigo el capitulo un poco antes ya que mañana me voy de viaje y hasta el domingo, asi que aqui esta Sonrisa

Es un poco más corto que de costumbra, ya que suelo utilizar los viernes para escribir un poco más jaja, pero creo que en cuanto contenido esta bien.



Capitulo 28: La Luz, la Oscuridad y el Equilibrio




Con el tiempo Kaji entendía cada vez más lo estresante que era vivir en aquel lugar, y aunque se lo tomase con calma, había momentos que le daba ganas de meter patadas a las paredes. Se empezaba a dar cuenta que aquello era como estar en una cárcel, comías y tenías tu tiempo libre pero nunca lo eras del todo, aunque solía arrepentirse de esos pensamientos. 5 Elementos no estaba en uno de sus mejores momentos en cuanto a miembros, y además de estar alimentándolo y entrenándolo, también cuidaban a su hermano pequeño Chips, por lo que daba gracias. También agradecía las pequeñas misiones que hacían al exterior, nunca de más de un dio pero era un suspiro en la monotonía de la semana poder respirar el aire frio de las cavernas. Casi todas las misiones eran para comprar suministros y cosas por el estilo. La comida empezaba a ser un problema ya que aunque aún quedaba dinero, alimentar a casi veinte personas no salía barato y además de eso tenían que comprar grandes cantidades y eso llamaba mucho la atención. La sociedad aquella estaba acostumbrada a comprar pequeñas cantidades, pensando que si necesitaban algo siempre estaría el supermercado en la calle para comprar lo que necesitasen. Cuando iban a comprar solía acompañarlos Lambda o Rube, que hacían el papel de madre o hermana mayor en público, pues unos adolescentes comprando comida para alimentar un ejército era extraño. Pero por el momento solo iban cada dos semanas o así.

Los entrenamientos estaban dando sus frutos, y ahora Amor incluso sería capaz de enfrentarse a algún soldado, puede que no ganara, pero por lo menos lucharía. Generalmente el resto iba muy bien, incluso de vez en cuando Dino mandaba luchar alguno contra Lluvia, si se dignaba a aparecer por allí, y aunque siempre acababa siendo victoria de la chica ya no eran aquellas palizas de antaño donde los chicos ni podían hacerle frente. Algo era algo. En cuanto a Lluvia, bueno, ahora Kaji pasaba más tiempo con ella, aunque sin duda a la joven no le agradaba. Solo una hora cada tantos días, cuando habían conseguido darle esquinazo a Sôkar y entretener a Amor para que dejase el cuarto de las chicas libre. Sin duda si alguien estaba mirando constantemente las cámaras y veía esos momentos en los que Kaji se infiltraba en la habitación de Lluvia sin que nadie lo supiese, de seguro que pensaba mal, y con razón. Pero aquellos encuentros no eran más que para hablar sobre el libro de Gea, que había supuesto para los dos un misterio que no les dejaba dormir o por lo menos a Kaji. Las nuevas páginas estaban en antiguo y solo Lluvia sabía descifrarlas, y a cambio de su colaboración Kaji tenía que renunciar a su postre en las comidas. Al principio, como Lluvia no quería saber nada Kaji busco algún trato, un trueque por así decirlo. La primera negociación fue un postre por cala letra, pero Kaji supo usar su don de lenguas para subirlo a un postre por cada párrafo, que era algo bastante mejor. Aunque echaba de menos los postres, sobre todo cuando veía a Lluvia comer los tiramisús con cara de superioridad. Así quedo el trato, Kaji le llevaba el libro y ella traducía delante de él un párrafo, incluso a veces estaba de buenas y traducía dos, nunca tres, su bondad tenía un límite. Mientras ella dictaba, lo hacía lentamente pues le costaba un poco comprenderlo, Kaji iba escribiendo en un papel todas y cada una de sus palabras, incluso tiene tachado más de un insulto que Lluvia le había soltado y él copiara pensado que era parte del texto. Pero a lo que ambos coincidían era que aquello era una locura. Pasó casi un mes, y tras el sacrificio de más de medio centenar de postres, y algún que otro pastelillo del desayuno, por fin estaba a punto de acabar de traducir todo.

Kaji dejo a Zap entretenido con un juego mientras que él llevaba la mochila donde guardaba el libro y las hojas en las que había traducido toda la historia hasta el momento. Salió al pasillo y casi le sale el corazón del pecho cuando Amor le toco levemente el hombro. La joven lo miro dudosa pero con una sonrisa, sin comprender muy bien como uno de los chicos más fuertes se podía asustar por ella. Kaji intento disimular, y le pregunto a donde se dirigía. Amor llevaba en los brazos casi una docena de libros, que aunque eran pequeños debían pesar un poco. La joven le contesto que iría a la biblioteca a estudiar una nueva lección que le había mandado Matarratas, seguramente para librarse un poco de ella, y cuando Kaji le preguntó si Arturo le haría compañía la joven se puso roja y se fue medio tartamudeando y sin saber dónde meterse y que decir. Kaji simplemente sonrió mientras la joven desaparecía por las escaleras que daban al piso superior. Espero un rato quieto, por si la joven decidía volver a por algo que se le olvidara, pero no fue así. Con cuidado se encamino hacia el pasillo de la habitación de Lluvia, deseando que no apareciese nadie, pues no podría tener excusa. Aquel pasillo no tenía salida, así que o ibas a una habitación o nada, y en aquel sitio no estaba ni la de Arturo y Sauce ni la de Chip y Gafas, así que no podría decir una excusa convincente. Petó levemente a la puerta, dos golpes secos y tres rápidos, y al poco Lluvia le abrió.

- Llegas tarde imbécil- pronuncio la joven sin muchas ganas dejándole pasar. Kaji entro rápido para que nadie lo viese. Ahora ya nadie podría pillarlos nadie, ni Sôkar entrarían en aquel cuarto de golpe y sobresaltándolos, únicamente Amor podía hacerlo pero solía pasarse más de dos horas en la biblioteca cuando iba. Kaji entro con más confianza que la primera vez en aquel cuarto y se sentó en la cama de Amor mientras abría la mochila.

- Lo sé, acabo de ver a Amor y preferí esperas a que pasase un tiempo- dijo mientras quitaba el libro. Entre sus páginas estaban dobladas las hojas con las traducciones. Eran menos de las que esperaba, pues el libro estaba lleno de dibujos y letras que ni Lluvia entendía su significado. Eran dibujos hechos a tinta, con gruesas líneas y símbolos mal hechos, no era de extrañar que Lluvia no les encontrase sentido. Las letras también estaban escritas a trazos muy gordos, como si hubiesen utilizado un pincel para ello. La joven se sentó en su cama, con las piernas cruzadas sobre ella y con gesto de aburrimiento. Tenía las puntas del cabello aun mojadas, seguramente se había duchado hace poco. Kaji le paso el libro que ya no volvió a hacer reacción al tacto de la joven- A ver si hoy lo acabamos- pronuncio con esperanza.

- Aún quedan tres párrafos, no has pagado suficientes postres aun- dijo con cara de pocos amigos mientras sujetaba el libro y lo abría por la página en la que habían quedado. Aun le quedaban dos hojas, pero bien extensas y sin dibujos. El antiguo era diferente a la escritura moderna, con apena tres símbolos podias crear toda una frase, con diez un refrán con sentido, y con treinta un cuento que te hacia llorar. Por eso Lluvia no había cedido a más de traducir un párrafo por postre, pues leer uno era casi como traducir dos páginas, y contando que devana casi cada semana eran un total de catorce casi. Kaji la miro a los ojos, pidiéndole que acabase hoy, tenía que acabar con aquello cuanto antes- Esta bien… pero quiero el postre de toda la semana.

- Este bien…
-dijo Kaji cansado, mientras sujetaba un bolígrafo para empezar a apuntar. Sabia como era Lluvia, así que lo mejor era dejarla a su aire, podría sobrevivir sin postre siete días más. Lluvia empezó a narrar lentamente, pensando las palabras antes de decirlas. Era difícil, pues a veces cuando acababa de traducir una línea, la frase cambiaba por completo y Kaji debía volver a escribirla. Y así estaban casi todas las hojas, llenas de tachones y algo arrugadas. Pero aquella vez fue algo diferente, tardaron bastante más que de costumbre, y según Lluvia leía Kaji maldecía para sus adentros que el libro no estuviese en su idioma y pudiese leérselo de corrido, pero aun así agradecía a Lluvia su esfuerzo. Kaji se sentía fascinado por lo que la joven narraba, y deseaba que continuase, pero de golpe paro, y quedaron sin silencio. Kaji la miro mientras que su boli amenazaba el papel- ¿Que más?- dijo ansioso.

- No hay más- dijo Lluvia, tenía un poco de cara de mosqueo y no paraba de mirar la página. Paso a la siguiente pero esta ya era una de las paginas nuevas y pertenecientes al atlas y no tenía que ver en nada con lo anterior.

- ¿Cómo qué no?- dijo Kaji sin creérselo mientras se levantaba para comprobar que efectivamente ya no había más antiguo por descifrar. A Lluvia pareció molestarle un poco que él no la creyese, y le paso el libro. El pasó las paginas una y otra vez algo nervioso, y por desgracia aquello solo afirmaba lo que ya sabía, que no había más- No puede ser, ¿Cómo acaba así?

- Un escritor vago
- dijo Lluvia mientras se estiraba un poco en su cama para coger un baso en su mesilla y beber. Ella desde el principio no lo gusto la historia que se relató en aquel libro, pero a Kaji le había enganchado y fascinado.

- Lo dudo… nadie se molestaría en escribir todo eso para dejarlo a la mitad- pronuncio sentándose de nuevo en la cama de Amor. A su lado las hojas se esparcían un poco, y Kaji las cogió con la mano mirándolas y recolocándolas- Puede que si volvemos a leer todo saquemos algo en limpio…-soltó mientras Lluvia chasqueaba la lengua en señal de que no le agradaba nada, pero que escucharía.




La tierra es débil y fuerte. La tierra lo es todo para muchos y la nada para otros. Es ambos lados de una moneda y a la vez el canto. Por eso estaba destinada a un fin como este.


Hace mucho tiempo, más atrás de que el hombre tomase conciencia de sí, mucho antes de que poblase la tierra e incluso antes de que esta existiese, la Tierra no existía, ni los planetas con sus astros, solo la Nada. Un mundo sin mundo, donde la Nada lo era todo y a la vez no. Existía, pero si existía ya era algo, así que no podía ser nada. Era un mundo diferente. La Nada llegaba más de a donde un millón de hombres pudiesen ver, llegar o incluso imaginar, y llenaba todo con un silencio que a la vez no existía. Pero la Nada era caprichosa a la vez que sabía y se sentía sola. Deseaba que hubiese algo con lo que poder entretenerse en un lugar donde tampoco existía el tiempo. Quiso crear algo nuevo, más no pudo pues no había nada con que hacerlo. Pero finalmente en su desesperación creo algo de ella misma, creo algo de la nada. La Nada creo la Luz y la Oscuridad, lo totalmente opuesto para amar a ambos sin diferencias. Pero la Nada no veía a la Luz como algo bueno, ni a la Oscuridad como algo malo, si no como cosas simplemente opuestas. La Luz y la Oscuridad fueron creciendo creando cosas opuestas por donde pasaban. El sol y la luna, la claridad y la sombra, etc. La Nada se sentía orgullosa de los dos seres que creara, pero a la vez que estos crecían y llenaban el vacío con sus opuestos, la Nada empezó a desaparecer. Antes de que Luz y Oscuridad llenasen todo lo que existía, Nada pudo comprobar el peligro que había creado su creación, pues los opuesto había creado tanto las cosas más hermosas como las más horribles. La paz y la guerra, la felicidad y el dolor, el amor y el odio que sentía la Nada hacia sus creaciones y hacia ella misma. Finalmente, antes de desaparecer destruida por sus hijas, decidió sacrificarse para que no todo tuviese un contrario, si no que tuviesen un intermedio. Así nació el Equilibrio, todo lo que no está de un lado a otro. La Nada desapareció dejando a la Luz, al Equilibrio y a la Oscuridad en un universo que ellas crearon. Junto al Equilibrio nació todo aquello que no tenía contrario, como el tiempo, las formas, o los olores. Así continuaron los siglos, en continuas guerras la Luz contra la Oscuridad, y el Equilibrio en medio intentando detener esa lucha interminable e indestructible. Sin que ni siquiera se diesen cuenta, de los restos de esa contantes batallas se crearon las estrellas y los planetas, y con ellos la Tierra. La joven Tierra creció y su faz se llenó de vida, mientras que las tres madres que le dieron la vida se olvidaron de ella.

La Tierra creo vida, y con ella nacieron los humanos, seres nacidos del equilibrio, pues no tenían opuestos. Seres extraordinarios que sobrevivieron a la continua lucha entre Luz y Oscuridad que había quedado en la tierra, y no solo eso, si no que aprendieron a domar a los elementos opuestos y hacerlos suyos. Dominaron el fuego y al agua, al aire y a la tierra, a la luz y la oscuridad. Los elementales se hicieron con el poder de la Tierra durante miles de años siendo los más poderosos de muchos planetas. El Equilibrio había dominado a la luz y la oscuridad. Pero por el universo seguían luchando sus madres, Luz y Oscuridad, intentando dominar con su poder los planetas. Ningún planeta sobrevivió a su mano, ni los reinados solo por Luz ni los reinados solo por Oscuridad. El Equilibrio seguía intentando que la guerra parase, por lo que no quería dominar planeta alguno. Finalmente solo quedo un planta con vida y era la Tierra. La Luz y la Oscuridad supieron que aquella seria su última oportunidad de demostrase quien era la más poderosa y ambas descendieron a la tierra para luchar su última batalla. El Equilibrio no tuvo más que seguirlas y ayudar a sus hijos, los elementales, a que no peleasen. Luz, Oscuridad y Orden descendieron a la tierra y tomaron la forma de dioses, para gobernarla sobre todos los seres que allí hubiese. La tierra se envolvió en años difíciles, donde estaban divididos entre los que apoyaban a Ilios, el dios de la luz que deseaba eliminar todo aquello que no fuese como ella. Selíni, el dios de la oscuridad, quien deseaba eliminar a todo lo perfecto y que el mal nombre que recibía fuese eliminado. Y Isorropías, el Equilibrio, quien propago la palabra de que ambos lados debían coexistir. El día final se acercaba y las peleas entre los elementales y sus creencias crecían cada vez más. Muchos fueron los inocentes que perdieron la vida en ríos de sangre. Los dioses hartos de una guerra sin fin planearon la última batalla, la cual decidiría el destino de los elementales…



Kaji dejo de leer las hojas llenas de tinta, sin comprender como podía acabar así, sin explicar el final. Maldijo por la bajo, había pasado días leyendo una y otra vez sin aquellas líneas, esperando que el final fuera complaciente, pero no fue así. La historia no tenía sentido sin final.

- Pues nada, un mes perdido en esta tontería- protestó Lluvia quien llevaba rato cayada oyendo de nuevo la historia.

- No, esto no puede acabar así…- contesto mirando sin parar las páginas- Tiene que haber algo que.

- ¡No hay nada!
- grito Lluvia algo cansada- Eso no es más que un libro de seguramente un pringado que no tenía nada que hacer. Antes también había gente idiota que se gastaría el tiempo así.

- Lo dudo
- contesto Kaji serio y aguantando el tono de Lluvia- Si fuera una simple historia, ¿Por qué estaba oculta hasta que tú la tocaste? No tiene sentido matarse a hacer algo así por una simple historia.

- Puede que el tío no quisiese que nadie más la leyese hasta que estuviese acabada. Y que reaccionase conmigo
- chasqueo la lengua- ¡yo que se!, puede que fuese un elemental de agua y reaccionase simplemente- pronuncio la peli azul buscando alguna respuesta coherente- No es más que una historia de ficción.

- Pues yo creo que es más… creo que es la verdadera historia de lo que paso hace miles de años, el porque de que los elementales se encuentren bajo tierra
- pronuncio Kaji mientras sujetaba el libro de portada blanca y negra, con la letra A en azul.

- Eso es una tontería. Ya sabemos que los elementales se refugiaron bajo tierra por la continuas luchas de poder entre ellos, que arrasaron con todo- contesto Lluvia bebiendo un poco más de agua.

- ¿Y acaso eso no concuerda un poco con la historia?- sonrió Kaji elevando una ceja y mirando a Lluvia, quien puso cara de pocos amigos- Además, la teoría esa nos la dio el gobierno, y además es inconcreta, ¿Tú te fías del gobierno?

- ¡Ni loca!

- Pues eso
- Kaji sonrió mientras guardaba los montones de papeles en su mochila- Aquí hay más escrito, estoy seguro- miro a Lluvia, quien chasqueo la lengua y desvió la mirada- Solo hay que saber cómo volverlo a activar y que nos revele más…



Dangara Mensaje Jue Ene 31, 2013 10:14 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 17 Jun 2012
Mensajes: 244

Edad: 26
0
Título del mensaje:
Woo, cuan aplicada eres x3 (ya quisiera yo poder =w= ), muchas gracias n_n a leer!




francisco44 Mensaje Dom Feb 03, 2013 4:16 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Ninja novato
Ninja novato

Desde: 28 Sep 2012
Mensajes: 134

Edad: 24
38.5
Título del mensaje:
Pensaba escribir el jueves el comentario para el capítulo 27, pero como adelantaste el nuevo, aprovecharé de comentar para los dos ahora e.e

Mi nota continúa siendo 8 debido a que las fallas que expliqué en mi mensaje anterior, siguen estando presentes en ambos capítulos (aunque en menor medida en el 28 ).

El 27 nos reveló interesantes detalles sobre la verdadera función de "Colmillo de León", por lo que ahora sabemos el motivo por el que la pobre Flama terminó con los SS (ojalá la rescaten).
Espero que nos digas pronto lo que vieron Sôkar, Mat y Zap en el templo, y que información está ocultando Mat al chico de sombra.

Sobre la mini-historia que hiciste de la Luz, la Oscuridad y el Equilibrio, quiero decirte que te quedó muy bien (aunque tuve que leerla dos veces para entenderla en su totalidad xD), por lo que espero que Kaji y Lluvia logren averiguar cómo activar nuevamente el libro y que les revele el resto del relato.

¡Sigue así!


xXnaloviXx Mensaje Mar Feb 12, 2013 4:24 pm
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Responder citando
Súper Ninja
Súper Ninja

Desde: 03 Jun 2011
Mensajes: 268

Edad: 23
0
Título del mensaje:
Me ha gustado cortito pero con trama Sonrisa espero que subas ya el 29




Publicar Nuevo Topic Responder al Topic 
Mostrar mensajes anteriores:   
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas